miércoles, 21 noviembre 2018, 05:20
Domingo, 11 Noviembre 2018 04:00

No solo corrupción: Perú se ahoga en problemas

Escrito por  Arnaldo Musa/Especial para CubaSí
Valora este artículo
(1 Voto)
Martín Vizcarra Martín Vizcarra

Ahora el punto de mira en Perú está concentrado en Keiko Fujimori, a la que suman a la concurrida lista de personajes latinoamericanos acusados de corrupción.


Ahora el punto de mira en Perú está concentrado en Keiko Fujimori, a la que suman a la concurrida lista de personajes latinoamericanos acusados de corrupción, algunos de ellos injustamente, como Inácio Lula da Silva, para sacarlos del juego político, porque frenan planes del gobierno de turno.

En el caso peruano, Keiko comanda Fuerza Popular, el partido opositor con mayor presencia en el legislativo que ha frenado constantemente proyectos del presidente Martín Vizcarra, quien, como conocemos, sustituyó al desastroso Pedro Pablo Kuczinski (PPK), depuesto por delitos de peculado y otros similares.

El afán de limpiar, por lo menos mediáticamente, lo corrupto, se desató luego que elementos realmente culpables revelaron los nexos de centenares de personalidades con numerosos empresas, a cambio de rebajas o exoneración de condenas. En el caso de Keiko se dice que estaba muy ligada con la empresa brasileña Odebrecht, cuestión que negó la dirigente opositora, quien fue encerrada momentáneamente en prisión, tras lo cual su padre, el exdictador Alberto Fujimori, lamentó haberla metido en la política.

Antes de esto, el Presidente había amenazado con disolver el Congreso peruano, en el cual están estancados cuatro proyectos para reformar el sistema de justicia y otros de reforma política.

Todo es a raíz de un gravísimo escándalo de corrupción revelado en julio en el que se divulgaron audios de jueces de altísimo nivel traficando influencias y vendiendo sentencias.

El hecho provocó la caída del presidente de la Corte Suprema, Duberly Rodríguez, y del ministro de Justicia, Salvador Heres. Hay 12 magistrados detenidos, entre ellos el presidente de la Corte de Apelaciones del Callao, Walter Ríos. También fue suspendido un juez de la Corte Suprema, César Hinostroza, mientras que el fiscal general, Pedro Pablo Chavarría, está en el ojo del huracán, pero se niega a renunciar y desafía a Vizcarra.

En el caso de Hinostroza, en las conversaciones telefónicas develadas se le escucha incluso ofrecer la absolución para un violador de una niña de 11 años.

En este contexto surgen indicios para implicar en escándalos similares a diputados fujimoristas, y así surge la revelación de los vínculos de Keiko con Odebrecht.

Consciente o no, Vizcarra se libra así de su principal oponente, quien se opuso a todas su reformas, debido a que mina su poder en el legislativo, porque incluyen el fin de la reelección parlamentaria, es decir que los congresistas solo puedan ejercer un período, y restituye la bicameralidad.

Asimismo, cambia el procedimiento de designación y control de jueces, y reforma la financiación privada de los partidos, entre muchas otras medidas.

“La urgencia con la que se plantean (…) no corresponden a las necesidades del país”, argumentó la hija del expresidente, poco antes de ser encarcelada.

Posible referendo

De todas maneras, Vizcarra ha logrado cierto apoyo popular, debido a su programa anticorrupción, que pretende fortalecer con un referendo que podría realizarse antes de que finalice el año.

Asimismo, aseguró que en los pocos meses de su mandato ha reducido la pobreza y aumentado el empleo, pero lo cierto es que en lo primero no ha tenido el avance necesario y en lo segundo, el 80% de los peruanos vive del trabajo informal.

En cuanto a los medios, estos ponen mayor atención en cuestiones internas políticas, a nivel de partidos, olvidando manifestaciones de algunos sectores que demandan mejores condiciones de vida y salario; en lo externo, se insufla la antipatía contra Venezuela, tratando de desacreditar el programa de Maduro sobre el regreso de los migrantes a su Patria. Ni una línea, ni una palabra, sobre la guerra económica desatada por el Imperio contra el pueblo venezolano.

Todo parece claro, pero, como ha pasado en anteriores gobiernos corruptos, como el de Alberto Fujimori, Alan García, Alejandro Toledo y PPK, entre otros, se olvida a la población en las zonas donde las transnacionales tienen las manos libres para explotar la minería, envenenar el medioambiente y empobrecer en gran medida a la población de los lugares donde extraen enormes recursos, con medios suministrados en gran medida por el propio Estado, con ilícitas ganancias para los funcionarios locales.

Ejemplos hay de sobra y, a mi entender, esto constituye el gran problema a vencer por el actual gobierno, que sigue apostando por el neoliberalismo y muestra afinidad con otros que se integran al grupo preferido de Washington.

Nada dice el gobierno de Lima acerca de que Perú es el país de Suramérica con mayor trabajo infantil y de adolescentes que viven en pobreza extrema (57.4%), condición que permite la explotación y el tráfico humano.

El presupuesto para paliar esa situación es insuficiente, y así se pierden vidas por la miseria y el abandono. De esto habrá mucho que escribir con o sin Vizcarra en el poder en Perú.

Visto 275 veces

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar