Danny DeVito no tiene planes de retirarse. El cineasta estadounidense, galardonado el sábado con el Premio Donostia en el Festival de Cine de San Sebastián en reconocimiento a su trayectoria, confesó que no piensa mucho en planes futuros, solo deja que “lleguen las cosas tal y como vienen” a la hora de escoger un proyecto como actor, director o productor.