sábado, 20 abril 2019, 12:14
Jueves, 25 Octubre 2018 05:38

Trabajo por cuenta propia: Una mirada desde el Derecho

Escrito por  Alina M. Lotti / CubaSí
Valora este artículo
(4 votos)

A las puertas de la Jornada nacional de Seguridad y Salud del Trabajo (del 1ro. Al 30 de noviembre) resulta imprescindible tener presente el sector no estatal de la economía.

 

Con un incremento sostenido en los últimos años, el sector no estatal de la economía (cuentapropismo) ha llegado para quedarse como una eficiente forma de gestión, por lo que hoy sería impensable prescindir de sus servicios en disímiles esferas y sectores de la sociedad.

Sin embargo, desde el punto de vista jurídico podrían formularse varias interrogantes: ¿Están del todo protegidos los trabajadores por cuenta propia?, ¿conocen las normas que amparan su quehacer? ¿de qué manera estarían en mejores condiciones de exigir sus derechos?

Sobre estos y otros tópicos, CubaSí dialogó con tres juristas, quienes desde sus respectivas funciones y responsabilidades consideran oportuno el accionar desde el Derecho en aras de perfeccionar la protección de tales trabajadores.  

Inspección del trabajo: tocar las puertas del sector privado

Según Iskra Rivera González, directora de un bufete colectivo en Matanzas, “hay derechos que hoy no se están cumpliendo de forma adecuada, como son los horarios, las condiciones de seguridad y salud del trabajo, los cambios de puesto laboral que ocurren sin contar con el trabajador, en dependencia de la necesidad del empleador”.  

Sobre el salario, por ejemplo, la abogada comentó que la persona no siempre es remunerada tal y como está dispuesto en la legislación.

“El trabajador por cuenta propia contratado resuelve su problema —como diríamos en buen cubano— porque el empleador le paga a diario, entonces no tiene ese salario fijo que debe quedar establecido en un contrato”.

Por eso insistió en la necesidad de que una institución estatal revise el asunto con la seriedad que merece para acompañar como es debido esta forma de gestión.

Explicó, además, que el asunto es muy importante por la cantidad de jóvenes que laboran bajo estas condiciones de cuentapropismo. “A ellos estamos en el deber de enseñar sobre lo que sucede realmente en el Derecho del Trabajo, que valga la redundancia, constituye un derecho fundamental en nuestro país”.

Abogó “porque la inspección del trabajo toque las puertas del sector no estatal de la economía”, y aseguró que tal acción — contemplada en el Código de Trabajo— puede abarcar la gestión no estatal. 

“El trabajador por cuenta propia al adentrarse en un negocio debe imponerse de lo que está dispuesto, exigir un contrato escrito, y desde un primer momento tener conocimiento de cuáles son sus derechos, los cuales están plasmados en una ley”.

Ampliar lo legislado

En tanto, Carlos Manuel Alfonso Álvarez, abogado de un bufete colectivo en la provincia de Cienfuegos, explicó que en la actualidad todo lo que ocurre en la relación jurídico-laboral entre un trabajador contratado y un trabajador empleador pasa por un solo artículo en el Código de Trabajo.

En correspondencia con ello respaldo —dijo— la existencia de un articulado más profundo, específico, directo que sea eficaz en la solución de determinados conflictos que puedan ocurrir entre el trabajador que contrata mano de obra y el que, en cambio, ofrece sus servicios.  

“Soy de la opinión que debe ampliarse lo legislado, como abogado defiendo la especificidad de la norma, es decir del Código de Trabajo —aun y cuando, como se dice, no nos ponemos de acuerdo todos los colegas— considero que la Ley no. 116 debe contemplar otros detalles y situaciones.

En este texto solo el artículo 72 aborda el tema, e incluso te remite a una Norma que tiene como fundamento la empresa estatal socialista, lo cual resulta contraproducente porque los principios y las bases que la rigen no coindicen con los intereses de los cuentapropistas.  

No debo dejar de mencionar que hoy estamos en medio de un proceso total de revisión constitucional y creo que es el momento ideal para lo que estamos planteando respecto a tal factibilidad, incluso teniendo en cuenta las palabras del General de Ejército Raúl Castro cuando en el año 2010 subrayó que el cuentapropismo no iba a dar un paso atrás, es decir dejó sentadas las bases para su desarrollo.

Por ende lo que podamos ahora incorporar a la norma desde el punto de vista sustantivo y procesal será una necesidad para que los trabajadores por cuenta propia se sientan protegidos, ¡con eso  vamos a ganar todos!

El contrato de trabajo como documento esencial

Por otra parte, Francisco Masot Diaz, de la empresa provincial Consultoría Jurídica Habana del Este, abordó de manera particular el Artículo 73 del Código de Trabajo que establece las cláusulas y condiciones en las relaciones de trabajo entre personas naturales en el sector no estatal de la economía.

En la práctica —explicó– los empleadores no suscriben los contratos de trabajo con sus trabajadores subordinados y si lo hacen no toman en consideración las cláusulas mínimas de este artículo, solamente se suscriben a las generales de las partes.

“En ocasiones no consignan el salario, porque no les conviene desde el punto de vista tributario y por otras cuestiones”.

En el caso de un cocinero que labore en un paladar, comentó que muchas veces no se especifica qué actividades va a desarrollar, la conducta que debe cumplir en ese puesto laboral, las normas organizativas y tecnológicas.

“Pero hay actividades por cuenta propia que son bastante complejas, como es el caso del sector de la construcción, la reparación y el mantenimiento de inmuebles, que requieren de decenas de trabajadores, los cuales deben cumplir con las normas de seguridad y protección del trabajo que, a su vez, deben garantizarse por parte del empleador.

 cuba
En el trabajo por cuenta propia, los empleadores deben garantizar a la fuerza contratada

los medios de protección, debidamente certificados, de acuerdo a la complejidad de las

actividades que realizan.

“En la práctica sucede muchas veces que las herramientas y maquinarias son propiedad de los trabajadores, pero en cambio no se les garantiza los medios de protección y tampoco existe preocupación porque tal equipamiento esté certificado por las autoridades competentes a fin de que en realidad cumplan su cometido.

"Por ejemplo, puedo contar con un andamio pero ¿cómo sé que tiene las condiciones mínimas para aguantar el peso y la altura?".

Masot explicó que el trabajador desde que inicia la relación laboral tiene conocimiento de la plaza que va a desempeñar, pero no así de las normas de orden interior y tecnológico de ese negocio privado y, por lo tanto, cuando él las vulnera (a criterio del empleador) no tiene cómo defenderse. Esas normas solo las ha conocido de manera verbal, pero no han sido plasmadas en el contrato, lo cual después desde el punto de vista probatorio resulta difícil.

trabajadores por cuenta propia matanzas costurera 280416 CUBASI

El sector no estatal de la economía llegó para quedarse, en muchos sectores son decisivos

en cuanto a la prestación de servicios.

Visto 1006 veces Modificado por última vez en Lunes, 10 Diciembre 2018 10:38
La voluntad del gobierno cubano favorece hoy la flexibilización y el ordenamiento del trabajo por cuenta propia (TCP), reveló la viceministra de Trabajo y Seguridad Social, Marta Elena Feitó.
El reordenamiento del trabajo por cuenta propia en Cuba estará acompañado de un amplio proceso de socialización de las nuevas normas jurídicas que entrarán en vigor el próximo 7 de diciembre, informó hoy una fuente oficial.

Comentarios  

 
#7 waldo 28-10-2018 22:23
Los trabajadores estatales migran al TCP, por que tienen mejor renumeración, y eso es obvio, el periodista deviera investigar como se facilita su desarrollo, mercados, materias primas etc. No creo que sea este el principal problema dentro del cuentapropismo.
 
 
#6 Mally 26-10-2018 11:53
Las relaciones jurídicas laborales en el trabajo por cuenta propia están muy débiles en el sistema normativo cubano. El código de trabajo, la ley de seguridad social y resoluciones del MTSS, son muy omisos en varios temas. Periodista y foristas, tengo una tesis de Maestría sobre este tema, si les interesa conocer del tema y sufrir un poco, este es mi correo:
 
 
#5 pepe 26-10-2018 07:50
Considero a este artículo para cumplir mejor con lo que sugiere su título, debería pronunciarse sobre la relación del trabajo por cuenta propia y el Código del Comercio vigente en nuestro país, al que no se le menciona en ningún artículo y sin embargo pudiera ser crucial para hacer un análisis correcto, cuando hablemos de leyes, hablemos de todas, dicho código está viegente, por ello debe ser la primera ley a tomar como base.
 
 
#4 Arquero 25-10-2018 14:50
Si uno mira con claridad el transcurso de nuestras propias vidas durante estos ultimos 60 años se hace justicia cuando se da cuenta que el más grande logro de La Revolución Cubana fue quitarles los dueños de encima al Pueblo. Hoy se lejisla, se orienta, a linea, se lucha, se plantea, se planifica, se tapa, opera por lograr hacer aparecer de nuevo esa figura y engancharla en el cuello de la Republica. Algo que estoy ya convencido que se va a lograr y ya veremos...
 
 
#3 Manuel 25-10-2018 11:34
Este es un Tema complicado. Ninguno de nosotros es totalmente invulnerable a las seducciones capitalistas, a lo atractivo del individualismo, a la tentación del acomodamiento. La cabeza piensa donde pisan los pies. la contradicción entre política de izquierda y economía de derecha. Todavía veo muchos temores en nuestro país. al tratar el tema de ¨¨Propiedad privada en los negocios¨¨. o sector no estatal. o trabajadores o TPCP. miren cuantos nombres. no podemos seguir con las Trabas y con temores en este sector. Sin embargo. este sector gozara de ciertos privilegios en cuanto a su abastecimiento con los viajes próximos a Panamá. un dueño de un negocio. El exige y se arroga el derecho de determinar quien trabaja y quien no. y en nuestro sistema socialista. estos son temas complicados. que el mismo estado tiene que saber que hacer. en ocasiones pienso. que estamos tirando piedra. llevamos años con este tema. y estamos como Ruperto. caminamos 2 pasos para atrás y uno para adelante.
 
 
#2 UNA TARDE DE NOVIEMB 25-10-2018 09:41
Comprendo la idea central de este artículo....... la cual creo que es correcta.
Por supuesto que en buena lid,.......los juristas se encuentran en el sagrado deber,......de defender justamente las partes sensibles que afectan a los cuentapropistas ......que también son trabajadores cubanos.......p ero cuidado!!!!.... . porque entre col y lechuga.....tam bién están ocurriendo muchas transgresiones de la ley a favor de los cuentapropistas ,.....a partir de las cuales......est os se están haciendo muy ricos!!!!.....y si lo digo......es porque trabajo en el area de economía de una entidad estatal......y ya tengo varias experiencias en este sentido.
 
 
#1 Alejandro 25-10-2018 08:31
Estoy muy de acuerdo con la opinión de los juristas, es un excelente artículo y realmente esperaba mas respuestas y aclaraciones, pues el contrato, salario y la Seguridad Social no lo es todo, está el tema de la selección, es decir la aptitud Vs Actitud, el clásico universitario de 40 años Vs jovencita criollita de 19 para una plaza determinada, el color de la piel, la vigencia, la permanencia, los derechos y obligaciones, el foro de litigio, causas de la rescisión del Contrato, vacaciones, etc. Esperaba quedar convencido de que si se aplica el sistema de contratación estatal al sector privado, el régimen disciplinario, las garantías laborales, salariales y demás a este último sector cuando "trabajas aquí hasta que me de la gana" pues para eso es su establecimiento . Es bien complicado este tema.

Miren: El TPCP está desprotegido EN ESTE TEMA DE LA OBLIGACIÓN DEL CONTRATO ya que no se obliga a ello, sin embargo: al ser privado ¿tendrá que regirse por el régimen disciplinario que se aplica a los trabajadores estatales? ¿como queda si mañana entra una mas joven y bonita que la anterior y despiden a una ya "fija", ¿que derechos tiene ésta última?

El proyecto de constitución refiere a la propiedad privada como una de las ya existentes, sin embargo, en el apartado económico no se menciona o profundiza, solo se menciona la propiedad privada sobre la tierra.

OTRO TEMA:
¿será pensar en capitalismo que los TPCP puedan tener sus PYMES?
Recién en el debate que hubo sobre el tema, un funcionario del MTSS que se identifico como tal: "MTSS" dijo que el TPCP solo se concebía (parafraseando el criterio de este especialista) como fuente de ingreso solamente, pero ¿y si el TPCP crece, sus utilidades le dan para contratar mas personas, se profesionaliza en su servicio !!!!OBVIO que todo lo hace por lo normado!!!!, con 3,4 o más trabajadores ya tiene su propia empresa privada, ¿por qué no se reconoce esto?
Esta claro que entre regulaciones e impuestos, al TPCP, le queda MUY poca utilidad para crecer, pero: ....... REITERO: !!!!todo lo hace por lo normado!!!!, es decir, el pizero no resuelve nada por la izquierda, ni el del paladar, ni el fotógrafo o el plasticador o el mecanógrafo.... ., si le queda y el tipo crece, tiene su clientela fija, se hace de una marca, legítima, única e irrepetible, ¿no podrá reconocerse esta como una empresa privada?, ¿por qué?

RESUMEN: EL tema de la contratación en el sector privado tendrá que regularse (cumplir obligación) de alguna manera en algunos aspectos o adecuarse el código de trabajo a este sector pues de lo contrario no se avanzará.

Disculpen que me haya extendido
 

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar