lunes, 17 diciembre 2018, 13:06
Miércoles, 05 Diciembre 2018 13:19

Cuba no generó situación actual de Más Médicos, advierte Cancillería (+ Video)

Escrito por  Prensa Latina
Valora este artículo
(2 votos)

La Cancillería de Cuba advirtió hoy que la isla no es responsable por la situación actual del programa Más Médicos de Brasil, marcada por el fin de la participación de los galenos de la mayor de las Antillas en esa iniciativa.

'Primeramente, quiero reiterar que Cuba no generó la situación actual. La decisión tomada por nuestro país de no continuar participando en el programa Mas Médicos fue una decisión dolorosa pero necesaria, en tanto es una responsabilidad y una prioridad para Cuba garantizar la integridad física y la seguridad de sus colaboradores', precisó la funcionaria Yaira Jiménez.


De acuerdo con la directora de Comunicación e Imagen del Ministerio de Relaciones Exteriores (Minrex), la postura de La Habana responde al contexto imperante en Brasil, caracterizado por la incertidumbre y la dudosa profesionalidad del Gobierno electo.


La actitud irresponsable y la manipulación política de este tema fomentada por el presidente electo, Jair Bolsonaro, obligó a tomar una decisión que seguramente tendrá implicaciones para millones de familias brasileñas, sobre todo para esas familias de bajos ingresos, que viven en las zonas más pobres, apartadas geográficamente, en las comunidades con menos recursos, dijo en un canal de Youtube activado por el Minrex.


Jiménez expresó a nombre del Gobierno cubano solidaridad con las personas afectadas.


'La situación actual, bajo la cual se han creado circunstancias lamentables que hacen imposible la continuidad de la cooperación cubana en Brasil, es responsabilidad exclusiva del gobierno brasileño que asumirá funciones el próximo 1 de enero', insistió.


El 14 de noviembre, el Ministerio de Salud Pública de Cuba anunció la decisión de no seguir participando en Más Médicos, ante condicionamientos y amenazas de Bolsonaro, quien adelantó su intención de obligar a los galenos a la reválida del título y a la contratación individual, ignorando los acuerdos alcanzados.


A partir de manipulaciones mediáticas sobre lo ocurrido, la Cancillería activó el canal de vocería en Youtube, en el cual Jiménez afirmó la semana pasada que la colaboración cubana no responde a fines de lucro, ni al objetivo de imponer condicionamientos políticos.


Se trata de una cooperación basada en la solidaridad y el beneficio mutuo, marcada por el respeto irrestricto a la soberanía, la cultura, las leyes, la religión y la autodeterminación de los Estados, y no se utiliza como un instrumento político de injerencia, subrayó.


En los cinco años de Más Médicos, casi 20 mil galenos de la mayor de las Antillas atendieron a 113 millones de brasileños en zonas pobres e intrincadas, como las favelas y la Amazonía, lugares donde muchos de sus habitantes no habían recibido con anterioridad atención primaria.


Declaraciones de Yaira Jiménez Roig, Directora de Comunicación e Imagen del Ministerio de Relaciones Exteriores de Cuba a propósito de la decisión de Cuba de no continuar participando en el programa “Más Médicos” para Brasil.


Buenos días.


Un saludo a los que están conectados a través del canal de Youtube del Ministerio de Relaciones Exteriores de Cuba para tener información actualizada sobre la decisión de nuestro país de no continuar participando en el programa “Más Médicos”, así como para obtener detalles sobre el regreso a Cuba de los profesionales de la salud que laboraban en Brasil o que aún se encuentran en esa nación.


Como en emisiones anteriores, reitero que esta transmisión sale en vivo en español, y una vez concluya podrán contar con las versiones en portugués e inglés.


Primeramente, quiero reiterar que Cuba no generó la situación actual. La decisión tomada por nuestro país de no continuar participando en el programa “Mas Médicos” fue una decisión dolorosa pero necesaria, en tanto es una responsabilidad y una prioridad para Cuba garantizar la integridad física y la seguridad de sus colaboradores, en cualquier lugar donde se encuentren, tema éste de vital importancia en un contexto como el actual en Brasil, marcado por la incertidumbre y por la dudosa profesionalidad del gobierno electo.


La actitud irresponsable y la manipulación política de este tema fomentada por el presidente electo de Brasil Jair Bolsonaro obligó a Cuba a tomar una decisión que seguramente tendrá implicaciones para millones de familias brasileñas, sobre todo para esas familias de bajos ingresos, que viven en las zonas más pobres, apartadas geográficamente, en las comunidades con menos recursos, esos que no sale en los titulares de los grandes medios de comunicación y que pocas veces son tomados en cuenta cuando de intereses políticos se trata.


A esas familias y a ese pueblo brasileño expresamos toda nuestra solidaridad.


Insisto, además, que la situación actual, bajo la cual se han creado circunstancias lamentables que hacen imposible la continuidad de la cooperación cubana en Brasil, es responsabilidad exclusiva del gobierno brasileño que asumirá funciones el próximo 1º de enero.


Deseo informar que desde que se inició el regreso de los colaboradores cubanos el pasado 22 de noviembre, ya se encuentran en Cuba más de 4 mil, los cuales han arribado en un total de 20 vuelos, procedentes de Brasilia, Sao Paulo, Manaos y Salvador de Bahía. La planificación de los vuelos se ha desarrollado según lo previsto, y sin inconvenientes.


Como hemos dicho, este es un regreso rápido y ordenado, y antes de finales de año los colaboradores cubanos estarán de regreso en el país.

Los profesionales cubanos de la salud están regresando orgullosos de la labor realizada, agradecidos con el pueblo brasileño por las experiencias compartidas y las muestras de cariño con las que los han despedido, así como con el respeto y admiración de los colegas brasileños con los cuales compartieron, lo cual dice mucho de la labor desempeñada por nuestros profesionales. Han arribado al país también con preocupación por ese pueblo y por los pacientes que quedarán sin sus servicios.


Los colaboradores cubanos que están regresando de Brasil se reincorporarán al sistema de salud pública, en condiciones similares a las que tenían antes de partir, y con su trabajo en todas las provincias del país contribuirán a resolver desde las comunidades los problemas sanitarios, garantizar la estabilidad epidemiológica, y seguir consolidando indicadores de salud con eficiencia en los recursos.


De hecho, en provincias como Santiago de Cuba, un número importante de los primeros que arribaron ya prestan servicios al pueblo en sus consultorios.


Como otros profesionales de nuestro país, si lo desean, podrán cumplir misión médica en otros lugares del mundo.


Como se trasladó en la emisión anterior, a este grupo de profesionales que está regresando al país se le estará también proponiendo el estudio de idiomas y de una nueva especialidad.


Responderemos ahora a algunas de las interrogantes que hemos recibido a través del buzón Esta dirección de correo electrónico está protegida contra robots de spam. Necesita activar JavaScript para poder verla (link sends e-mail), un correo electrónico que hemos puesto a disposición de los medios de comunicación.


Hacemos un breve corte y enseguida regresamos.


La primera respuesta es para José Manzaneda, coordinador de Cuba Información TV, quien desde España, pregunta en qué invierte el Estado cubano los ingresos de estos programas. Recibimos, además, una interrogante similar de parte de Yaima Rodríguez, de Sputnik Mundo.


Primeramente, hay que decir que la cooperación médica cubana se desarrolla sobre la base de compartir de forma solidaria los beneficios entre los individuos participantes directos y el resto de la población para fortalecer el sistema de salud cubano. Esos recursos se revierten en los servicios universales, gratuitos y de calidad que el sistema de salud brinda a los 11 millones de cubanos. Esos recursos son para todos, para el pueblo.

Los colaboradores cubanos tienen una vocación solidaria y prefieren compartir beneficios para el bien común de su país, en vez de defender una visión egoísta e individualista. Lo que no hacen sólo los colaboradores cubanos en Brasil, sino otros profesionales del sector de la salud que cumplen misión en distintos naciones que pagan por la prestación de servicios de salud cubanos.


Por citar ejemplos puedo decir que los aportes voluntarios de los colaboradores al sistema de salud cubano han contribuido a financiar la reparación y rehabilitación de policlínicos y varios hospitales provinciales. Al cierre de 2017 se habían realizado acciones de reparación y mantenimiento en más de 2 mil 700 consultorios y 327 policlínicos.


Han propiciado la compra de suministros e insumos, medicamentos y equipos para importantes programas de salud tales como la lucha contra el cáncer.


Se introdujeron 31 nuevas tecnologías y técnicas de avanzada. Como parte de este proceso de adquisición de nuevas tecnologías y de la renovación de otras, se importaron más de 5 mil equipos médicos, con un valor superior a 32,5 millones de dólares, priorizándose la actividad quirúrgica, anestesia, los programas materno-infantil y de atención al paciente grave, entre otros.


Los aportes de los colaboradores han contribuido a sufragar necesidades materiales de la formación gratuita en Cuba de médicos de otros países mucho más pobres, que en 55 años ascienden a casi a 36 mil.

Además, en 2017 se reportaron más de 96 millones de consultas médicas, 6 millones 480 mil 369 más que el año anterior; al tiempo que la actividad hospitalaria logró - por séptimo año consecutivo -, más de 1 millón de cirugías, alcanzando la cifra más alta de la historia con 1 millón 85 mil 623 intervenciones quirúrgicas, lo cual en parte es también gracias al aporte que hace al país la cooperación médica internacional.


Retomamos ahora un tema sobre el que dialogamos en la emisión anterior en la que estuvo invitado el Dr. Jorge Delgado Bustillo, Director de la Unidad de Colaboración Médica del Ministerio cubano de Salud Pública, y que sigue siendo interés de los medios y es el relativo al estipendio que perciben los médicos cubanos en Brasil.


Es importante señalar que los colaboradores cubanos en Brasil no reciben salarios, porque no son empleados del sistema de salud, sino becarios que prestan servicios especializándose en atención primaria en Brasil, que es lo permitido por la Ley Federal del Programa “Más Médicos”.


Lo que sí reciben los colaboradores cubanos en Brasil es un estipendio para gastos personales y el Programa Más Médicos financia su alimentación, vivienda, transporte y seguro médico, lo que hace parte de sus ingresos.


En Cuba, el Ministerio de Salud Pública, paga el 100% de los salarios a estos colaboradores, preserva sus plazas y todas las garantías laborales y sociales de las que son acreedores como trabajadores del sistema nacional de salud, así como la protección y atenciones necesarias para sus familias.

Es importante resaltar que los colaboradores cubanos participan en el programa “Más Médicos” de manera libre y por elección personal, y firman un contrato con el Ministerio de Salud Pública, en el cual voluntariamente deciden compartir ingresos para fortalecer el sistema de salud cubano, y ya explicamos en la respuesta a la pregunta anterior a qué destina el Estado cubano los fondos percibidos como parte de la cooperación médica internacional.


Sobre este aspecto reitero que los valores fundamentales que guían la cooperación médica cubana son el humanismo, el altruismo, la solidaridad. Esos son los valores que acompañan a los 34 mil profesionales cubanos de la salud que hoy laboran en 67 países y son los valores que han acompañado, en 55 años, las 600 mil misiones internacionalistas en 164 naciones, en las que han participado más de 400 mil trabajadores cubanos de la salud.


No hay dinero en el mundo que pague lo que hacen nuestros profesionales.


Sobran los ejemplos, hazañas como la de la lucha contra el ébola en África, la ceguera en América Latina y el Caribe, el cólera en Haití y la participación de 26 brigadas del Contingente Internacional de Médicos Especializados en Desastres y Grandes Epidemias “Henry Reeve” en distintos países, dicen mucho de la entrega y la capacidad de nuestros profesionales y evidencian la esencia humanista de la cooperación médica cubana.


Corresponsales de distintas partes del mundo han preguntado sobre futuras misiones de cooperación médica de estos u otros colaboradores cubanos en países específicos.


Los médicos cubanos han dado pruebas más de una vez, de estar en disposición de ofrecer sus servicios a cualquier pueblo que los necesite, como lo ofrecieron al pueblo y al gobierno de Estados Unidos en ocasión del huracán Katrina.


Se conoce de la entrega y la calidad del servicio de los colaboradores cubanos de la salud, de sus condiciones excepcionales como profesionales y como seres humanos. La cooperación médica internacional de Cuba continuará.


Han aparecido despachos muy imaginativos sobre este tema.


Al respecto debo decir que hace años que Cuba ofreció a la Organización Mundial de Salud (OMS) y a la Organización Panamericana de la Salud (OPS) sus experiencias, recursos humanos especializados, universidades médicas y los productos de la industria farmacéutica y biotecnológica para lograr la anhelada meta de la salud para todos, por lo que la cooperación cubana, no está singularizada a un país en específico.


En materia de salud, más que en ninguna otra, Cuba sigue trabajando bajo el precepto de lo expresado por el líder de la Revolución Fidel Castro, de compartir lo que se tiene y no lo que sobra.

Cuando el compromiso de la cobertura sanitaria universal es un asunto pendiente para muchos, 407 mil profesionales cubanos han estado presentes en 164 países de todos los continentes, a los que se suman más de 35 mil jóvenes de 126 naciones que han cursado estudios médicos en nuestra Patria.


Cuba entiende que la responsabilidad de los sistemas de salud va más allá de curar, e incluye alertar y proteger, lo cual requiere su inclusión en políticas de gobierno y multisectoriales. De ahí nuestro compromiso con los valores de la Agenda 2030 para lograr los objetivos de desarrollo sostenible como reto y oportunidad para alcanzar mejores sistemas de salud y proporcionar bienestar a la población.


En cualquier caso, siempre habrá lugares y países donde nuestros médicos sean necesarios. Y siempre habrá gobiernos que los respeten y los traten con dignidad.


Con esta pregunta cerramos esta transmisión. El buzón Esta dirección de correo electrónico está protegida contra robots de spam. Necesita activar JavaScript para poder verla (link sends e-mail) continúa abierto para que envíe sus interrogantes. Lo invitamos a que se conecte con este espacio la próxima semana.

Agradecemos a todos por su atención y recuerdo que en breve estarán disponibles las versiones en portugués e inglés de esta transmisión.


Muchas gracias y buenos días.


(Cubaminrex)

Visto 158 veces

Medios

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar