miércoles, 19 diciembre 2018, 04:45
Miércoles, 28 Noviembre 2018 05:34

DE LA TELEVISIÓN: Hablar de ciencia... y hacer drama

Escrito por  Yuris Nórido/ CubaSí
Valora este artículo
(8 votos)
El director junto a parte del elenco en la grabación de la teleserie... El director junto a parte del elenco en la grabación de la teleserie... FOTO: PORTAL DE LA TELEVISIÓN CUBANA

ConCiencia, la teleserie de los sábados en Cubavisión, genera opiniones encontradas. Algo debería quedar claro: es una obra de ficción (con aciertos y desaciertos); no pretende ser «la realidad».

Uno siempre espera que una teleserie dirigida por Rudy Mora trascienda, desde el punto de vista de la factura, la medianía de las puestas en pantalla de la Televisión Cubana. ConCiencia, la teleserie de los sábados (Cubavisión, 8.30 p.m.), es un producto más que digno, en algunos acápites, sobresaliente... al menos si tomamos en cuenta la «norma» cubana.


Mora es un realizador cuidadoso, interesado... Está convencido de que en un audiovisual se puede (¿se debe?) «narrar» con todo: fotografía, montaje, musicalización, «coreografía», ambientación... Y por eso, no descuida nada, le otorga importancia a todo el entramado.


Esa vocación resulta notable en ConCiencia. Y es más que plausible: muchas veces los directores cubanos confían demasiado en los libretos y en la capacidad de los actores para concretarlos... y terminan por descuidar la puesta... y por maltratar el libreto que pretendieron honrar.


Claro (y esta puede ser una apreciación polémica), en ConCiencia esa voluntad puede llegar a abrumar... y uno termina por extrañar secuencias y planteamientos «convencionales» ante la búsqueda permanente de planos interesantes, contundentes.


Pero al César lo que es del César: Rudy Mora es uno de nuestros mejores directores. Ojalá que sus creaciones marcaran los estándares de calidad de los dramatizados en la televisión.


Lo más polémico de ConCiencia, en definitiva, no es la puesta, sino precisamente la historia (las muchas historias) que la sustentan.


La ciencia puede ser un ámbito arduo para la recreación dramática. Hay muchos peligros: didactismo, especialización a ultranza, poco interés general por las tramas específicas.


La teleserie intenta salvar esos escollos y a los conflictos profesionales de los protagonistas (el abanico es tan amplio que nadie diría a estas alturas que hacer ciencia es algo aburrido) suma dilemas personales, los problemas del día a día, los dimes y diretes, las volubilidades del carácter… porque (y este parece ser unos de los presupuestos) los científicos son personas como usted y como yo: no son (solo) esas criaturas «elevadas» que presentan los reportajes de la televisión.


Lo que sucede es que los móviles de las peripecias pueden llegar a resultar demasiado enfáticos (partiendo de la necesidad misma de hacer drama desde la ciencia) y demasiados los «frentes» que se abren. El resultado es una red tan tupida y contrastante que ha llegado a asombrar a los espectadores: «¿de verdad estas son historias reales?».


Valdría aclarar (¿habría que aclararlo?) que ConCiencia es una serie de ficción, aunque, como se explicita, esté basada en hechos reales. Los espectadores que la asumen como documento limitan su proyección y demandan lo que no corresponde: veracidad antes que verosimilitud.


El realizador tiene todo el derecho a jerarquizar y organizar su material, sin necesidad de atenerse a «la realidad», respondiendo a sus presupuestos. Y Rudy Mora ha escogido lo que le ha interesado.


Su sinceridad, su ética, su compromiso están fuera de discusión; pero parece demasiado preocupado por no «frivolizar» el material… y complejiza en demasía.


De cualquier forma, la serie deja claro que en la ciencia (y en cualquier otra actividad humana) hay material para «armar» historias… aunque contarlas de la mejor manera siga siendo el reto.


No habría que exigirle a ConCiencia los esquemas tradicionales del melodrama (por más que una parte del público lo haga y la propia serie los conjure con más frecuencia de lo que esté dispuesta a reconocer). Pero sin recurrir a las fórmulas de laboratorio se podría dosificar mejor...


El tema no está cerrado…

Visto 565 veces

Comentarios  

 
#36 carlosvaradero 05-12-2018 11:56
El capitulo del sábado anterior "Silencio" con Isabel Santos como protagonista, para mi ha sido el mejor.
La actuación de Isabel Santos por favor!!... genial... digna de un Oscar!
Felicitaciones.
 
 
#35 haydee 02-12-2018 11:09
A mi lo que me llama la atencion como han aparecido tantos actores que hacia tiempo que no salian en la tv, algunos porque estaban fuera otros ni se.
 
 
#34 haydee 02-12-2018 10:52
A mi me encanta la serie aunque aveces no entiendo lo que hablan porque hablan en terminos de cientificos pero bueno está muy bien lograda, el capitulo 8 me encantó y me dejó enganchada como hace rato no me deja enganchada ninguna serie extranjera ni cubana.
 
 
#33 Kenia García 01-12-2018 09:42
Me resulta muy extraño cómo de pronto han aparecido a comentar trabajadores del polo cinetífico por aquí. No dudo que algunos en realidad trabajen allí, pero no me creo que todos los que comienzan diciendo que trabajan allí verdaderamente lo hagan.
Por favor, no subestimen la inteligencia de las personas.
 
 
#32 UNA TARDE DE NOVIEMB 30-11-2018 16:32
Mariú.....felic itaciones!!!!!. ....usted de la manera mas sintética,..... logra reflejar la gran verdad......coi ncído plenamente con usted!!!!!..... ..desde el principio quería escribirlo..... pero no lograba concretar la idea,tal como usted lo logra......feli citaciones!!!!
 
 
#31 joaquina 30-11-2018 15:54
Mi criterio personal en cuanto a la serie es que la misma sin duda alguna refleja la realidad cubana y estamos conciente de que responde a cualquier sector de la sociedad. Sin duda alguna Rudy Mora logra como en todas sus producciones demostrar su profesionalidad y ConCiencia para mi hasta el momento demuestra calidad, pero considero que hay ciertas cosas como por ejemplo ese primer capitulo en el que se desarrolla un litigio entre dos profesionales por una simple filtración de agua entre sus apartamentos, pienso se manejó de una forma no adecuada, no estoy diciendo que no pueda darse el caso, pero sin poner otros ejemplos pienso que haber escogido precisamente el CIGB para reflejar la realidad cubana precisamente en centros cientificos no ha sido lo mejor, considero esa institucion cientifica con prestigio internacional por la gama de productos que pone en función de la salud humana y que de cierta manera se ve empañado dicho prestigio, debio manejarse de otra manera. Estoy de acuerdo con otros criterios Por que?? no se trata la parte positiva, los logros, los avances sin menos preciar la verdadera situacion del salario que es mucha verdad.
 
 
#30 Rogert 30-11-2018 08:52
la serie genial,,,no se palabras tecnicas de tv,,muy bien mostrada la realidad cubana,,en este caso de nuestros profesionales cientificos,,qu e tento enfrentan,,fue genial despues de ser parqueador se haya comprado su libro de bioquimica,,fel icidades al dr,guionista,ac tores ,,todos
 
 
#29 LaCuta 29-11-2018 15:09
He tenido familiares científicos que han trabajado en ese centro y en otros del Polo Científico y creame Francisco he oido "historias" que son de horror y espanto y me alegro que solo hayan llevado a escenas esos conflictos que no han sido taaaaaan frustrantes como otros que conozco y sufrí. Felicitaciones a Rudi. Hoy por hoy es el único dramatizado que veo en la TV.
 
 
#28 Mariú 29-11-2018 13:33
Pienso que el serial esta buenísimo y de demuestra que problemas hay en todas partes porque vienen con los seres humanos. No me parece correcto hacer comparaciones porque son injustas pero la serie no solo nos muestra un sector de la población que merece toda nuestra admiración, como muchos otros, sino nos muestra que donde hay personas hay intrigas, envidias, etc. Para mi el merito mas grande que tiene la serie es que es hecha en cuba, por cubanos, para cubanos y el tema es 100% cubano, porque es triste ver tantas series extrajeras y novelas y que repiten tantas veces. Rudy Felicidades!!!!
 
 
#27 Alex 29-11-2018 13:30
Para mi que trabajo en el ámbito de las ciencias médicas todo lo que hasta ahora ha mostrado la serie es absolutamente real, no hay nada de ficción en los conflictos aquí representados. La humanización de sus personajes, sus virtudes y sus miserias, los dilemas de la cotidianidad y la manera de enfrentarlos todo es la mas dura y cruda realidad. Debieran tomar nota los realizadores de las aburridas series policiacas cubanas donde los policías son seres perfectos, casi robóticos, sacados de una sociedad que no existe.
 

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar