jueves, 18 abril 2019, 17:16
Lunes, 10 Diciembre 2018 23:41

EE.UU. y el tratamiento deshonesto de los derechos humanos en Cuba

Escrito por  Prensa Latina
Valora este artículo
(0 votos)

Estados Unidos vuelve a emplear hoy el tema de los derechos humanos para atacar al Gobierno cubano, mientras en la isla se resaltan los logros obtenidos por la Revolución durante casi seis décadas en esta materia.

Las cuentas en Twitter del Departamento de Estado y de la subsecretaria de esa agencia para Asuntos del Hemisferio Occidental, Kimberly Breier, publicaron mensajes este lunes en los que dijeron pensar en el pueblo de la nación caribeña con motivo de conmemorarse el Día de los Derechos Humanos.

Mediante esos tuits, se refirieron a presuntas violaciones de esos principios en el país vecino y afirmaron estar comprometidos con sus habitantes, pero no hicieron ninguna referencia al bloqueo impuesto por Estados Unidos a Cuba hace más de 55 años.

Ese cerco económico, comercial y financiero, que el pasado 1 de noviembre volvió a recibir la condena de casi la totalidad de la comunidad internacional, es denunciado por la mayor de las Antillas como la principal violación de los derechos humanos de su pueblo.

También este lunes el Departamento de Estado difundió una carta firmada por el titular de esa entidad, Mike Pompeo, y dirigida al ministro de Relaciones Exteriores de la isla, Bruno Rodríguez, en la cual se aborda el tema de supuestos prisioneros políticos en la nación vecina.

Esa misma cuestión fue la empleada el pasado 16 de octubre como justificación para arremeter contra el país antillano durante un evento organizado por la misión estadounidense ante la ONU en la sala del Consejo Económico y Social del organismo multilateral.

Bajo ese argumento, los participantes en la acción repitieron los pronunciamientos frecuentemente empleados por Washington para tratar de justificar el bloqueo, y en un fuerte acto de respuesta, diplomáticos cubanos remarcaron los daños de ese cerco.

El Gobierno norteamericano actúa de manera deshonesta cuando expresa su preocupación por los derechos humanos en Cuba o en cualquier lugar, consideró este lunes en Twitter el director general de Estados Unidos en la Cancillería cubana, Carlos Fernández de Cossío.

Agregó que el historial estadounidense de abusos sistemáticos contra su propia población y la de otros países, y su complicidad con regímenes dictatoriales que cometieron crímenes atroces, descalifican su autoridad moral.

De acuerdo con el diplomático cubano, la mencionada carta del Departamento de Estado y el manejo público del tema son actos de propaganda.

Tales acciones, señaló, acompañan la falta de voluntad de sentarse frente a Cuba con seriedad y compromiso en diálogo bilateral entre iguales a deliberar sobre derechos humanos y para avanzar con sinceridad hacia la cooperación constructiva.

Fernández de Cossío apuntó que contrario a Estados Unidos, Cuba es un país donde se respetan los derechos humanos. 'Gobierno y sociedad se movilizan en función promover y garantizar el marco legal, políticas públicas y disfrute efectivo de derechos ciudadanos, libre de explotación, marginalización, discriminación y violencia'.

Opiniones similares manifestó en el servicio de microblogging Johana Tablada, subdirectora general de Estados Unidos en la Cancillería cubana, quien subrayó que a Washington poco le interesan los derechos humanos de los habitantes de la isla.

Si así fuera levantarían el bloqueo, reiniciarían el otorgamiento de visados a los cubanos que desean visitar a sus familiares en Estados Unidos, permitirían los intercambios y viajes de profesionales, levantarían las prohibiciones para los estadounidenses y mucho más, sostuvo.

El Secretario de Estado se equivoca al utilizar el Día de los Derechos Humanos para intentar justificar la política contra Cuba, la tasa de prisioneros de Estados Unidos es la más alta del mundo con más de dos millones de personas encarceladas en centros que también son un gran negocio privado, agregó la funcionaria.

Incluida la actual, las administraciones norteamericanas han rechazado decididamente el concepto de que los derechos económicos y sociales son derechos humanos plenos.

Pero la negación no elimina la responsabilidad, ni tampoco anula las obligaciones, manifestó en un informe a finales de 2017 Philip Alston, relator especial de Naciones Unidas, sobre una visita que realizó a territorio norteamericano durante dos semanas.

Dicho texto plantea que la normativa internacional de los derechos mencionados reconoce el de la educación, la atención médica, y la protección social a quienes la necesiten, así como un estándar de vida adecuado.

En la práctica, señaló el reporte, Estados Unidos es el único país desarrollado en insistir que si bien los derechos humanos son de importancia fundamental, no incluyen los que protegen contra morir de hambre, por falta de acceso a atención médica asequible o crecer en un contexto de indigencia total.

Mientras tanto, en la isla acusada por Washington se resaltó este lunes que Cuba invirtió en 2018 casi 10 mil 400 millones de pesos en la salud y ocho mil millones en el sector educacional.

Durante una actividad realizada en el Instituto Cubano de Amistad con los Pueblos, se destacó, asimismo, que este año se materializó el cumplimiento de los 44 instrumentos universales firmados y ratificados por la nación caribeña.

Visto 270 veces

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar