jueves, 13 diciembre 2018, 01:35
Jueves, 22 Noviembre 2018 05:22

Para los médicos cubanos: ¡Respeto!

Escrito por  Vladia Rubio/CubaSí
Valora este artículo
(13 votos)
Los médicos cubanos, como los que ahora regresan de Brasil con la frente en alto, han sabido ganarse en todas las latitudes la admiración y el respeto. Los médicos cubanos, como los que ahora regresan de Brasil con la frente en alto, han sabido ganarse en todas las latitudes la admiración y el respeto.

Muchos y palpables son los motivos que distinguen la calidad en la formación del personal médico cubano. Abundan avales internacionales que echan por tierra cualquier intento de poner en duda su profesionalidad.


Al respeto ganado por los médicos cubanos lo avalan el reconocimiento y la admiración del pueblo cubano y de los pueblos del mundo por la formación académica de excelencia que reciben y por el profundo humanismo que les distingue y acompaña a cualquier latitud del planeta donde prestan servicio.

Esta fue una de las tesis principales sostenidas por el doctor Jorge González Pérez, director nacional de Docencia del Ministerio de Salud Pública (Minsap), quien anoche reflexionó sobre el tema en el programa especial de la Televisión Cubana «Más que médicos».

Desde el tercer año de la carrera, el aprendizaje teórico se combina con el contacto directo con pacientes en centros asistenciales como policlínicos, consultorios y hospitales, hizo saber el también doctor Luis Alberto Pichs García, rector de la Universidad de Ciencias Médicas de La Habana.

alt
El humanismo y la sensibilidad humana distinguen al personal médico formado en esta Isla.

En la capital del país, ejemplificó el doctor Pichs, los estudiantes de Medicina se vinculan para su formación a 54 hospitales, 82 policlínicos, 17 centros de investigación, y a la totalidad de las instalaciones para la atención primaria.

A los galenos cubanos los señala el enfoque preventivo: prevenir las enfermedades, no solo tratarlas. De ahí que el impacto de su quehacer abarque al individuo, la familia, la comunidad e, incluso, el medio ambiente.


Sobre las causas de la existencia de tanto talento en el sector de las batas blancas, el doctor González Pérez explicó que desde el propio triunfo de la Revolución, Fidel Castro, su líder histórico, desarrolló toda una red de universidades médicas a lo largo y ancho del país para propiciar la formación de todos los interesados, para abrirle paso al talento y las potencialidades con independencia del lugar donde se encontraran.

Otra fortaleza en ese sentido lo es la existencia en Cuba de un solo sistema de salud y un solo sistema de formación de sus profesionales. Incluso, detalló, la evaluación de esos profesionales para graduarse es a partir de un único examen nacional “que lo mismo tiene que aprobar el que vive en Guantánamo que el que vive en Pinar del Río”.

Ese único programa de estudios incluye los mismos libros de texto para todos, el mismo rigor y una capacitación similar de todo el profesorado.

“Nosotros tenemos profesionales de altísima calidad en cualquier lugar del país porque las potencialidades para formarlos están dadas en cualquier lugar del país”, resumió.

Recordó que también en los inicios de la Revolución fueron creados los institutos de investigación precisamente para el desarrollo de las especialidades médicas: gastroenterología, neurología, cardiología, oncología... En consecuencia, el país cuenta además de la atención primaria de salud con una atención secundaria brindada en hospitales prestigiosos y con una atención terciaria en los institutos.

“Y tenemos oncólogos que son famosos en Cuba y en el mundo, gastroenterólogos, cardiocirujanos que también lo son, e igual sucede en las más de 60 especialidades médicas con que contamos”, dijo.

alt
No solo curar, sino prevenir, proteger la salud para garantizar calidad de vida, es divisa de los galenos cubanos.

Entre los profesionales médicos cubanos de reconocido prestigio internacional, se incluyen presidentes de sociedades científicas, que son invitados a otras naciones a impartir conferencias magistrales, que poseen notables resultados en la investigación, porque en Cuba los centros de investigación médica están en las propias instituciones de salud.

“Desde el punto de vista científico nos hemos ganado un prestigio y un reconocimiento internacional en cada una de las ramas de la investigación y también en la dirección de los procesos universitarios”, aseguró el doctor González Pérez.

De la mano de los adelantos médicos

No marchar a la zaga de los adelantos que tienen lugar en el mundo en el campo de las ciencias, es propósito de Cuba, de ahí que exista un permanente proceso de capacitación y superación de ese personal.

alt
Cuba ha compartido solidariamente la excelencia de su formación médica con muchos países del mundo.

A resultas, en los últimos años se han introducido en el país 44 nuevas tecnologías o procedimientos que antes los pacientes se veían precisados de recibir en el exterior, financiados por el gobierno cubano.

Entre dichos procederes se incluyen algunos cardiovasculares y también técnicas asociadas a la fertilización in vitro.

Como parte de esta estrategia de actualización, en vez de costear la capacitación de profesionales en las mejores instituciones de salud del mundo, según se hacía en etapas anteriores; hoy Cuba invita a los expertos internacionales para así preparar a un mayor número de sus especialistas.

Interrogado sobre la opinión de los expertos de otros países al llegar a hospitales y centros de investigación cubanos, el directivo del Minsap comentó acerca del asombro de esos visitantes al constatar cómo en medio de limitaciones económicas y del bloqueo estadounidense, hemos logrado un sistema de salud tan notable.

“Y sobre todo al ver la abnegación, el sacrificio, el desempeño de nuestros profesionales a pesar de tener dificultades”.

alt

Toda una tradición de buenas prácticas y rigor en la formación respalda el título de cada egresado de las universidades médicas cubanas.


“Nosotros estamos bloqueados, y a veces hasta para la conectividad tenemos problemas, para acceder a la bibliografía internacional que necesitamos, porque tiene que pasarse por determinados controles que no nos dejan acceder a esa información. Pero -sentenció el también profesor- a pesar de ello, sobrepasamos esas barreras y logramos tener profesionales del primer mundo en nuestro país”.

alt
En más de una ocasión, el presidente cubano ha destacado a través de la red social Twitter el trabajo y la valía de los médicos cubanos.

Visto 474 veces

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar