domingo, 23 septiembre 2018, 18:40
Viernes, 14 Septiembre 2018 15:16

Luna Manzanares y el reto de invocar una Carmen cubana

Escrito por 
Valora este artículo
(0 votos)
Luna Manzanares Luna Manzanares
La joven cantante cubana Luna Manzanares explora hoy nuevas aristas para interpretar a Carmen, un personaje seductor y polémico en el que debe transformarse dentro de un musical programado en escenarios de Alemania y China.

A mí en la vida real no me ha hecho falta ser tan rebelde, en lo que sí me identifico con ella es en el poder de decisión y en la seguridad para defender lo que cree y quiere. En eso sí nos parecemos, pero la manera de defenderlo y abordarlo es muy diferente, yo soy más pacífica, confesó en entrevista exclusiva con Prensa Latina.

Pese a las diferencias de lenguaje y cultura, la artista cree que la obra, titulada Carmen, la cubana, ha sido entendida por los espectadores en Europa y se siente contenta con la acogida del público y la crítica hasta el momento.

Luna Manzanares Nardo hace una seductora y poderosa Carmen, con un tono de voz profundo y lenguaje corporal que irradia autoridad, recién describió ZoÃ' Anderson en el periódico británico The Independent.

Mientras Sanjoy Roy, de The Guardian, cree que el personaje de la artista sigue siendo una mujer tan seductora como la Carmen de Bizet, aunque el lenguaje utilizado sea más erótico del que Bizet probablemente hubiera admitido.

Actuar, cantar, bailar numerosos ritmos durante las dos horas y media que dura el espectáculo le resulta ahora más hacedero, tras años de estudio e incorporación de múltiples vivencias artísticas.

Hice Carmen por primera vez con 23 años, la experiencia no es la misma que la de una mujer de 28 y más con lo que significa esa diferencia en la vida de una mujer del arte, observó.

En primer lugar, he estado tratando de buscar las conexiones entre este personaje mundial y la mujer cubana. Aquí, en mi opinión, tenemos muchas versiones de Carmen, sostuvo.

A la Manzanares le atraen la belleza y la poesía, así que su ideal de artista atraviesa por esos valores como una necesidad, y no solo de ella, pues a su criterio, el público cubano precisa de artistas refinados que a la vez le hagan entretenerse, soñar, ilusionarse.

Para eso estamos nosotros, alega esta joven de formación académica musical que audicionó para la obra de teatro cuando tenía 23 años y la respuesta positiva la puso delante de un reto, le cambió la vida.

Los productores de la pieza la enviaron a estudiar dos años en Broadway con Olga Merediz, una prestigiosa profesora de actuación de ese medio que le suministró las herramientas básicas precisas para protagonizar Carmen, la cubana; musical basado en la famosa ópera Carmen (1875), de Georges Bizet.

La adaptación, dirigida por el inglés Christopher Renshaw, contó con un libreto de Oscar Hammerstein sobre el musical de Broadway Carmen Jones (1943), que se inspiró en la ópera, a su vez representativa de una obra literaria.

Nunca me había enfrentado a la actuación aunque de alguna manera siempre he estado en contacto con el teatro, por el trabajo de mi madre que fue actriz en la juventud, mas no es lo mismo estar dentro, confesó esta admiradora y practicante del método de Stanislavski.

El estreno de Carmen, la cubana tuvo lugar en París y en 2016 la protagonista recibió la Orden de las Artes y las Letras de Francia; entonces, se dedicó a reforzar su carrera de músico, ofreció pequeños y grandes conciertos a lo largo del país natal, grabó temas diversos y videos clips.

A esa racha sumó colaboraciones con la diva del Buena Vista Social Club, Omara Portuondo; la cantautora Liuba María Hevia; y los también vocalistas y compositores Israel Rojas (director del grupo Buena Fe) y Adrián Berazaín.

Todas esas experiencias instan a crecer, dan seguridad y me han ayudado a encontrarme como artista, afirmó.

El DVD de su primer concierto de solista obtuvo en 2017 el Premio Cubadisco, en el más importante evento discográfico del país, y una nueva propuesta de volver a Carmen llegó cuando los productores del musical lograron incluirlo en la programación de varios teatros de Alemania y en Londres este verano.

Hacer un show como ese ocho veces a la semana, en primer lugar te da una especie de rendimiento artístico tremendo. Después de eso uno se siente listo para cualquier cosa, sostiene.

Trabajar in situ obliga a estar pendiente de tantos detalles, a buscar la solidez tanto musical como actoralmente, a estudiar y además enseña; porque todos los días puede pasar algo diferente en el escenario. De hecho, pasa y tienes que resolverlo ahí, relató.

Carmen, la cubana retorna a escenarios de Alemania en octubre, con presentaciones en Berlín y Munich, luego el elenco artístico -en su mayoría de cubanos- se desplazará a Suiza, para escenificarlo en Zurich.

De allí, Manzanares partirá hacia París, Francia, para brindar un concierto personal en un centro de artes, el 23 y 24 de noviembre, y se reincorpora a la gira del musical en China, a fin de cerrar por este año las puestas. La última de 2018 está prevista para el 24 de diciembre en la ciudad de Shanghái.

Sin dudas, Carmen seguirá madurando en la piel de la Manzanares, pero no acaparará todo su tiempo pues los planes de extender la carrera siguen adelante y para el año próximo pondrá todo su empeño en armar un disco con un mínimo de 10 temas propios.

Voy teniendo más confianza en la composición y quiero dedicarme a defender mis propios temas. Además, es mi sonoridad interna, esa soy yo de verdad y creo que por eso debo luchar ahora, apreció.

Visto 547 veces

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar