domingo, 18 noviembre 2018, 17:28
Domingo, 14 Octubre 2018 06:48

México: País horrorizado por un asesino serial

Escrito por  ANSA
Valora este artículo
(1 Voto)
Homenaje a las víctimas del Monstruo de Ecatepec. México horrorizado (foto: Ansa) Homenaje a las víctimas del Monstruo de Ecatepec. México horrorizado (foto: Ansa)

El llamado "Monstruo de Ecatepec", un comerciante de 33 años, detenido días atrás por haber dado muerte a por lo menos 20 mujeres, metía sus corazones en frascos con alcohol para ofrecerlos a la Santa Muerte y luego comía parte de sus restos junto con su esposa.


    Juan Carlos, quien confiesa que asesinaba a sus mujeres porque "las odiaba y le daban asco", cortaba a sus víctimas en pedazos y una parte los quemaba, otra los arrojaba a predios baldíos y otra más los arrojaba a sus perros.

    La pareja solía preparar "pozole", una especie de estofado que suele cocinarse con carne de cerdo o de pollo, mezclado con verduras y granos de maíz, con partes de los cuerpos de las mujeres para comerlas con su pareja Patricia, de 37 años, una ex prostituta que según autoridades sufre de cierto retraso mental.

    Estos detalles macabros salieron a la luz tras las primeras audiencias judiciales de la pareja multihomicida, un espectáculo que sigue con horror, perplejidad y morbo el país entero a través de los medios de comunicación.


    Las sobrecogedoras confesiones del feminicida, quien dijo que la cifra de sus asesinatos es pequeña porque se proponía matar a un centenar, muestran que solía matar a las mujeres, todas jóvenes o menores de edad, a sangre fría, con un cuchillo de 30 centímetros con mango de madera.

    Previamente, abusaba de ellas, aunque también tenía sexo post mortem con sus cuerpos, según el macabro relato, tan pormenorizado que resulta difícil no creer en su veracidad.

    Además, vendió sus huesos en el mercado negro, donde se suelen emplear para rituales de la Santa Muerte o de magia negra o para experimentos de estudiantes de medicina.

    En estos días agitados, nadie habla de otra cosa en México más que de este psicópata y su esposa, a quien se ha querido exculpar señalando que era dominada por su marido y sufría cierto retraso mental, aunque hay especialistas que no la excluyen de responsabilidad en los actos del asesino serial.

    En la más reciente audiencia, este viernes, Juan Carlos, que fue ya acusado de feminicidio y trata de personas, señaló a la fiscalía que le parecían "pocas" las mujeres que había matado pues su objeto era asesinar a por lo menos un centenar.

    El hombre afirmó que para someter a sus víctimas le aplicaba "llaves" tipo lucha libre a las mujeres para inmovilizarlas y que no gritaran, y posteriormente las asesinaba y descuartizaba, guardando los restos en bolsas.

    Una parte de los despojos los quemaba, otros los arrojaba a sus perros para que comieran y otros trozos los reservaba para preparar "pozole", un platillo típico que era preparado desde tiempos de los aztecas.

    Mientras relataba fríamente su "modus operandi", sin siquiera pestañear, familiares de las mujeres asesinadas, que acudieron a la audiencia, familiares de las víctimas estallaron en llanto al escuchar los detalles escabrosos de sus atroces acciones e incluso una mujer en la sala vomitó.

    Uno de los primeros casos por los que empezó a ser juzgado es el de Nancy Noemí, de 28 años, ocurrido el pasado 6 de septiembre en la casa de la pareja, en el barrio Jardines de Morelos, en Ecatepec, un sobrepoblado suburbio ubicado al norte de la capital mexicana, visitado por el Papa en febrero de 2016.

    Según el Ministerio Público, la pareja ofreció regalarle ropa a Nancy Noemí para su hija, por lo que la mujer acudió con la niña a la vivienda de calle Playa Tijuana, donde Juan Carlos la sometió primero con una llave y después la degolló en el baño, mientras Patricia estaba en un cuarto con sus cuatro hijos.

    La pareja vendió a la bebé de dos meses, en 15.000 pesos (unos 750 dólares).

    Juan Carlos reveló que su madre solía tenía relaciones sexuales con diferentes parejas en su casa estando él presente en la habitación contigua cuando era niño, en ausencia de su padre, y que fue abusado por una mujer que solía cuidarlo.

    El "Monstruo de Ecatepec" empezó su tenebrosa cadena de asesinatos en 2012, pero el caso pasó inadvertido en el conglomerado de "villas miseria" esparcidas en grandes colinas, sin servicios públicos y en un entorno de fuerte violencia, considerada la "capital del femicidio en México". 

Visto 401 veces

Comentarios  

 
#2 reynierb 16-10-2018 08:03
el mío tampoco. tranquila.
 
 
#1 Magdalena Santillan 15-10-2018 21:01
Pudieran explicarme ,Por que mi comentario previo no ha sido publicado?Graci as
 

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar