jueves, 25 abril 2019, 08:08
Viernes, 14 Diciembre 2018 07:07

El clan Bolsonaro contra la prensa por acusaciones de corrupción

Escrito por  ANSA
Valora este artículo
(0 votos)

La publicación de nuevas informaciones sobre un supuesto esquema de dinero dudoso hizo que Flavio Bolsonaro, hijo del presidente electo, saliera al ruedo para desmentir las acusaciones de la oposición y atacar a la prensa por lo que considera una campaña para desprestigiarlo.


    Este jueves se cumplió una semana desde que se destapó el "Bolsogate", mote dado a una red de pagos dudosos en el que participaron la esposa y el hijo de Jair Bolsonaro, y un expolicía amigo que trabaja para la familia.

    El policía retirado y exmilitar Fabricio Carlos Queiroz recibió y retiró altas sumas de parte de nueve funcionarios que trabajan en el despacho del diputado Flavio Bolsonaro, en la Legislatura de Río de Janeiro.

    Los investigadores de la causa Lava Jato registraron ese comportamiento de Queiroz en el contexto de una estafa millonaria por la que fueron presos diez diputados en Río de Janeiro.

    Ni el legislador estadual Bolsonaro ni Queiroz están imputados.

    Pero esta circunstancia no evitó que la prensa y la opinión pública, harta de corrupción, estén con la lupa en movimientos de dinero llamativos.

    El caso hizo que el próximo presidente Bolsonaro apareciera en vivo en las redes sociales en la noche del miércoles para pedir disculpas. El escándalo y sus derivaciones "nos duele en el corazón porque lo que nosotros tenemos como (bandera) más firme es el combate a la corrupción, pase lo que pase vamos combatir la corrupción (...) paguemos el costo de este error", dijo Bolsonaro padre.

    Como ocurre casi a diario la prensa destapa nuevos elementos del rompecabezas sobre manejos llamativos.

    La última pieza se conoció en la noche del miércoles cuando el telediario Jornal Nacional, con el primer lugar en el rating, informó que el diputado carioca Bolsonaro le pagó el salario a un empleado que estuvo 248 días en Portugal.

    En este caso el beneficiado con dinero público sin trabajar fue el teniente de la Policía Militarizada Wellington Servulo Romano da Silva. Para el Partido Socialismo y Libertad, de izquierda, existen "indicios" para sospechar que la familia Bolsonaro montó un "esquema" ilegal de recaudación de fondos en el cual los asesores fueron obligados a participar.

    Hoy Flavio Bolsonaro volvió a formular declaraciones como ya lo hizo en varias ocasiones para despegarse de un caso que lo tiene en el centro del tablado.

    "No hice nada errado soy el más interesado en que todo se aclare pero no puedo pronunciarme sobre algo que no sé que es, porque envuelve a mi exasesor (Queiroz)".

    El diputado estadual que fue electo senador nacional en los comicios de octubre aseguró no saber cuál es el paradero de Queiroz, con quien al parecer tuvo una relación muy cercana.

    El asesor Queiroz fue compañero de armas de Jair Bolsonaro cuando ambos eran miembros del Ejército y una de sus hijas trabajó en la oficina del futuro presidente.

    Con todo ni el futuro presidente ni su hijo, el futuro senador, pudieron comunicarse con Queiroz que sigue llamativamente inhallable.

    Flavio Bolsonaro considera que detrás de la curiosidad de la prensa se esconde una campaña artera.

    Afirmó que "los medios están haciendo una fuerza descomunal para deconstruir mi reputación y así intentar alcanzar a Jair Bolsonaro". 

Visto 317 veces

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar