martes, 21 mayo 2019, 15:24
Lunes, 26 Noviembre 2018 07:12

Semáforos cortos y almanaques largos

Escrito por  Vladia Rubio/CubaSí
Valora este artículo
(8 votos)

La Habana envejece, al borde del medio milenio, y los habaneros también. Qué bueno sería seguir ayudándolos, también en el cruce de calles.


Viviendo ya el año 500, la capital envejece, y sus habitantes también. Es sabido que la población de Cuba en general, no solo los capitalinos, se apunta entre las más envejecidas de Latinoamérica.

Muchos, muchísimos son los empeños para mejorar la ciudad, anciana y adorada dama, ¿pero qué hay con los semáforos y la llamada señalética?

La pregunta viene al caso porque hay solo que pararse en intersecciones como la de 23 y 26 en el Vedado, o en la de 23 y 12, para enseguida darse cuenta del trabajo que pasan los viejitos, y no tan viejitos, a la hora de cruzar la calle.

Caminan despacio, algunos con bastones o burritos, otros cargando jabas, bultos, y apenas les da tiempo para alcanzar la otra acera antes que el semáforo pase a verde.

Hasta los hay que tienen que dar su carrerita para llegar al contén justo cuando los vehículos ya han arrancado motores.

En este espacio no se va a hablar de los huecos en las aceras, tampoco de dificultades para obtener culeros para adultos ni de otras ausencias que, lastradas por los problemas económicos, por el bloqueo o por ineficiencias y subjetividades varias, conspiran contra la calidad de vida de la tercera edad.

Pero estudiar el tráfico vehicular y peatonal considerando las canas que la ciudad y sus habitantes hoy peinan pudiera ser una contribución que muchos agradecerían.

Otro tanto pudiera decirse de las señales, las indicaciones que le dicen a quienes circulan a pie o en transporte por la ciudad en qué dirección están y hacia dónde enrumbar.

Es cierto que en una buena parte de las vías principales eso está visible, pero basta adentrarse en La Habana profunda para no saber dónde estás parado.

Un equipo de CubaSí en plena faena periodística debió dar vueltas y vueltas para encontrar una dirección en Jaimanitas porque no había una señal, un número legible para orientarse. Incluso, en esa geografía de la ciudad, tampoco estaban claros los números por la transitada 5ta. avenida.

Es verdad que hay quienes borran los números en los indicadores de las esquinas, o pintan sobre ellos; pero, junto a arreciar las sanciones para aquellos que así proceden, también habría que arreciar esfuerzos en ese orden de dejar claros números y nombres de calles.

Así, sabremos bien por dónde andamos, y para cruzar las calles no habrá que correr demasiado de cara a los 500.

Visto 674 veces Modificado por última vez en Jueves, 29 Noviembre 2018 10:20

Comentarios  

 
#6 Zugor Seg. 26-11-2018 18:45
Compañera periodista, a pesar de que no hablará esta vez de los huecos en las aceras, tampoco de dificultades para obtener culeros para adultos ni de otras ausencias, si escribe al igual que en esas oportunidades, a lo ‘francotirador’ .
Compasivamente describe una realidad, que comparto totalmente, pero se queda ‘piadosamente corta’ al solicitar un estudio del tráfico vehicular y peatonal, y ‘discretamente’ reconoce que es verdad que hay quienes borran los números en los indicadores de las esquinas, o pintan sobre ellos; y que es necesario…, a arreciar las sanciones para aquellos que así proceden, y los… esfuerzos en ese orden de dejar claros números y nombres de calles.
Le propongo algo ¿Qué tal si desde la perspectiva periodística se abordan los ‘esfuerzos’ actuales de los Órganos del Estado ‘por arreciar las sanciones para aquellos que violan’ en general?, digo yo, y expongo algunos ejemplos (todos, ¡imposible!):
Además de los ancianos que, como correctamente refiere, pasan las de Caín para cruzar la vía, los hay igualmente ancianos que a sabiendas y en plena conciencia, transitan por la calle, separados de las aceras (aunque estén en buen estado), se detienen en las esquinas donde se gira, en plena vía, desafiantes, provocadores, o se lanzan a cruzar sin mirar aunque hayan visto el transporte ya cerca, retadoramente. ¿No infringe igualmente esto la Ley?, ¿y por qué? Pues porque las piadosas y caritativas autoridades del tránsito no los multan precisamente ‘porque son viejitos, pobrecitos’, ‘ya bastante tienen con lo suyo’. Claro, esto también lo hace un ‘montón, burujón, puñao’ de personas de toda edad, a los que tampoco prestan ‘nuestros solidarios oficiales de Transito’ atención porque ‘también, pobrecitos, ya tienen suficiente’, mientras están muy ocupadas en lugares claves, multando a mansalva a sus ‘acérrimos y únicos enemigos’, los choferes, sin importarles si la acción se debe a la deficiente señalización vertical, de emergencia (en las reparaciones inconclusas, en los desvíos, etc.), de ‘cabillitas’ finas, a los latones de basura ‘oportunamente ubicados en plena vía (aunque tengan el espacio hecho en la acera, etc.), o nuestros aguerridos trabajadores de comunales quienes innecesariament e bloquean toda una senda con sus carritos y palos de escobillones ‘casualmente siempre hacia donde transitan los autos), como si tuvieran chapa y circulación vial.
Como ve, hay muchas, innumerables cosas sabidas de toda la vida, más allá ‘que solicitar’ un estudio.
 
 
#5 UNA TARDE DE NOVIEMB 26-11-2018 15:53
En el semáforo de 23 y G en el Vedado capitalino,.... .. a solo 200 metros del Hospital General Calixto García...... los viejitos y enfermos en dirección hacia este centro de salud....... pasan mucho trabajo,...... pues la vialidad que les ofrece el semáforo, es muy breve.
 
 
#4 Hstoria 26-11-2018 13:57
Tanbién hay que cultura de caballerosidad de los choferes, pues cuando está mitad decamino aceleran y arrancan no hay cortesía vial
 
 
#3 matancera 26-11-2018 10:23
El tema del tiempo de los semafaros tambien es complicado en la ciudad de matanzas, por ejemplo en la calzada general betancourt pusieron uno frente a la escuela primaria Francisco Vega el mismo solo dura para el cruce peatonal 14 segundos, eso sin contar que cuando esta la verde peatonal aun cruzan vehiculos por la via, eso trae consigo que muchas madres y me incluyo pasen mucho trabajo para cruzar a los niños de la primaria y del circulo infantil que esta cerca. y ni hablar de las personas mayores y discapacitados que cruzan esta avenida de 4 vias rapidas, ojo deberian tomar medidas al respecto.
 
 
#2 Henry 26-11-2018 09:48
Muy buen artículo, totalmente de acuerdo en toda su extensión. Incluso, hay semáforos muy cortos hasta palos autos, que solo pueden pasar 1 o 2 y crean embotellamiento s... Gracias.
 
 
#1 Fredy 26-11-2018 09:38
Por favor, incluya ahí la necesidad de que los omnibus completen en sus puertas las muy necesarias agarraderas, tanto para subir como para bajarse de los mismos. Ahora con la modalidad de un cobrador en las puertas de estos vehículos, estas personas se paran exactamente donde se encuentran esos aditamentos, no es posible ayudarse. La inmesa mayoría de las personas somos derechos para el uso de nuestras extremidades y se molestan cuando uno pide que dejen libres esas barras que faltan en casi todas las puertas. ¿Cómo desaparecen? vaya uno a saber, pero si es posible, que las suelden a las puertas.
 

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar