jueves, 15 noviembre 2018, 01:12
Domingo, 21 Octubre 2018 07:46

Equipo de boxeo de Alemania en Cuba: “Venimos a entrenar con los mejores”

Escrito por  AFP
Valora este artículo
(0 votos)
Integrantes de los equipos olímpicos de boxeo de Cuba y Alemania entrenan juntos en La Habana. ©AFP Integrantes de los equipos olímpicos de boxeo de Cuba y Alemania entrenan juntos en La Habana. ©AFP

Sin aire acondicionado, el vapor de los cuerpos sudorosos se condensa en un gimnasio con techo de zinc en las afueras de La Habana.Treinta grados.

Para el equipo olímpico de boxeo de Alemania, no importa.Están aquí para pelear con los mejores: los cubanos.

Sus integrantes están en formación, promedian los 22 años y tienen poca experiencia en torneos internacionales.Entre sus filas cuentan con un entusiasta fajador de origen checheno, el único que ha vencido a un cubano en un torneo oficial.

El resto llega a la cita como si fuese un duelo con el Barcelona o el Real Madrid.Los Domadores están esperándolos con todas sus estrellas olímpicas en la Escuela Nacional de Boxeo, una finca en la zona de Wajay, un municipio en las afueras de La Habana.

“Venimos a entrenar con los mejores, ahora es posible (…) hemos tratado de venir por mucho tiempo, y ahora recibimos la invitación”, dice el entrenador de los alemanes, Eddie Bolger.Considera que el contrincante cubano es difícil de adivinar.

Bolger, de origen irlandés, explica que su intención es preparar a su equipo para los Juegos Olímpicos de Tokio-2020.Comienza el calentamiento, los alemanes dan giros por la austera barraca rodeada por árboles, que dista mucho de sus campos de última generación.

Algunos implementos están deteriorados por el uso, pero no dejan de ser útiles.Los alemanes han traído como donación un centenar de guantes, en retribución.La tropa alemana contiene jóvenes con orígenes tan diversos como Rusia, Turquía o Marruecos.

De pronto, desde el fondo del pasillo, como una flotilla de guerra, surca una escuadra azul y roja, con sus buques insignia al frente: Roniel Iglesias (oro de Londres-2012) y Julio César La Cruz (oro de Rio-2016).

Bolger diría después que percibió al instante la sonrisa de alegría de sus pupilos.

– Peleando con una potencia mundial –

Cuba es la primera potencia mundial en el boxeo, aunque en los últimos años a causa principalmente de la constante fuga de talentos no ha podido dominar en todos los eventos internacionales.

En sus vitrinas exhibe 73 títulos en la historia de los campeonatos mundiales y 37 en los Juegos Olímpicos.

Este año obtuvo la tradicional Copa Química de Halle, en Alemania, uno de los torneos de boxeo más fuertes y reconocidos de Europa.Sin embargo, en esa ocasión hubo un alemán que destacó frente a Cuba.

Hamsat Shadalov, de origen checheno y que acaba de cumplir 20 años, venció 5-0 al doble campeón olímpico cubano Robeisy Ramírez.

“Gané mucha experiencia, él era muy fuerte (…) Cuba es el mejor país en boxeo y eso me dejó orgulloso”, explica Shadalov a la AFP.

Ramírez abandonó un mes después en México a la selección cubana, durante los entrenamientos de cara a los Juegos Centroamericanos y del Caribe de Barranquilla.

Cuba también viene de hacerse de la semiprofesional Serie Mundial de Boxeo (WSB) disputada en China.

Las divisiones masculinas en la próxima serie se redujeron a ocho, para darle más oportunidades a las mujeres.También se han ampliado las categorías en los Juegos Olímpicos de 2020, en favor del boxeo femenino. Pero Cuba no permite que las mujeres lo practiquen oficialmente.

– Amigos, pero rivales en el ring –

“El boxeo europeo es muy disciplinado, están catalogados entre los más fuertes”, explica el medallista cubano Roniel Iglesias, listo para calentar al ras del suelo.

Más arriba, en uno de los cuadriláteros, Julio César, ‘La Sombra’, ya intercambia golpes con un sparring alemán.

“Desde el punto de vista deportivo nos conviene mucho entrenar con los europeos, porque son diferentes estilos.Nos conviene intercambiar con ellos”, admite el entrenador cubano Rolando Acebal.

Pese a los debates en el Comité Olímpico Internacional para retirar el boxeo de los Juegos Olímpicos por problemas en la gobernanza de su Federación Internacional, Cuba y Alemania siguen entrenando.

“Retirarlo sería devastador”, dice Bolger.”Es uno de los deportes más antiguos del olimpismo y esperamos que se mantenga”, considera Acebal.

Tras varias rondas, el entrenamiento termina y los atletas cubanos corren al terreno de fulbito.Invitan a sus pares alemanes.Arman equipos mixtos y juegan hasta que el bus que transporta a la visita enciende los motores.La idea es que Cuba devuelva la visita el próximo año.

Más allá de la cordialidad, ante la eventualidad de que en una final se encuentre con ellos, ‘La Sombra’ tiene las cosas claras: “Para ser campeón hay que ser invicto (…) Que gane el mejor encima del cuadrilátero, pero siempre me preparo para vencer”.

Visto 278 veces

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar