miércoles, 19 diciembre 2018, 05:34
Viernes, 30 Noviembre 2018 05:11

Creencias del aldeano vanidoso

Escrito por  Vladia Rubio/CubaSí
Valora este artículo
(12 votos)

No pocos juzgan por sus experiencias personales al mundo. Solo cuando el zapato les aprieta, descubren que no todos los zapateros son tan malos como ellos decían.


Mi amiga se peleó con su novio porque era arrogante, desconsiderado y grosero. Lastimada, deprimida, repite ahora a quien quiera escucharla que todos los hombres son arrogantes, desconsiderados y groseros.

Una casi sobrina que tengo porfiaba el otro día que la mayoría de las cubanas con más de 60 años son viudas. Lo decía porque sus dos vecinas más cercanas, rebasando las seis décadas cada una, enviudaron hace poco.

«Cree el aldeano vanidoso que el mundo entero es su aldea», apuntaba el mil veces sabio José Martí al iniciar su ensayo «Nuestra América». Y aunque han pasado 127 años, pareciera que fue escrito solo ayer.

Sucede que abundan por esta geografía caribeña —y también por otros lares— quienes, a partir de sus vivencias y gustos personales, acostumbran a generalizar calificativos.

Si ven una película y no les gustó, dicen que la película «estaba malísima». No importa que un batallón de destacados críticos de cine hayan subrayado sus méritos, y tampoco que hasta hubiera ganado cuatro Óscares. Como no les gustó, estaba mala y punto.

Esas anteojeras que llevan algunos, desde la creencia de que sus puntos de vista son los únicos valederos —¡ay del vanidoso aldeano!— son las que les cierran el horizonte a solo un paréntesis azuloso.

Y si alguien los empuja en la guagua, proclaman sentando cátedra que los cubanos somos unos maleducados, así, toditos, sin excluir ni a sus parientes.

Por eso, cuando a mi anciano y gruñón vecino —apuntado en el bando de esos «aldeanos» que chapean bajito y parejo— le faltaban un par de pesos para pagar en el mercado y el muchacho detrás de él en la cola se los puso sin dudarlo, yo, que tenía puesto un poco más atrás en la fila, no pude menos que preguntarle: ¿Usted no era el que decía que la juventud estaba perdida?

Visto 416 veces Modificado por última vez en Sábado, 01 Diciembre 2018 05:14

Comentarios  

 
#8 Guere 04-12-2018 10:29
Por lo general los viejos asumen que todo lo de antes era lo mejor y por tanto viven comparando y cuando hay una conducta que les choca la emprenden contra todo; olvidan que los jóvenes se parecen más a su tiempo que a sus padres y creo además que cada cual en su tiempo hizo lo que le tocó y que nuestra juventud en su inmensa mayoría está cumpliendo su cometido. Buen artículo Vladia...
 
 
#7 carlos_habana 04-12-2018 09:46
Creo que la periodista pide mucho o se equivoca mucho o cae en el mismo "error" que pretende criticar. Cada persona ve el mundo desde su perspectiva, formación, conocimientos, forma de vivir, etc... Las personas piensan como viven y no al contrario, porque casi nadie puede vivir como quisiera. En esa diversidad es que radica la riqueza de las opiniones de los demás y que contribuye al crecimiento humano (aun soy optimista).
 
 
#6 maricela 03-12-2018 08:07
..... No pienso que mucha juventud debe re-encontrarse a si misma.... lo que si pienso es que mucho de nosotros, .... los padres debemos reencontrarnos asi mismo, somos el ejemplo de nuestros HIJOS .... lo que en un momento hicimos estos jovenes de hoy, y por ende responsables de esta juventud que tenemos, valia preguntar... donde nos equivocamos??? y a partir de alli reaccionar con sentido comun .... para un futuro mejor
 
 
#5 Arístides 01-12-2018 14:14
Me gusta tu escrito, Vladia. Hay un refrán muy popular que dice: "Para gusto se han hecho colores, y para escoger, las flores". No podemos pensar que todos temenos que tener los mismos gustos, las mismas opiniones. Qué cada cual opine lo que le venga en gana. No Podemos obligar a otros que piensen como nosotros, o que tengan nuestros mismos gustos. La vanidad, a la vista o escondida, la tenemos todos los mortales. Y eso de que la juventud está "perdida", lo he oído yo en las dos o tres generaciones que han envejecido conmigo. Considero que yo no fui distinto cuando era joven.
 
 
#4 Joel 01-12-2018 10:37
No pretendo dar mi opinión particular sobre el tema, porque al final todos tenemos un poco de aldeano. Si quiero decir que me parece magnífico tú artículo. Resaltar las múltiples virtudes que tenemos los cubanos hará que muchos que no las poseean ansíen tenerlas. Por supuesto hay que seguir criticando lo mal hecho y más que criticarlo, combatirlo.
 
 
#3 UNA TARDE DE NOVIEMB 30-11-2018 15:23
Lamentablemente .....el mundo está repleto de aldeanos vanidosos...... y lo malo no resulta de lo que piensen......si nó,.......de como a veces, o frecuentemente obstaculizan... ...la vida de quienes les rodean.
 
 
#2 carlosvaradero 30-11-2018 11:17
Muy buen articulo, me gustó, sobre todo el último párrafo, lamentablemente no sucede mucho así de esa forma en que lo describe Vladia, pero no deja de ser cierto, no toda la juventud está perdida, pero mucha si necesita re-encontrarse a si misma, es lo que pienso.
 
 
#1 Arquero 30-11-2018 08:27
El hombre vive mirando con nostalgia el pasado tanto que con el paso del tiempo lo idealiza y olvida lo malo.Ser como Mella que senteció que ¨todo tiempo futuro ha de ser mejor¨cuesta trabajo. Nuestra nacionalidad (no sé porque) tiene a la vanidad dentro de sus caracteristicas . Este mismo articulo es de por sí vanidoso y sentencioso. La rodilla esta más cerca que la canilla dicen que esta frase la usaba Augusto el emperador romano para señalar el cambio de actitud o de opinion de las gentes según los afectaba un evento cercano o lejano. Respecto al gusto (el ejemplo del cine y la critica esta fatal) a un famoso catador de vinos cual el era el mejor del Mundo y el respondio ¨el que más te guste a tí¨ los criticos y especialistas de cine en Cuba nos han dejado más que embarcados muchas veces ante bodrios que ellos nos han recomendado.
 

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar