lunes, 19 noviembre 2018, 01:50
Miércoles, 17 Octubre 2018 04:28

Adalberto Álvarez: «Yo hago la música auténtica de nuestro país» (+ Fotos y Video)

Escrito por  Giusette León García/CubaSí
Valora este artículo
(6 votos)
Adalberto conversa con CubaSí durante un ensayo con su orquesta en el Salón Rosado de La Tropical Adalberto conversa con CubaSí durante un ensayo con su orquesta en el Salón Rosado de La Tropical

Y claro, si es un auténtico cubano: talentoso, amable, conversador, un músico extraclase que lleva muy bien el título de Caballero, al compás del son más genuino.

Hace poco declaró: «No estoy dispuesto a sacrificar el prestigio de la música que hago». ¿Qué mensaje les daría a los músicos cubanos más jóvenes?

«Uno se tiene que sentir bien con lo que hace. Es muy triste ver a un muchacho que se ha pasado años en una escuela de arte, haciendo un tipo de música que nada tiene que ver con los conocimientos que él tiene, y me dice: Maestro, no me gusta lo que estoy haciendo, pero estoy aquí porque tengo que ganarme el dinero. Eso me da una tristeza tan grande, porque muchachos con una potencialidad inmensa, que pudieran llegar a ser grandes músicos, están perdiendo todo el tiempo que estuvieron estudiando haciendo algo que no vale la pena.

«Y la música cubana tiene tantas posibilidades de hacer lo que tú quieres hacer..., la buena música cubana te permite desarrollarte en todos los sentidos. Cuando tú ves músicos de la talla de un Rolando Luna, Alejandro Falcón...; músicos que son virtuosos, que le dan valor realmente a lo que hacen, te da alegría.

alt
No le pesan en el ego la fama de Son 14 y Adalberto y su Son, orquestas creadas por él, ni el hecho de mantenerse durante más de cuatro décadas en la preferencia del público bailador cubano.

«Yo creo que hay un poco de culpa de muchas personas que han llevado a que esto pase. Hay un poco de culpa de los medios, un poco de los que ponen música en los lugares, de los que manejan el gusto popular a su manera, un poco también de la falta de espacios para escuchar la música auténtica cubana. Te das cuenta de que pasa eso porque cuando toca una orquesta como la nuestra, Van Van, Havana D'Primera, como las de los muchachos nuevos que están ahora: Maykel Blanco, El Niño, en fin... llegas al baile y está lleno de jóvenes que quieren bailar casino, entonces dices: pero sí les gusta. Yo creo que no solamente el Ministerio de Cultura, el Estado cubano tiene la responsabilidad de crear lugares de fácil acceso para que los jóvenes puedan bailar con nuestra música.

«Y yo te digo: no voy a renunciar a lo que hago porque lo que yo hago es la música auténtica de nuestro país, no se la voy a regalar a nadie».

Usted es en Cuba y en el mundo «el Caballero del Son»…

«A mí me dio mucho gusto cuando me pusieron el seudónimo. Fue en Venezuela; recuerdo que estábamos haciendo un disco, hace muchos años, que traía la canción ¿Qué te pasa, mami? Dale como es, y un periodista venezolano, en una entrevista que me hace, me habla de las versiones que me habían hecho en varios lugares del mundo y empieza a mencionarme la gente que había cantado la música mía: Oscar de León, Gilberto, todos los que han hecho música mía, y me dice: lo que le permite a toda esa gente hacer su música son sus letras, porque usted no usa la chabacanería, son letras internacionales, y si hay un Caballero de la Salsa en Puerto Rico, entonces yo diría que en Cuba hay un Caballero del Son. ¿Le molesta que le diga eso? Le respondí: no, no me molesta; al contrario, me siento orgulloso de que me lo diga, y más por el motivo que me lo está diciendo; y a partir de ahí surgió que siempre Adalberto Álvarez es “el Caballero del Son”. Cuando coincido con Gilberto por ahí siempre es encuentro entre caballeros; estamos pensando en hacer algo juntos…»

¿Le gusta entonces que se le defina así,  como sonero?

alt
El Caballero del Son defiende con pasión la idea de una Casa del Son

«Sonero es un orgullo. Sonero no puede ser cualquiera. El son hay que saber tocarlo, saber sentirlo; tiene muchos trucos, tiene muchas complejidades que la gente no conoce. Ser sonero es un orgullo. Yo estoy planteando ahora mismo que debe existir la Casa del Son Cubano. Está el Palacio de la Rumba, está el Submarino Amarillo, que me parece muy bien, pero la Casa del Son Cubano tiene que existir y ser un lugar emblemático realmente en nuestro país».

Entre tantas canciones, ¿alguna especial, entrañable?

«Hay algunas canciones que te marcan; otras, que las haces y no piensas el resultado que va a tener. Mira, yo cuando estrené A Bayamo en coche nunca pensé que iba a tener el resultado que tuvo, y a partir de ahí, todas las canciones que me fueron grabando: Son de la madrugada, Tu fiel trovador…, pero a mí lo que me sorprende mucho es que todavía en mis conciertos yo tengo que cerrar con una canción que escribí en el año 1993, que es Y qué tú quieres que te den. Yo no puedo irme de un baile sin tocarla; si no lo hago, la gente protesta; entonces es una canción a la que le agradezco mucho, porque no es famosa solamente en Cuba, es la canción que cierra concierto en el mundo entero».

Su último disco, De Cuba pa’l mundo entero, resultó premiado en la reciente edición del Cubadisco. ¿Cuál ha sido la clave del éxito de esta producción?

alt
Junto a los cantantes y músicos de su orquesta en un ensayo.

alt


alt


«Primero, fue un disco muy pensado; está muy balanceado. Yo siempre pienso en el que está en su casa escuchando un disco: hay un momento que no quiere bailar, se quiere sentar a escuchar; y pienso en el cubano y en las diferentes edades, por eso hasta un poquito de música urbana usamos con el tema este de Enrique Iglesias. Traté en este disco de hacer un poquito de cada cosa: un poquito de trova con un tema de César Echevarría que se llama Rienda suelta, y este mismo tema De Cuba pa’l mundo entero que es muy timbeado, con la rumba. Nos preocupamos mucho por la sonoridad del disco, lo grabamos y nos fuimos a un estudio especial a mezclarlo y masterizarlo».

¿Y el secreto de Adalberto para permanecer, durante tanto tiempo, en la preferencia del público cubano?

«Yo creo que una de las cosas es, precisamente, mantener tus principios. Yo tengo un público que me sigue, la orquesta tiene un público que la sigue, y yo creo que ha sido no defraudar a ese público. Mantener, defender, creer en lo que hacemos, creer en el bailador, creer en el público; escuchar a la gente en la calle cuando tú sales y te dicen: “maestro, me gustó mucho su última canción”.

«La consulta: yo escribo un tema y llamo a mis hijos, a mis amigos, a la persona que no estudió música nunca en su vida y que está en un garaje echando gasolina, pero lo fundamental de todo eso está en no dejarme llevar por las tendencias ni de la mala palabra, ni de las letras que no dicen nada; yo creo que siempre hay que tener un mensaje en cada letra».

¿Proyectos?

«Estoy un poquito en el rescate de canciones antológicas, aplicando las nuevas tecnologías, y estoy componiendo, por supuesto. O sea, yo quiero hacer dos cosas: un disco de rescate que se puede llamar así o “añejo” —ya veremos—, que es coger las canciones que yo pienso que son importantes y vestirlas de nuevo, y también quiero hacer un disco de canciones completamente nuevas. Además, estoy en un proyecto muy importante que tiene que ver con La Tropical, que posiblemente tenga yo mucha responsabilidad con lo que va a pasar en el salón más musical de América Latina dentro de un tiempo; estamos buscando la manera de que realmente sea el Palacio del bailador».

Visto 457 veces

Medios





Comentarios  

 
#6 HECTOR ZORRILLA GRIÑ 18-10-2018 14:34
BUENO ME HA GUSTADO EL COMENTARIO DEL MAESTRO DEL SON *YO LO LLAMO ASI** Y seria de mucho agrado q se materializara esa idea de la casa del son porque yo soy sonero, timbero, chquisero, rumbero *todo cubano lo defiendo como lo q soy cubano de pura zepa.
 
 
#5 Guillermo 18-10-2018 09:41
Como siempre genial y con otra muy buena recomendación, algunos directivos del ministerio de cultura, sabran que existe el son, que con el se baila cacino, que es rico, porque entonces no defienden estas ideas de Adalberto, no te rindas Adalberto dale que el pueblo bailador que es la mayoria te esta esperando.
Cuidate Caballero y con son.
 
 
#4 Mariña 17-10-2018 12:26
Seria bueno preguntar si el Maestro Adalberto en este gran proyecto de RTV comercial de la Banda Gigante ha podido aportar ideas relacionadas con estos temas tratados en sus entrevista .....sería muy importante para esos jovenes concursantes gracias
 
 
#3 Mariña 17-10-2018 12:09
Muy BUENA esta entrevsita del Caballero del Son , me encanta este GRAN MUSICO y es cierto cuando habla lo hace como canta con SINCERIDAD, con AMOR ,con entidad. Me gusta lo que dice de las escuelas de artes y de los músicos que egresan de estas instituciones lo DURO y lo DIFICIL de busacrse el sustento aún como bien dice el Maestro sin poder realizar lo que les enseñan en estas escuelas de artes. Ojalá y los que tengan que ver con estos temas ESCUCHEN E INTERPRETEN las palabras sabias de Adalberto , pues los medios de difusión están dando crédito a los requetoneros y sus canciones para buscar mercado y es todo lo contrario. Piensan que si no ponen las canciones de requetoneros no van a tener público CUIDADO lo que hay que es que hacer buena música cubana ,usted hoy va a la ENA y quedese 10 minutos para que oiga REQUETON x TODOS LOS PISOS del Edificio esto es incríble. hace apenas un año usted entraba y se identificaba enseguida con el ambiente de una VERDADERA ESCUELA DE MUSICA ,hasta en eso hay dificultad .Muy buena esta entrevista cuando tenemos hijos que han sido educados MUY BIEN en estas escuelas y están en sus comienzos de vida y no todos pueden hacer eso que dijo y cito..... Maestro, no me gusta lo que estoy haciendo, pero estoy aquí porque tengo que ganarme el dinero. Si a usted le da tristeza que diria yo que tengo en famila dos egresados de estas escuelas y solo le pido a DIOS QUE PUEDAN HACER Y HAGAN LO QUE TANTO ESFUERZO Y SACRIFICIO LES COSTO ....BUENA MUSICA muchas gracias maestro usted le digo lo mismo que le comenté cuando cantaron a duos en su casa Gilberto y usted esa noche las estrellas no alumbraron como porque la luz salia en sentido contrario por la LUZ QUE USTEDES EMITIERON CON SU TALENTO Y AMOR .GRACIAS
 
 
#2 Manuel 17-10-2018 10:12
Para mi es el único músico que habla claro y dice la verdad. En una entrevista que le hicieron hace años. dijo lo siguiente. CITO: aquí hay muchos directores de orquesta que cuando salen a tocar al exterior. cuando usted lo entrevista dicen que estaba lleno de publico. esto sucede por que alternamos con orquestas salseras de Puerto Rico,Venezuela, Colombia,santo Domingo. eje. Gilberto,Oscar, El gran Combo, Grupo Niche.No es que hay gran Publico por que hay una orquesta Cubana. FIN. Su hermano Enrique Álvarez. Director de la Charanga Latina. debería de Coger ejemplo de su hermano. usted lo ve con la edad que tiene y con aretes puestos y la forma de vestirse no acorde a su edad.y el Hijo y los demás cantantes ni cantan ni nada lo único que saben hacer es movimientos con la cintura. Por supuesto son Bonitillos.al igual pasa con David Calzado.es lo que le gusta a las jóvenes. pero de charanga nada. Adalberto todo el mundo incluyéndolo a el correctamente VESTIDOS. y las letras de sus canciones muy buenas lo mismo para escuchar que para bailar. nada de chabacanería. es un caballero en Todo. para mi gusto la mejor canción de el es El son de la madrugada. cuando hiso época con son 14. una de las orquestas para mi actualmente que viene sonando duro. y su cantante y director es otro caballero. Alexander Abreu y Habana D Primera. Lo mejor de lo mejor.
 
 
#1 Alex 17-10-2018 07:47
Adalberto dice como siempre muchas cosas interesantes que sería recomendable que el Ministerio de Cultura la tenga en cuenta, Cuba es Cuba y el mundo nos reconoce por hacer las cosas bien hecha. Hasta cuando vamos a seguir permitiendo que la buena música que se hace (Adalberto, Pupy, los Van Van, 0riginal, el Niño, Habana de Primera,Septeto Santiaguero, Fabré, Karachy entre otros apena se escuchan y sin embargo si le damos bomba y platillo a los reguetoneros hasta cuando.
 

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar