domingo, 09 diciembre 2018, 21:00
Domingo, 18 Noviembre 2018 06:07

Serrat canta en Uruguay

Escrito por  EFE
Valora este artículo
(1 Voto)

El cantautor español ofreció ayer un concierto en el teatro Antel Arena de Montevideo, abarrotado de seguidores, como parte de su gira 'Mediterráneo da capo',inciada en abri.


Con su particular estilo sobrio y recatado, Serrat saltó al escenario de un Antel Arena abarrotado por seguidores de todas las edades que se entregaron por completo desde los primeros acordes del 'Nací en el Mediterráneo' con el que abrió el espectáculo.

Acompañado por otros seis músicos, 'El Nano' repasó los diez temas que componen la obra que creó 41 años atrás en "un hotel de la Costa Brava" española, tal y como confesó a un público que en cada intervalo le regalaba piropos como "genio" o "poeta".

Con canciones como 'Lucía' o 'Barquito de papel' se llevó las mayores ovaciones de una noche que, a pesar de no ser la primera en el país austral, tuvo la peculiaridad de ser la primera en el Antel Arena, un pabellón creado para albergar espectáculos de gran escala como el protagonizado por el catalán.

Junto a su música, Serrat regaló historias varias de su vida, incluyendo confesiones como la de 'El tío Alberto', que da título a una de sus canciones, y que pese a no ser un tío de verdad sirvió de inspiración para un joven que comenzaba a conocer la parte más bohemia de su Barcelona (España) natal.

Muchas de sus intervenciones sirvieron para sacar una sonrisa a los asistentes, mientras que otras evocaban la belleza de unos paisajes que tiene grabados a fuego en su memoria, aunque también tuvo tiempo para la critica a ese mar que tanto quiere, pero que ha sido testigo de momentos trágicos como los intentos infructuosos de muchos migrantes por alcanzar un sueño llamado Europa.

"El Mediterráneo también refleja un problema migratorio donde el sur camina huyendo de la muerte, de la guerra, tratando de encontrar un lugar donde meter la vida, donde crezcan sus hijos y se encuentra, en lugar de una mano tendida, una Europa miserable, avariciosa, vieja y sobretodo vil, extraordinariamente vil que parece haber olvidado que Europa creció gracias a las migraciones", aseguró entre aplausos.

Al finalizar las más de dos horas de concierto, el público uruguayo le regaló a Serrat una atronadora ovación que se prolongó durante varios minutos y que afianza más los lazos entre el cantautor y el país en austral, cuya capital lo nombró "ciudadano ilustre" en 2003 y del que se despidió asegurando ser "un amigo para siempre".

Visto 305 veces

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar