sábado, 15 diciembre 2018, 15:15
Miércoles, 14 Noviembre 2018 03:49

Cuando Lima 2019 y Tokio 2020 se avista entre dianas y disparos certeros

Escrito por  Harold Iglesias Manresa/CubaSí
Valora este artículo
(1 Voto)
Leuris Pupo retornó a la senda dorada en Guadalajara Leuris Pupo retornó a la senda dorada en Guadalajara cortesía de Leuris Pupo

Para el holguinero Pupo 581-21x (290-291) entes en la ronda clasificatoria significaría inscribirse en sus sextos olímpicos, pues con anterioridad ha signado su presencia en estas lides ininterrumpidamente desde Sydney 2000, con la gloria del Olimpo acariciada en Londres 2012 luego de impresionante récord de 34 blancos en la disputa del vellocino.


Los Juegos Olímpicos de Tokio 2020 comienzan a rondar con fuerza en la mente de muchos deportistas, incluso una buena parte de ellos ya se han visto inmersos en cruzadas clasificatorias.


Cuba no constituye la excepción y desde Guadalajara, México, una ciudad en la cual tuve la oportunidad de pulsar los Juegos Panamericanos del 2011, llegaron buenas nuevas entre dianas y disparos certeros, como parte de la duodécima Copa de las Américas que aún tiene humeantes sus últimos disparos, pues vio caer el telón el domingo último.

La primera de ellas resultó el cetro del pistolero rápido Leuris Pupo, quien con 30 blancos desechos en la final retornó a la senda del triunfo, tras más de dos temporadas sin acariciar ningún título entre la élite de esa modalidad.

A sus espaldas quedaron el curtido brasileño Emerson Duarte (28), y el no menos peligroso estadounidense Keith Sanderson (23). Jorge Félix Álvarez (16), el otro cubano involucrado en la final, recaló quinto.

Ese resultado vino acompañado de la clasificación de Pupo, reservada exclusivamente para los campeones de Guadalajara, a la cita bajo los cinco aros en tierras del Sol Naciente. Para el holguinero Pupo 581-21x (290-291) entes en la ronda clasificatoria significaría inscribirse en sus sextos olímpicos, pues con anterioridad ha signado su presencia en estas lides ininterrumpidamente desde Sydney 2000, con la gloria del Olimpo acariciada en Londres 2012 luego de impresionante récord de 34 blancos en la disputa del vellocino.

Jorge Félix ha crecido en el deporte teniendo a Pupo como ídolo pistola en mano. Ha experimentado una progresión vertiginosa desde que culminó sus estudios de Ingeniería Informática.

“Antes simultaneaba el alto rendimiento con la Universidad, ambas responsabilidades fuertes. Ahora tengo mucho más tiempo para el deporte y me siento muy enfocado. No es secreto que en nuestro deporte la concentración y el componente psicológico en sentido general son determinantes.

Hay otro elemento importante: el hecho de entrenar con Pupo a diario, y recibir las indicaciones y consejos de Meinardo Torres en calidad de entrenador. Medirte a uno de los mejores pistoleros rápidos del mundo a diario te eleva el nivel poco a poco, aun cuando parezca que no te das cuenta”, explicó a este reportero.

Recordemos su bronce en la fase de Copa del Mundo de Munich gracias a 25 puntos en la definición que le permitieron escoltar al chino Junmin Lin (32) y el curtido alemán Oliver Geis (30).

En suelo germano, entre 72 inscritos avanzó quinto 581-17x (291-290), abrazado con el propio Geis, en tanto Pupo recalaba en el puesto 21 con 575-15x (288-287).

Una mirada al ranking mundial del tiro rápido, regenteado por el chino Junmin Lin (3 619 ptos) sitúa a Jorge Félix en la posición 15-310 unidades, y a Pupo en la 68-18, aunque en el caso del holguinero esa ubicación no está a tono con su verdadera calidad ni su presencia constante en la élite por más de una década.

Ambos, además de hacer el grado a Tokio, se incluyeron 16 exponentes antillanos en las acciones que deparará la cita multideportiva continental de Lima, Perú, el año próximo.

Similares alegrías vivieron el escopetero Juan Miguel Rodríguez en el skeet y la fusilera Dianelys Pérez en el rifle a tres posiciones desde 50 metros.

Juan Miguel, bronce bajo los cinco aros en Atenas 2004, terminó sexto (17 platos rotos) en final que vio copar el podio por el estadounidense Frank Thompson (59 que constituyeron récord para América), el argentino Federico Gil (57), y el chileno Jorge Atalah (47).

Antes Juan Miguel había avanzado segundo (121 platos) a la definición, únicamente superado por el propio Thompson (124)
Por inverosímil que parezca Juan Miguel en este instante no aparece entre el centenar de escopeteros más prestigiosos del escalafón. Sucede que su presencia en lides punteables ha sido bien escasa, de ahí que su rendimiento sea mucho más loable. Si a eso le sumamos la precariedad de cartuchos, la presión de exhibir el mejor rendimiento en una oportunidad cuasi única…

El panorama no difiere mucho en el caso de la matancera Pérez.

Décima en la modalidad de aire a diez metros (617.2), en definitiva ganada por la también norteña Minden Miles (plusmarca de 248.4) y antes en preliminares 623.4, Pérez logró colocarse cuarta (1 846.4), aunando esfuerzos con Eglys de la Cruz (614.4), y Lisbeth Hernández (614.8) en el concurso por colectivos, aunque esto computando de manera extraoficial, porque ninguno de nuestros elencos fue inscrito por los cauces oficiales en la competición. Las propias estadounidenses no dieron tregua y fijaron otra primacía continental de (1 876.5).

Su redención llegaría desde las tres posiciones, modalidad que asegura constituye la de su predilección. Luego de avanzar a la hora cero en calidad de octava 1 150-53x, en el último vagón de agraciadas cobró un segundo aire para vestirse de plata (445.7).

La piedra en el zapato, otra del país de la bandera de las barras y las estrellas: Sara Beard (450.8). Aquí eglys y Lisbeth culminaron en las posiciones 11 con 1 144-44x, y 12 gracias a 1 143-47x, por ese orden.

Tanteando el escalafón del orbe encontramos que Beard se halla en el lugar 30-224 rayas; mientras Dianelys y Eglys, al igual que le sucede a Juan Miguel en el skeet, no aparecen.

Por su parte, la pistolera Laina Pérez se agenció el subcampeonato en la pistola deportiva con 27 hits en la disputa de preseas, únicamente superada por la estadounidense Lagan con 29.

Cabe destacar que nuestros tiradores han enfrentado períodos de hasta casi dos años sin poseer parque de municiones estable y de calidad para entrenar. Sus dinámicas de preparación le confieren gran peso al llamado tiro en seco y las simulaciones de secuencias de disparos desde todas las posiciones para pulir la técnica.

En suelo azteca, los restantes exponentes antillanos no se mostraron certeros. Ni Jorge Grau y compañía en la pistola, ni Rainier Quintanilla o Alexander Molerio en el fusil, estuvieron cerca de los finalistas en sus respectivos eventos.

Por ahora exclusivamente en Pupo descansa el número de clasificados del tiro deportivo antillano rumbo a Tokio 2020. Habrá que esperar a ver si arañamos algún otro cupo en competiciones venideras, opciones reservadas exclusivamente para las fases de Copas del Mundo del 2019 que acogerán China, la India, Munich y Rio de Janeiro, esta última después de los Juegos Panamericanos en tierras del Cuzco. El certamen de Lima (con 16 cupos asegurados por La Mayor de las Antillas), así como las Copas del Mundo, repartirán dos plazas por modalidad.

Visto 308 veces

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar