jueves, 18 octubre 2018, 14:50
Viernes, 21 Septiembre 2018 15:51

Mundial de judo: Cuba y la difícil encrucijada de preseas (+ VIDEOS)

Escrito por  Harold Iglesias Manresa/CubaSí
Valora este artículo
(1 Voto)
Kaliema pretende al menos igualar su bronce de la edición mundialista precedente Kaliema pretende al menos igualar su bronce de la edición mundialista precedente www.judoinside.com

Judoguis ajustados, músculos tensos, el podio en el horizonte. El Campeonato Mundial de judo en Bakú es un hecho, y en la andadura por Cuba, Melissa Hurtado (48 kg) y Osniel Solís (66) no pudieron ir más allá de insertarse entre los 16 mejores de sus divisiones.


Ante la presencia de 757 judocas (297 féminas) de 125 países, la misión de ambas escuadras de la Mayor de las Antillas es colgarse al menos una presea en el cuello, luego de que en las ediciones de 2015 y 2017, Idalys Ortiz, en +78 kg, y Kaliema Antomarchi, 78, respectivamente, fueran las únicas capaces de aferrarse a la tradición y mantenernos en el medallero.

Antes, guardadas en el recuerdo, las coronas de la propia Idalys en Río 2013, junto a Asley González (90 kg), y Chelyabinsk 2014, que posibilitaron sendos terceros lugares en la tabla de medallas por naciones.

Siendo objetivos en este instante, la selección varonil posee ligeramente mejores posibilidades de materializar una presea.

Intentemos argumentar nuestro análisis: Los Juegos Centroamericanos y del Caribe de Barranquilla constituyen el referente más cercano y allí, si bien la disciplina estuvo por debajo de las expectativas pre-competencia, los varones se comportaron mejor, al adueñarse de cinco de los ocho títulos alcanzados por la delegación.

Entrando en materia mundialista, tenemos que Melissa llegaba con el escaño 42 del ranking mundial (762 puntos). Ganó sus primeros dos combates por ippón antes de cruzarse con la mongola Urantsetseg Munkhbat (primera-5 250), quien la doblegó por wazari-awasete-ippon a los dos minutos y 23 segundos de pleito. En definitiva, el cetro se lo llevó la ucraniana Daria Bilodid (tercera-4 835), victimaria de la japonesa Funa Tonaki (cuarta-4 586).

Por su parte, Solís (23-1 483) tuvo un performance similar. Bye en la primera ronda de su llave, dejó en el camino al iraquí Mohammed Alsaedi por wazari, y le recetó la misma dosis al belga Kenneth Van Gansbeke. Por el liderazgo de su poule, hincó su rodilla con semejante veredicto ante el israelí Tal Flicker, puntero del escalafón (4 178).

Lo cierto es que los dos judocas que han pisado el tatami por Cuba han tenido que bailar con la más fea y enfrentarse a los mejores del orbe en su categoría. Cuestión de sorteos y organigramas.

¿Qué nos queda por delante?

Los efectivos que aún no han visto accionar son Magdiel Estrada (41-977 en los 73 kg), Anailys Dorvigny (59-467 en 57), Maylin del Toro (28-1 254en los 63), Iván Silva (18-1 895) y Asley González (28-1 326 en los 90), única división en la que doblaremos exponentes; Kaliema Antomarchi (12-2 393 en los 78), Idalys Ortiz (11-2 660 en +78 kg) y quien además tendrá un estreno durísimo ante la número uno sudcoreana MinjeongKim (5 325 rayas).

Idalys exhibe balance favorable 3-2 sobre la asiática, amén de haber cedido en el último enfrentamiento, como parte de la final del torneo de San Petersburgo. Esa fue una de las dos derrotas frente a seis sonrisas de la artemiseña en 2017. En lo que va de año, Idalys no ha mordido el polvo en nueve batallas internacionales.

Precisamente su homólogo Andy Granda (48-828 en +100 kg) es otro de los que pudiera caminar en el organigrama, independientemente de que en su poule C se hallan el mongol Duurenbayar Ulziibayar (8vo-2 628) y el brasileño Rafael Silva (7mo-2 645). De cualquier manera será un examen de fuego para él ese apartado.

Hasta este minuto nueve países han sido capaces de inaugurar el medallero. Los del imperio del sol Naciente, tierra que vio germinar esta arte marcial (3-2-1) regentean y es muy probable que dominen al término de la competición. Poderío y calidad técnica generación tras generación les sobra. Andan escoltados en este caso por Ucrania (1-0-1), Kazajstán (0-1-1) y Rusia (0-1-0), pero aún hay mucha tela por donde cortar en esta justa.

Desde mi perspectiva será bien difícil para los cubanos agenciarse un metal. Si tuviera que inclinarme por alguno, además de Idalys y Kaliema, el beneficio de la duda lo tendría Iván Silva o Andy Granda. Asley no ha logrado retornar a sus niveles de años atrás tras el impasse derivado de su operación en el hombro.

Ese es el panorama. Ya se dio la voz de Hajime; confiemos en que al escuchar el mate, Cuba haya podido colarse una vez más entre los agraciados medallistas.

Visto 95 veces

Medios

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar