miércoles, 23 enero 2019, 04:58
Martes, 18 Diciembre 2018 08:57

El turismo pone en peligro de extinción a las aves antárticas

Escrito por  Rusia Today
Valora este artículo
(0 votos)

El auge del turismo y la proliferación de las expediciones científicas en la Antártida exponen a las aves a enfermedades humanas para las que no tienen defensas.

Las poblaciones de aves del Antártico podrían experimetnar una drástica disminución o incluso desaparecer como consecuencia del contacto con los humanos y las enfermedades que estos transmiten, informó la semana pasada la revista Science. Hasta hace poco las aves de las islas más remotas del continente antártico prácticamente no tenían contacto con el hombre, pero esto ha cambiado con el incremento de las expediciones científicas y el creciente número de turistas que visitan la Antártida.


Un grupo de investigadores recolectaron entre 2008 y 2011 excrementos de 666 aves adultas de 24 especies en cuatro puntos del Antártico: en la isla Livingston (frente a la península Antártica), en la isla Marion, la isla de Gough y las Malvinas, que se encuentran en las rutas migratorias de muchas aves marinas.


Para evitar la contaminación de las muestras, los científicos extrajeron los excrementos de las propias aves con la ayuda de los hisopos estériles.


Los científicos aislaron e identificaron de las muestras fecales a las especies bacterianas y las compararon con cepas de humanos y animales domésticos. Durante el análisis hallaron que el ADN de 'Campylobacter jejuni', que causa intoxicación alimentaria, pertenecía a cepas muy similares en todos los organismos mencionados, lo que significa que los humanos pudieron transmitir sus bacterias a las aves marinas locales. También encontraron una forma de bacteria gastrointestinal llamada 'Campylobacter lari' que era resistente a algunos antibióticos que se usan en medicina humana y veterinaria.


Los científicos afirman que es difícil predecir qué especies resultarán afectadas por la propagación de estos microbios. A pesar de que habitualmente se considera que los ambientes polares son demasiado fríos para que las enfermedades se transmitan, los autores del estudio obtuvieron pruebas claras de que las bacterias pueden propagarse ampliamente en la Antártida. Las bacterias patógenas podrían tener consecuencias "devastadoras" para las colonias de aves antárticas, puesto que esta es la primera vez que la mayoría de estos pájaros se han visto expuestos a este tipo de cepas.

 

Visto 296 veces

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar