domingo, 18 noviembre 2018, 09:33
Martes, 30 Octubre 2018 09:31

DIARIO DEL FESTIVAL: De Praga a La Habana, en puntas

Escrito por  Yuris Nórido/ CubaSí

Un elenco de primeras figuras y de jóvenes bailarines (a todas luces están en plena formación) ha llegado desde el más importante teatro de Praga, en la República Checa, para ofrecer un programa concierto en el que se alternan piezas de la más refinada tradición decimonónica con creaciones de coreógrafos contemporáneos, que van desde un neoclásico ciertamente lírico hasta visiones menos ortodoxas.


El Ballet del Teatro Nacional de Praga es la más antigua y prestigiosa agrupación de la danza checa y su historia se remonta a finales del siglo XIX; está consagrada a un repertorio esencialmente romántico y clásico (bailan casi todos los grandes ballets de esos estilos), pero desde hace siete años, cuando Petr Zuska asumió la dirección artística, han abierto el espectro estilístico para acoger obras de este siglo.


La sala Covarrubias del Teatro Nacional de Cuba acogió una selección que ciertamente no asombró demasiado al público por el virtuosismo de los bailarines (aunque hubo ejecuciones más que correctas), sino por la fuerza de algunas propuestas, como el inspirado Vértigo, coreografía de Mauro Bigonzetti, interpretada por Kristýna Nimeeková (hermosas y muy dúctiles piernas) y Giovanni Rotolo.

alt

alt


Es una obra que se sucede en ciclos, de la oscuridad a la luz, en un “diálogo” intenso entre los bailarines. Lo mejor de la noche, los espectadores lo premiaron con una cerrada ovación.


Siempre se agradecen los pas de deux de toda la vida: La bella durmiente, Las llamas de París, La Bayadera y, sobre todo, El Corsario y Don Quijote, pero los aplausos más sonoros fueron para las obras contemporáneas. Y después dicen que nuestro público solo disfruta con los fouettes…

alt

alt


UNA EXPO, DESDE EL PARAÍSO


Es el mismo ballet, pero es otro… dependiendo de donde lo mires. Desde la primera fila de la platea, desde el palco principal; desde los balcones, desde el fondo o desde el centro, desde la izquierda o desde la derecha. Es el mismo ballet pero uno puede descubrir otros sentidos, trozos de historia que se nos habían escapado, expresiones y movimientos de personajes en los que apenas nos fijamos, singulares lógicas del cuerpo de baile, una atmósfera otra, un rejuego de la luz, un énfasis, un “sistema”…


Desde el paraíso, bien cerca de la lámpara del teatro, el ballet se ve distinto: es la visión total, abarcadora, la mirada divina, se pudiera hasta decir… por más que allá arriba suelen estar los que se quedaron sin entradas, o los que llegaron tarde, o los que están comenzando a ver ballet y todavía no tienen “las relaciones” para acceder a la planta principal, o los que no tienen el dinero, o los despistados… Rara vez los que están allá arriba están porque quieren.

alt


Y sin embargo, no hay espectáculo más hermoso en el ballet que las escenas del cuerpo de baile del acto blanco de Giselle desde la altura de la tertulia y el paraíso. “En el gallinero —me decía un viejo balletómano hace algunos años— he llorado mejor mis ballets preferidos. Y lo mejor es que casi nadie me ha visto llorarlos”.


Nancy Reyes, quien por exigencias del oficio suele hacer sus fotos de danza desde la primera fila, ha subido al paraíso para ofrecernos esta visión hermosa y mágica. Los que dicen que desde tan lejos se pierde la noción del detalle, vean estas fotos y descubran las múltiples asociaciones que propicia el ballet en su conjunto. Digan lo que digan es un lugar de privilegio, particularmente ante los grandes despliegues coreográficos de las tradiciones romántica y clásica.


Pero más allá de la evocación y de sus valores plásticos, esta colección de fotos es de alguna manera un homenaje al espectador más o menos anónimo, que premia a sus artistas con calor, con particular entusiasmo. Una primera bailarina me lo confesó un día: “Cuando saludo al final del ballet miro siempre al paraíso, los aplausos de allá arriba me suenan mejor”.


La exposición Desde el Paraíso se exhibe en el lobby del segundo piso de la sala Avellaneda…

Modificado por última vez en Domingo, 04 Noviembre 2018 08:22

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar