miércoles, 21 noviembre 2018, 04:49
Miércoles, 31 Octubre 2018 03:09

El Principito, la Principesa y otras demencias

Escrito por  Vladia Rubio/CubaSí
Valora este artículo
(5 votos)

Bueno es lo bueno, lo demasiado es la versión que recién publicara una editorial latinoamericana del clásico de Saint-Exupéry.


AmiguEs: estoy muy deprimidE. Quizás debiera comenzar así este comentario para hacerme entender por las del proyecto Espejos Literarios, ese que decidió virar al revés, como a una media, al Principito, el maravilloso libro de Saint-Exupéry, convirtiéndolo en La Principesa (no me queda claro por qué no es La Princesita).


El proyecto argentino Espejos Literarios declara que “busca reformular las obras maestras de la literatura para dotar de significado a su carácter universal”. Para despegar, la emprendió con ese libro, escrito en 1943 y cuya grandeza lo apuntó entre los diez textos más leídos en todo el mundo durante el siglo XX. 

Para argumentar su quehacer, Espejos agrega: “En estos libros derivados de la obra matriz, las personas pertenecientes a grupos tradicionalmente discriminados pueden ver reflejada su realidad sin necesidad de renunciar a nuestras joyas literarias, identificarse más fácilmente con los personajes protagonistas para vivir a través de la imaginación sus aventuras y sinsabores y, en definitiva, construir una visión del mundo más amplia e inclusiva de la que encontramos actualmente en nuestras sociedades”.

Intentando ser consecuentes con tal declaración, Julia Bucci se concentró en la “adaptación” del texto, mientras que Malena Gagliesi se dedicó a replantear las icónicas ilustraciones del original. En consecuencia, El Principito se trasviste en una Principesa de cabello violeta, el aviador en aviadora, y la rosa en clavel... con espinas ¿?

Contado así, pudiera resultar hasta una especie de juego de niños, pero si se mira de cerca, es para horrorizarse.

Claro que, en general, es un empeño loable intentar variar el lenguaje sexista, hacer este mundo más inclusivo, pero de ahí a arremeter contra todas las banderas, contra joyas de la cultura universal, ya es otra cosa.

Solo hace unos días se puso en venta en librerías argentinas y también en línea esta “novedad” y, desde el primer minuto, no han dejado de aparecer cuestionamientos y críticas.

El muy sensible Saint-Exupéry, magistral traductor del alma humana, donde quiera que esté, debe andar disgustadísimo, al descubrir que, en esta propuesta del extremo del feminismo, el lugar de la rosa con toda su simbología, lo ocupa ahora, al decir de las propias autoras, “un pequeño clavel con espinas, frágil, desvalido, enternecedor, destinado a esperar el retorno de su principesa y único en el universo”. Ellas dicen que es “su contrapunto masculino”.

También para que “los animales reciban un trato un poco más amable que en la obra original”, en el primer dibujo del aviador la serpiente no se ha comido al elefante, sino a un volcán. Di tú.

alt
Buscando una equidad de géneros por los pelos y desde el irrespeto al autor y a los millones que tienen al Principito entre sus libros de cabecera, las creadoras de tal “versión” parece que agarraron la calculadora, exactamente como el hombre de negocios del libro original, y se pusieron a sacar cuentas para conseguir “una paridad de 60% y 40% en los personajes femeninos y masculinos”.

De dar continuidad a las pretensiones de este proyecto literario, La dama de las camelias bien podría convertirse en El caballero de los girasoles, y, por ese caminito, serían La vieja y el mar, Doña Quijota de la Mancha, El Ceniciento... Y si del panorama nacional se trata, entonces deberíamos esperar La cochera azul, Las aventuras de Guillermina, Nené travieso...

Por si esto fuera poco, también no hace mucho, la editorial Ethos Traductora, de Chile, especializada en editar textos para que se transformen en escritos con lenguaje inclusivo, optó por publicar también otra versión más del Principito. 


Para ellos fue el PrincipitE. No, no es una errata, "Dadas las características del texto (con un lector al que se dirige en un lenguaje afectivo y llano), decidimos optar por la ‘e’ como marca de lenguaje no sexista, ya que puede ser leído en voz alta". Así lo refirió a Radio Bío Bío Gabriela Villalba, directora de Traductora Ethos.

Explica esta señora que la versión está pensada para menores de entre 10 a 12 años que empezaron a utilizar un lenguaje no sexista, reemplazando, además, términos como "los hombres", por "las personas".

Mejor no comentar nada a propósito de esta última “innovación”. Ya CubaSí se había pronunciado, tiempo atrás, sobre el uso de “los niños y las niñas”, “los perritos y las perritas”... La doctora Nuria Grégori Torada, directora del Instituto de Literatura y Lingüística y vicedirectora de la Academia Cubana de la Lengua, afirmó entonces que «La Asamblea Nacional nos hizo una consulta al respecto hará dos o tres años y explicamos; también fuimos a la Televisión, a la Mesa Redonda, pero sigue pasando y eso hace al lenguaje monótono”.

La Real Academia Española (RAE) lo hace claro en sus normativas: “Este tipo de desdoblamiento es artificioso e innecesario desde el punto de vista lingüístico”.

No por emplear la E, el símbolo de @ o decir amigos y amigas, la necesaria visión no sexista e inclusiva avanzará mucho más; en ocasiones se consigue solo volver densos y poco claros los mensajes, y a veces hasta se convierte en un boomerang.

Eliminar los enfoques sexistas, no inclusivos, del lenguaje y la comunicación en general, dependerá siempre, en primera instancia, de las intenciones y la posición del comunicador con respecto al asunto.

Según el proyecto Espejos Literarios, con su “versión” de la obra de Saint-Exupéry, la Bucci y la Gagliese respetaron lo esencial de la obra, “eso que, para Saint-Exupéry, es invisible a los ojos”. No hay por qué dudar que esas realmente fueron sus intenciones, pero lo que en La Principesa se hace invisible a los ojos y también al corazón es la seriedad, el respeto a lo esencial.

Leer también: El perro y la perra son amigos de los niños y las niñas

Visto 548 veces

Comentarios  

 
#10 avevenix0967 15-11-2018 11:01
Inaudito!!!!
Que se permita una publicación asi, dentro de poco se verán entonces muchas versiones de los grandes de la literatura universal
 
 
#9 UNA TARDE DE NOVIEMB 03-11-2018 07:40
Necesito leer ¨La Principesa¨.... ...para así poder emitir criterio.
 
 
#8 Nany 02-11-2018 11:59
es muy doloroso que una obra de tal calidad se vea estropeada con esta mala imagen que causara al gusto de muchos que amamos El Principito de Exupery con esta parodia de la Principesa, me paso algo similar con un libro llamado Oros Nuevos claramente por Oros Viejos de Herminio Almendros, dejo mucho que desear, por qué se permite que se utilicen titulos universales como ganchos facilistas para aumentar las ventas?
 
 
#7 Manuel 02-11-2018 08:56
Mucho cuidado con estas tendencias. Recordar al Realizador de la Asociación Hermanos Saiz. y la Película. sobre Nuestro Apostol. Bastante Tergiversada. Y Fuera de la Realidad. con diálogos y señalamientos. bastante irrespetuosos hacia nuestro Apóstol y con todo y eso Logro realizarla. Me pregunto ? Como estas cosas pueden pasar?. este caso de los Libros es muy peligroso. la Historia ,la literatura, te la tergiversan. Nosotros no estamos ajenos a nada. nos puede pasar también. la semana pasada me enseñaron un video por celular. no voy a mencionar aquí seria faltarme el respeto a la Periodista ,foristas y a mi mismo. sobre nuestra Historia. me molesto bastante. les creen mas a este tipo propagandas. les explique. que todo eso es tergiversado. hay mucho montaje, es propaganda enemiga. es parte de la guerra de 5 ta generación destinada a los Jóvenes. y hablando con ellos me entere de mas cosas que han visto. ellos ven esto con tanta naturalidad. que no se si los convencí con mi arenga
 
 
#6 Lore 01-11-2018 14:14
Es increible que se gaste tanto tiempo y dinero en vanalidades como esas. Mientras que existen problemas peores y que la mayoria se hacen los de la vista gorda. Me pregunto si a los niños y niñas de africa, siria, india y muchos otros paises les gustaria leer El principito o La Principesa para calmar su hambre.
 
 
#5 lia 31-10-2018 12:17
extremismos!!! q será lo siguiente, Mama Goriot?
 
 
#4 alexander 31-10-2018 12:10
Ay, los extremos, los extremos... Por eso es que luchas tan válidas se vuelven en un arma disparada contra si mismos. Lo peor es que tenemos dirigentes en nuestro país que han seguido con esa tónica.
Estoy muy de acuerdo con el planteamiento de que un mensaje se puede volver monótono y perderse en esas interminables y nada claras distinciones o "in-distincione s".
 
 
#3 ManuelF. 31-10-2018 09:48
Verdad que este mundo.... Si Antoine de Saint-Exupéry pudiera ver lo que le están haciendo a este Libro, patrimonio literario de la humanidad.... eso no debiera de permitirse (creo yo).... se verán horrores
 
 
#2 thelastsoulja 31-10-2018 07:54
Como el animado cubano de meñique, y la version que hicieron de abdala
 
 
#1 UnKnown 31-10-2018 07:02
Bárbaro. Y yo que pensé que estaba errado. Ya tengo la justificación para sacar mi próximo libro "El bello y la bestia" donde hablo de mis aventuras con mi mujer.
 

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar