lunes, 19 noviembre 2018, 02:07
Sábado, 27 Octubre 2018 06:39

MIRAR(NOS): La clave para entendernos

Escrito por  Liz Beatriz Martínez Vivero/Especial para CubaSí
Valora este artículo
(5 votos)

¿A quién de ustedes no le han dado ganas de salir corriendo en la búsqueda de Khaled? Su sinceridad, en peligro de extinción para ambos sexos, me ha puesto a prueba. 



¿A quién de ustedes no le han dado ganas de salir corriendo en la búsqueda de Khaled? Su sinceridad, en peligro de extinción para ambos sexos, me ha puesto a prueba. Apenas puedo teclear, al saber que me lee alguien con tanta verdad.

Después de la broma que espero el «conejillo Khaled» reconozca en mis primeras líneas, ya entro en el pollo del arroz con pollo, como diría un entrañable profesor que recordarán mejor que yo los condiscípulos o coterráneos que me lean.

Durante siglos de historia, los hombres, en su variación más sincera (poetas y humoristas), han derrochado un arsenal de verborrea, no siempre acorde a su lenguaje técnico, en la búsqueda insaciable de la llave que les abra el entendimiento ante la ecuación del comportamiento femenino.

Repleta de variables, les entregamos alguna información y, ante la respuesta equívoca, unos se rinden; los más, siguen intentando a medias, sin alcanzar definitivamente el éxito de aquella empresa que emprendieron en un pasado no tan lejano, pero borroso, lleno de colores, como todos los principios.

El caso definitivo es que, a ojos de las mujeres, todos los hombres son sospechosos por delitos imputables a toda la especie, de modo que, si usted no es adúltero, tendrá que demostrar que no lo es y solo entonces será creído, exonerado de cualquier culpa.

Es posible que ya no estemos enamoradas, pero el «te amo» de sus labios será un delicioso bálsamo, incluso mágico, con el poder de sanar cualquier herida.

Lo mismo sucede con «estás linda». Toma menos de dos segundos pronunciar la frase y es increíble como escuchándola todas las pesadillas de traición se vuelven cuentos de hadas, príncipes y princesas.

Si una mujer pregunta qué ropa debe usar, no es de sabio enojarse cuando salimos vestidas exactamente con el atuendo contrario.

Llegando a una fiesta, una mujer es capaz de, apenas llegue, escanear el salón y percibir quién le interesa. Esté atento.

¡Claro! Pensamos en el sexo con la misma compulsión que ustedes, o más. ¿La diferencia? No lo demostramos.

Por más amor que seamos capaces de dar y de querer recibir, existen (LEA BIEN AHORA) ¡siete días! en los que queremos estar lejos de todo el mundo. Usted tiene dos opciones: amarrarse a un poste y esperar a que pase la tormenta o comprar un obsequio. Recomiendo la segunda opción.

En lo personal, adoro todo tipo de cabello en el cuerpo masculino, aunque de más está decir que la depilación o el afeitado es también mi tortura favorita.

Las mujeres detestan hacer el amor sin ganas, pero —aun así— son capaces de hacerlo sin que un hombre llegue a sentir la diferencia (o quizás sí).

Una mujer con hijos es más fácil de seducir que una sin ellos. Juegue con ellos y jugaremos con usted. Ignórelos y le ignoraremos.

Si tenemos un problema, no intente soluciones; ya las tenemos, aunque no resulten las más acertadas.

Recuerde que no todas pretenden hijos y familia, algunas se conforman con los orgasmos y les va bien con ello.

No imponga; no manifieste que es el decisor en la relación, aunque lo sea: odiamos los órdenes preestablecidos y los partidos de fútbol son disfrutables hasta la primera media hora. El resto... es más de lo mismo.

Y ahora, hombres y mujeres que me leen, ¡a comentar!

Visto 492 veces Modificado por última vez en Domingo, 28 Octubre 2018 00:21

Si Usted está a punto de amar a alguno o por lo bajito enrolarse en la aventura la columna le vendrá como anillo (¡Caramba!) al dedo. 

Al principio, cuando nos hablaron del amor, nadie dijo que dolería.

¿Alguna vez ha soñado, en medio de la noche, que está a punto de caerse de la cama? En el preciso momento en que ya casi se visualiza en el suelo despierta y la comprobación de la irrealidad le hace sonreír soñoliento.

La temible edad en que pasas de ser «niña» y se te erizan hasta los pelos de la lengua cuando los más jóvenes que tú piden «permiso, señora»...

Si buscara un similar para la palabra «bondage» en castellano de Cervantes alguien no muy ducho en materias relacionadas con lo sexual, un recién llegado a esta columna pudiera confundirla con bondad a la hora de…

Muchas veces los conceptos sensualidad y sexualidad se confunden, debido a la medio borrosa línea que los separa es muy fácil la tendencia de enmarcarlos bajo el mismo concepto.

Muchos tabúes giran en torno a su práctica durante la gestación y hoy Cubasí se propone desmitificar tales pareceres.

En la película El lado oscuro del corazón el protagonista, es la escena más memorable, se cuestiona sobre el verdadero significado del amor.

Comentarios  

 
#4 Day 30-10-2018 12:19
Inye: Usted es el hombre que yo necesito jjjjjj. Nada, es una broma, necesito un tiempo alejada de tanto estrés de pareja, necesito un tiempo de soledad, pero el articulo me encantó. Maravilloso
 
 
#3 RONY9 29-10-2018 13:43
Pues si, por ahí andan los tiros ciertamente.
 
 
#2 Inye 29-10-2018 09:18
Sin dudas muy simpático tu artículo de hoy. En lo personal si me preguntan cómo vestir, nunca emito mi opinión, simplemente le respondo que en cualquier circunstancia se verá hermosa; durante esos " siete días" prefiero amarrarme a un poste, la economía no da para tantos regalos Ja,ja,ja; por suerte siempre, o casi siempre, distingo si ella no tiene deseos y por tanto, ni lo intento, siempre defiendo la calidad por encima de la cantidad; les doy la opción de elegir entre el compromiso o la informalidad (aventura), yo me siento cómodo en cualquiera de los casos; y cuando quiero lograr que se haga lo que deseo, empleo maneras suaves pero firmes, sin imposiciones y uso frases como " me gustaría..., no crees más propicio hacer..., que te parece si..., te propongo..." etc..., me ha dado resultado, se los aseguro, jejejejee.
 
 
#1 UNA TARDE DE NOVIEMB 27-10-2018 07:53
Muchas gracias Liz, por tantas sabias enseñanzas..... .. algunas me las habían comentado algunas entrañables amigas,..... otras, mas o menos las había intuído....... pero nunca oficialmente las había declarado, una inteligente mujer. Con usted siempre se aprende.
 

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar