miércoles, 16 octubre 2019, 05:38
Martes, 23 Octubre 2018 15:14

Franklin Marén y Lienna Montero: El cántaro de la fuente rompió de bronce (+VIDEOS)

Escrito por  Harold Iglesias Manresa/CubaSí
Valora este artículo
(2 votos)
Franklin Marén tuvo en los segundos periodos un rendimiento arrollador Franklin Marén tuvo en los segundos periodos un rendimiento arrollador Ricardo López Hevia

Franklin Marén (70 kg) y Lienna de la Caridad Montero (55) esculpieron rendimientos de bronce, el primero como premio a la perseverancia a sus 30 años; Lienna convertida en la primera mujer cubana capaz de obtener una presea en Mundiales de lucha absolutos.

Fueron sucesos memorables para Cuba los de este martes en el Sports Arena de Budapest. Franklin Marén (70 kg) y Lienna de la Caridad Montero (55) esculpieron rendimientos de bronce, el primero como premio a la perseverancia a sus 30 años; Lienna convertida en la primera mujer cubana capaz de obtener una presea en Mundiales de lucha absolutos.

La ruta de ambos

Comenzaremos por el camino de Franklin quien luego de ceder 1-5 ante el subcampeón de Bahréin (nacionalizado) Adam Batirov, tuvo que labrar su medalla en el durísimo camino de la repesca. Allí no tuvo miramientos y despachó por sendas superioridades técnicas al moldavo Mihail Sava (10-0) y al experimentado armenio Devid Safaryan (12-2).

El pleito decisivo por el bronce tuvo similar desenlace favorable para él: 11-1 sobre el ucraniano Andriy Kvyatkovskyy. El oro de esa división se lo colgó al cuello el ruso Magomedrasul Gazimagomedov.

Lienna también sucumbió en su primera presentación ante la en definitiva se erigiría subtitular, la bielorrusa Zalina Sidakova. Con  historia similar a la de Franklin, encaró la repesca donde le recetó superioridad técnica (10-0) a la vietnamita Thi Ly Kieu. En la batalla campal que definiría el bronce, cuando las fuerzas flaqueaban, sacó ventaja 5-1 que terminó siendo victoria por un pelo 5-4 sobre la estadounidense Jacarra Gwenisha Winchester.

En el caso de Lienna, la mayabequense nacida el 21 de enero de 1998 se convirtió en la primera mujer cubana en obtener una presea en un Mundial de mayores. Precedida por su plata en el certamen universal de Tampere el pasado año, Lienna apostó por su empuje, constante búsqueda de su rival, y seguir las indicaciones del avezado Filiberto Delgado, que desde la esquina parecía un “tenor hiperquinético” aconsejando a su pupila. De hecho, para tejer su camino Lienna apostó por el control de los brazos de sus adversarias antes de tirarse a tacklear las dos piernas, además de mantener la postura bajita, lo cual dificultaba las embestidas de sus contrarias.

Más que merecida su presea en peso dominado por la nipona Mayu Mukaida, para una disciplina que en Cuba inició su práctica para damas en el año 2006, pocos meses antes de los Juegos Centroamericanos y del Caribe de Cartagena de Indias, Colombia.

Antes de Lienna, la ya retirada Catherine Videaux (63 kg), fue la que más cerca estuvo del podio en Moscú 2010, cuando culminó quinta. Por Cuba la otra carta femenina, la avileña Yudari Sánchez (68 kg), igualmente subtitular juvenil y bronce en la lid del orbe sub-23 quedó en el camino con saldo de un triunfo y un fracaso. Se le antojó la piedra en el zapato por superioridad técnica (0-10), la estadounidense Tamyra Mariama Mensah, quien a la postre discutirá uno de los bronces.

Franklin al descubierto

Había vencido retos importantes como derrotar dos veces al puertorriqueño Franklin Gómez, incluida una importante en los Juegos Centrocaribeños de Barranquilla. También rindió buenos performances en la Copa del Mundo de Iowa (saldo de 3-1), Estados Unidos y el tope frente al elenco de ese país (cedió 1-2 ante el subcampeón Mundial de esa nación).

Esos pleitos le permitieron ganar en confianza y experiencia competitiva de cara al Mundial, además de crecer al lado de Alejandro Valdés, Liván López, Yowlys Bonne, ahora Geandry Garzón… Con ese aval, pese a llegar a Budapest con casi 30 años el sobrino de Juan Luis Marén no podía defraudar.

No lo hizo. Su adiós a los 70 kg lo patentó con bronce y ahora sueña con más fuerza en objetivos futuros como los Juegos Panamericanos de Lima y los Olímpicos de Tokio 2020.

“Esta ha sido la felicidad más grande que he podido tener en mi vida. Psicológicamente me prometí no mirar atrás ni pensar en esa derrota inicial. Mi mundial comenzó en el repechaje y demostré estar preparado para cualquier contrario. Confié mucho en el tackle a las dos piernas o el tronco con cabeza por dentro, el control de los brazos de los adversarios y la explosividad al iniciar mis movimientos. Rápido, pero seguro, preparando al rival para hacer mi entrada en el momento justo.

Mendieta y Yowlys me dijeron: lucha seis minutos para ver si te aguantan el ritmo.

Con Alejandro Calabaza Valdés aprendí muchísimo. Luchamos en cantidad de ocasiones, es muy inteligente y te pone a pensar en cada detalle sobre el colchón. Ahora en este regreso Geandry Garzón será en extremo difícil en la lucha por la titularidad de los 74 kg. Es un natural y en la recta final de la preparación me sirvió de mucha ayuda en los sparrings.

De hecho, me faltaba resistencia a la fuerza y algo de preparación física y en este Mundial me sentí mucho mejor en ese sentido. Con Torreblanca también trabajé ese elemento. Y con Liván crecí en el aspecto técnico, es un luchador que tira de todo, en cualquier posición, de incontables recursos".

Del indómito que inició su camino en la lucha en la polivalente Alejandro Urgellés y con la notoria herencia de su tío, cabe destacar que agradeció a sus entrenadores, entre ellos Julio Mendieta y especialmente a Norge Cruzata, el que lo inició en la llamada Tierra caliente.

Por Cuba hubo otra satisfacción en materia de resultados de nuestra escuela de gladiadores, pues el nacionalizado italiano Abraham Conyedo se agenció uno de los bronces de los 97 kg, dirigido desde la esquina por otro antillano: Enrique Valdés, quien cumple con un contrato como entrenador en ese país.

Con cinco exponentes, nuestra armada se ubicó cuarta en la tabla de puntuación de la libre masculina con 67 unidades. Le antecedieron Rusia (178), Estados Unidos (150), y Georgia (105). En tanto en el medallero recalamos quintos hasta este minuto (1-0-3). Los propios rusos (4-1-2), estadounidenses (3-1-3), Japón (2-0-2) y los georgianos (1-1-2), nos superan.

Visto 697 veces

Medios

Combates por el bronce de Franklin Marén (70 kg) y Lienna Montero (55) United World Wrestling

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar