viernes, 14 diciembre 2018, 21:37
Sábado, 06 Octubre 2018 10:35

Coliseo operístico de Madrid enaltece a Monserrat Caballé

Escrito por  Prensa Latina
Valora este artículo
(0 votos)


El Teatro Real, una de las instituciones culturales más importantes de España, enaltecerá hoy a la soprano Monserrat Caballé, quien falleció este sábado a los 85 años de edad en un hospital de su venerada Barcelona.

El coliseo operístico madrileño lamentó profundamente el deceso de Caballé y anunció que esta noche dedicará la función de Fausto, de Charles Gounod, como tributo simbólico a su grandeza.

En un comunicado, la emblemática sala dirigida por Joan Matabosch, otrora director artístico del Liceo de Barcelona, ensalzó la asombrosa carrera de la artista, a la que califica de una de las más brillantes de la historia de la interpretación lírica universal.

Entre otras cosas, resaltó, por la singular belleza de su voz, de gran extensión, la riquísima paleta de colores de su timbre y su técnica prodigiosa.

'La increíble plasticidad dramática de sus interpretaciones vocales, aliada a su afán por explorar obras desconocidas u olvidadas, han colocado su nombre en la exclusiva galería de los más grandes cantantes de la segunda mitad del siglo XX', destacó el texto.

La última gran gala de homenaje a Montserrat Caballé tuvo lugar en el Teatro Real en diciembre de 2014, en la que reconocidas sopranos vinculadas, de alguna manera, con la insigne cantante barcelonesa, interpretaron piezas que recordaron sus triunfos en Madrid.

En esta capital debutó en 1967 con La Traviata, de Giuseppe Verdi; y Manon Lescaut, de Giacomo Puccini; esta última compartiendo escenario con Alfredo Kraus.

Numerosas voces del mundo de cultura y de la política encumbraron hoy la figura de la gran diva catalana y recordaron su prolífica carrera, en la que interpretó cientos de óperas y ofreció más de cuatro mil actuaciones.

El ministro de Cultura, José Guirao, se refirió a Caballé como 'la más reconocida e importante representante del bel canto español', dotada de una voz única e irrepetible.

Para el ministro, su pérdida deja una enorme orfandad en el mundo de la lírica.

Será recordada siempre no solo por sus grandes papeles en la ópera, sino por gestos emocionantes, como cuando cantó sobre las cenizas del Liceo de Barcelona, que fue una de las casas en las que desarrolló su carrera y su vida, exaltó Guirao.

Galardonada con el Premio Príncipe de Asturias de las Artes en 1991, Caballé se encontraba ingresada desde mediados de septiembre por un problema de vesícula que padecía desde hacía tiempo.

Su nombre forma ya parte de la historia de la ópera junto al de otros mitos como Maria Callas o Renata Tebaldi.

Visto 376 veces

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar