jueves, 15 noviembre 2018, 09:33
Miércoles, 17 Octubre 2018 03:37

Fidel y la AHS: un libro y regalo especial en Congreso

Escrito por  Lorena Viñas Rodríguez/ AHS
Valora este artículo
(0 votos)

El libro Fidel y la AHS, del compilador Elier Ramírez Cañedo se presentó este martes en el capitalino Centro de Convenciones de Cojímar en el contexto del 3er. Congreso de la organización de los jóvenes creadores cubanos.

Se trata de un texto de la editorial Abril que posee intervenciones inéditas del líder de la Revolución Cubana durante dos encuentros con los jóvenes artistas e intelectuales de la Asociación Hermanos Saíz, en 1988 y 2001.


Días antes de la partida física del Comandante en Jefe, este autorizó la publicación de sus palabras en esos trascendentales eventos, según recordó Ramírez Cañedo. Por ello es una obra que refleja la visión antropológica de Fidel en temas que atañen a la sociedad y el papel de los artistas en el proceso revolucionario cubano.


De acuerdo con el director de la casa editorial, Joan Cabo Mijares, la obra es un regalo para los miembros de la Asociación y tendrá muchísimas reimpresiones en el futuro de la Revolución, pues está dedicado a las nuevas generaciones y refleja la actualización de la política cultural cubana.


Manifestó además que este material impresiona porque el Comandante en Jefe dialogó en esas oportunidades sobre muchos temas logrando contextualizar el entorno y recreando un espíritu de intercambio como método de trabajo y estilo de vida.


En tanto, Abel Prieto Jiménez, director de la Oficina del Programa Martiano, comentó que en su lectura de la obra descubrió claves relacionadas con la antigua Unión Soviética, el derrumbe del campo socialista y la reversibilidad de una Revolución.


Prieto Jiménez aludió a que en los discursos Fidel hace un grupo de anécdotas y menciones que parecen coyunturales, pero no lo son y relaciona la crisis de los países de Europa del Este con fisuras culturales, ideológicas y morales. Agregó, además, que el eterno Caguairán subrayó en 1988 lo autóctono de nuestro proceso y el clima político excepcional fruto de la singularidad.


Durante la presentación, el intelectual destacó varios pasajes de la obra y rememoró el vínculo de Fidel con la Uneac y sus análisis sobre el racismo, la marginalidad, los delitos, los símbolos yanquis asumidos como modernidad, el papel formativo de la familia, la calidad de la educación, entre otros conceptos.


Para Abel, Fidel resalta una y otra vez el papel de la cultura y retoma en esas piezas las palabras a los intelectuales en 1961 junto a su llamado a emplear armas nuevas para consolidar la ideología. Por ello, precisó que el libro propone “una fórmula para que en tiempos de demagogia y ofensiva imperialista se mantenga un agudo espíritu crítico y el compromiso más íntimo y genuino con los valores sagrados donde se afianza nuestra causa”.


El Director de la Oficina del Programa Martiano destacó que para la intervención en 2001 las circunstancias históricas son otras y en tan solo 13 años Cuba pasó por un escenario devastador tras la caída del campo socialista en los países de Europa del Este. Esta vez, el líder revolucionario dialoga sobre nuevas inquietudes como las tecnologías y los desafíos complejos que estas generan en el campo de las comunicaciones, dijo.

Visto 250 veces

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar