miércoles, 14 noviembre 2018, 19:49
Viernes, 14 Septiembre 2018 04:20

Mirada crítica: ¿Montecatini o Montedesierto?

Escrito por  Alina M. Lotti/CubaSí
Valora este artículo
(13 votos)

Como dice el dicho, «siempre hay un ojo que te ve», y en esta ocasión CubaSí llegó en un mal momento a este lugar emblemático de la gastronomía capitalina.

A través del cristal apenas se advertían personas, el sombreado de una camisa naranja les hizo pensar que, al menos, había una. Habían llegado a Montecatini, lugar emblemático de la gastronomía capitalina, ubicado en el Vedado, en la intersección de las calles 15 y J, especializado (como su nombre lo indica) en comida italiana.

Venían de regreso de la pizzería El Bosque, situada en un lugar apartado de la geografía habanera, donde no pudieron disfrutar porque «no estamos brindando servicios», según vociferó un trabajador sin explicación alguna.

Se trataba de un «encuentro de amigas», así que lo más importante no era siquiera degustar algún plato, sino conversar y conversar. Lo mismo daba una cafetería que un espacio público. El almuerzo era solo un pretexto.

La suerte es que una de ellas manejaba un auto ligero y la transportación no fue problema. ¡Imagínense llegar a un sitio luego de haber caminado unas cuantas cuadras en pendiente y una vez allí tropezarse con que la instalación está cerrada! Irremediablemente, ¡sucesos de nuestra vida cotidiana!

Bueno, pues al fin llegaron a Montecatini, ya hambrientas y, sobre todo, sedientas. El lugar estaba alumbrado, sencillo y a la vez agradable, limpio, acogedor. Tomaron asiento, vieron la carta, y cuando se disponían a hacer el pedido, se quedaron boquiabiertas cuando la dependienta les dijo: «de líquido, solo tenemos agua».

«¡Inconcebible!», dijo una. Mientras las otras dos amigas se miraron con asombro.

«En cualquier lugar una encuentra refrescos, maltas, cervezas, y si ese sitio es operado por trabajadores por cuenta propia, no faltan, ¡fríos y todo!», aseveró una de ellas.

En el momento de la visita, en Montecatini solo estaban presentes dos dependientes. Y uno de ellos resaltó, como echando a un lado la responsabilidad del administrador de la entidad: «La culpa la tiene la empresa».

A lo que respondió indignada una de las «inoportunas» visitantes: «Bueno, ¿y el administrador de aquí no se preocupa por tener abastecido el local?».

La situación se tornó embarazosa. Ya en camino hacia otro lugar, la tercera amiga, que hasta ese instante no había balbuceado ni una palabra, hizo una reflexión inteligente y necesaria: «Lo más preocupante es el gasto que genera el lugar con todas las luces prendidas, el aire acondicionado a todo meter, como se dice en buen cubano, y dependientes que están ganando un salario (por muy poco que sea) sin ofrecer servicio alguno».

Se marcharon disgustadas, pensando a qué otro sitio podrían ir para compartir un rato. Así llegaron a Doña Rosina, también en el Vedado, en Calzada e I, donde, para sorpresa, había variedad de refrescos y cerveza.

Consumieron pizzas y espaguetis, tomaron refrescos y charlaron durante buena parte de la tarde. El encuentro había sido pospuesto más de una vez, y lo más interesante de todo es que el suceso de Montecatini no quedó en el olvido.

Periodistas, al fin y al cabo, comenzaron a hacer conjeturas, a plantear mil soluciones a un problema que todavía no parece tener una solución feliz, pese a los esfuerzos que se hacen en este sentido, y al llamado del Estado a ofertar un servicio cada vez de mayor calidad a la población.

Una de las amigas introdujo el tema de la Protección al Consumidor. «La resolución 154…», a lo que la otra le aclaró: «No, estás equivocada, es la 54; yo he escrito en varias ocasiones de ello». Y así, comentando los vaivenes de la vida, se fue el tiempo.

Esta mañana en Facebook había el siguiente mensaje:

«Dicen que la felicidad no existe, solo momentos felices. Bueno, pues hoy tuvimos uno. Compartir, poder hablar con confianza y no sentir pasar el tiempo, es un regalo de la vida. Vamos a hacernos estos regalitos más a menudo, ¿qué ustedes creen? Así nos olvidamos de los problemas cotidianos, aun cuando no dejemos de hablar de ellos, lo cual es una manera de aligerarlos».

IMG 20180912 134525 CUBASI

Montecatini, un lugar bien acondicionado para que el visitante pueda pasar un rato

agradable. No obstante, el desabastecimiento hace que no cumpla su objeto social.


IMG 20180912 134450 CUBASI
La nevera, ¡mejor ni hablar! Evidentemente, existe una tremenda falta

de gestión.

Visto 1101 veces Modificado por última vez en Viernes, 21 Septiembre 2018 11:27

Comentarios  

 
#20 Teresa 20-09-2018 15:52
Buena respuesta Alina M. Lotti a Ballaga.
 
 
#19 Alina M. Lotti 19-09-2018 11:47
Respuesta para Ballaga (comentario)

"Colegas periodistas no es solo criticar para destruir sino buscar realmente la raíz del problema".
Ballaga, me parece muy desatinada esta frase. Los periodistas criticamos, Sí, pero en nuestras manos no está resolver el problema. ¿Qué otros elementos hacen falta para demostrar que ciertamente algo anda mal en Montecatini? Las imágenes hablan por sí solas y los comentarios que suscitó el artículo también. Los periodistas cubanos no somos de otra "nube", padecemos los mismos problemas de la población, solo que tenemos el derecho y la obligación de denunciarlos. Ponerlos en el tapete público para, de alguna forma, contribuir a que los problemas, como este, se resuelvan. En este caso, la raíz del problema resulta evidente. No hace falta ir más allá. Cuando es necesario, lo hacemos.
 
 
#18 Ballaga 19-09-2018 11:14
UNA TARDE DE NOVIEMBRE la Romanita se encuentra cerrado por reparación pero el servicio igual sigue siendo bueno
 
 
#17 Ballaga 19-09-2018 11:12
No tengo un mal criterio de la pizzería, la verdad es la verdad es cierto que ese día no existía ningun líquido en la mencionada institución pero no creo que sea por la falta de gestión. Bastante se trabaja en la empresa a la que pertenece dicho establecimiento para gestionar no estos sino todos los productos. No es solo culpa de unos sino de la UECG que no asigna un plan racionable a tan emblematica institución, de la poca producción de las industrias, que recordamos que producen en primer lugar para el turismo y establecimiento s como este son llamados terceros. Realmente no tengo nada que criticar, pues días anteriores había ido y el servicio fue de magnifica calidad. Colegas periodistas no es solo criticar para destruir sino buscar realmente la raíz del problema.
 
 
#16 Arquero 19-09-2018 07:25
Se ha asesinado una de las gastronomias de más calidad y más iconicas de America. Ni el Polinesio huele a pollo a la barbacoa y los otrora restaurantes mayores parecen la sombra oscura de lo que fueron. Se ha apostado a la creacion y santificacion de cientos de chinchales en manos de particulares donde los hay buenos, buenisimos pero la mayoria son eso chichales en manos de personas que ni idea tienen de lo que es un servicio gastronomico de calidad. Este es un muerto que se va allorar mucho tiempo.
 
 
#15 Fernando 18-09-2018 14:56
Necesitamos que nuestro gobierno acabe de tomar partido en estas barbaridades que cada vez nos alejan más como seres humanos.
Dónde está el cuidado y la atención al ciudadano?
 
 
#14 Lázaro Tito Valdés L 17-09-2018 13:18
No se asombren, se veran horrores, a los Administradores de la entidades eastatales no les importa si cierra o abre la puerta, su salario esta asegurado y el de los empleados también, de los productos de esa unidad se sirven muchos que incluso no pagan nada al fisco, pero les mejora el bolsillo a los empleados del lugar y a su garante administrador, lo que pasa es que el control interno esta enfermo y no puede visitar esos lugares, porque sino de que viven, mejor como luchan los empleados de ahi.
 
 
#13 UNA TARDE DE NOVIEMB 17-09-2018 08:37
Amiga Alina.....les insto a visitar ¨La Romanita¨...... en calle 11 y 16, Vedado.....este era mi lugar predilecto..... pero hace mucho tiempo que no le visito......¿có mo se encuentra ahora?
 
 
#12 UNA TARDE DE NOVIEMB 17-09-2018 08:24
Les ruego a todos que me disculpen.....p ero a partir de lo que ustedes mismos dicen.......hay que reconocer.....q ue la empresa estatal no es eficiente.....p or eso.....la solución a los problemas en muchas esferas de nuestra economia y su interelación social.....está en la gestión privada........ y por supuesto,..... que por esto que estoy diciendo.....NO SOY MENOS REVOLUCIONARIO NI SOCIALISTA QUE NADIE.
 
 
#11 Teresa 16-09-2018 14:29
Cuando era niña, iba con mi mamá a Montecatini, una o dos veces por semana, siempre pedía bambina de camarones, era del tamaño de las pizzas de hace mucho tiempo para acá, las pizzas no se podían comer de lo grande y gorda, bastante ingredientes, se la podía comer un hombre que comía mucho, siempre íbamos al mediodía o tarde noche, me recuerdo que nos sentábamos en la misma mesa y éramos atendidas por el mismo camarero, me recuerdo que me traía en una copita como un licor de anís, que por cierto él sabía que me gustaba, no tenía alcohol, por supuesto, qué clase de atención, me acuerdo que el restaurant sus luces eran amarillas, no era uno de lujo, como La Torre, pero era muy agradable, el trato era especial, al igual que el servicio, después por los años 70, ya no era igual y así fue decayendo en el servicio.
Uno de mis dos restaurant favoritos, el otro era Rancho Luna de L, aunque me gustaban los otros también.
 

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar