domingo, 17 febrero 2019, 13:11
Viernes, 23 Noviembre 2018 12:50

Homenaje a Fidel en Santa Ifigenia: Un caudal que no cesa

Escrito por  PL
Valora este artículo
(1 Voto)

Como un caudal que no cesa y se renueva, acuden hoy cientos de personas, de Cuba y el mundo, ante el monolito que guarda las cenizas de Fidel Castro en el cementerio patrimonial de Santa Ifigenia.



A solo unas horas de los dos años del deceso del Comandante en Jefe, ese lugar sagrado que a lo largo de este tiempo, tras la inhumación el 4 de diciembre del 2016, ha recibido a casi dos millones de hombres, mujeres y niños, ve acrecentarse ese fluir humano que acude al homenaje póstumo.

Entre los congregados prevalecen niños y adolescentes uniformados que están con sus escuelas, muchos extranjeros que como turistas o por otras razones visitan la ciudad y cubanos de otras provincias, principalmente jóvenes, atraídos por el magnetismo de una tumba sin parangón en el mundo.

Entre tanta gente, de diversas procedencias y edades en las que prevalecen los de menor tiempo vivido, sobrecoge el silencio en ese ámbito luctuoso, donde la llama eterna y la guardia permanente de honor imprimen una solemnidad enorme, que ninguna indisciplina osa quebrar.

Además de la necrópolis, cuidada como niña de los ojos por los santiagueros, otro vórtice del tributo al líder histórico está en la Universidad de Oriente, donde autoridades, profesores y estudiantes, encabezados por la Cátedra honorífica que se consagra al estudio de su pensamiento, realiza disímiles actividades.

Documentales y otros audiovisuales de la televisión y la radio locales traen de regreso la imagen y la voz de Fidel en su paso por la urbe, a la que llegó siendo un niño y de la cual prácticamente nunca se desligó, con el asalto al Cuartel Moncada el 26 de julio de 1953, como página que los unió para siempre.

Visto 227 veces

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar