sábado, 24 agosto 2019, 03:31
Martes, 04 Septiembre 2018 10:28

Haila María Mompié: “Tengo 44 años y me siento eternamente joven”

Escrito por  Yoel Almaguer de Armas
Valora este artículo
(2 votos)

“Estoy muy feliz por esta gira, y por la oportunidad que nos dio la UJC. Es bueno estar aliada a los jóvenes, porque ellos te llenan de alegría y de salud.

Haila María Mompié cantó este verano para casi todos los cubanos. Hizo dieciséis conciertos y todos fueron diferentes porque hubo lugares a los que no iba hacía mucho tiempo, como Yaguajay y Caibarién. “A Chambas, por ejemplo, nunca había ido, y a ellos tuve que hacerle un concierto diferente y darles un poquito de lo antiguo, de lo del medio y de lo de ahora”.


Desde el mes de abril, Haila y su equipo de trabajo propusieron hacer su gira nacional junto a la UJC, y crearon un tema que acompañó los dos meses de vacaciones. Tuvieron una serie de parámetros a tener en cuenta para lograr la canción que escribió Aned Mota.  Se concibieron tres canciones hasta que quedó la que finalmente escuchamos durante julio y agosto.


Era la canción con la que Haila y su Orquesta comenzaban los conciertos. Involucraron a también a Roclan y a RTV Comercial en esta gira “que me ha hecho muy feliz porque he podido reencontrarme con el público que nos ve por la pantalla y nos escucha por la radio y que a veces no tiene a oportunidad de alcanzarnos directamente”.


Sobre la reacción del público en los conciertos, Haila precisa que no puede quejarse. “Ha sido maravillosa la espontaneidad del púbico, el cariño y el abrazo que siempre quieren dar. Soy inmensamente feliz y una artista eternamente afortunada por el público cubano que siempre me acompaña en cada uno de mis conciertos”.


¿Crees que el público cubano te quiere, y te quiere bien?


“Creo que sí. Soy de las afortunadas por poder contar con el cariño del público que siempre me espera, porque creo que he hecho lo correcto con ellos, y siempre he trabajado con dedicación, sobre todo para mi gente de Cuba”.


Cuenta Haila que terminaba muy agotada cada concierto. “Me conecto muy fácil con el público y puedo estar dos horas y media o tres en una tarima. Al final, soy la que menos agotada termina porque disfruto mucho”.


 “Todas las plazas fueron fabulosas, pero te puedo mencionar cuatro: Santiago de Cuba, que a pesar de la lluvia el público esperó por mí y empezamos a cantar a la una de la madrugada; el concierto en Holguín fue arrollador; el de la Isla de la Juventud fue impresionante; y me quedé totalmente sorprendida con el concierto de La Habana, y no porque haya desconfiado de mi capacidad de convocar ese tipo de público sino porque es el más complicado. En la Capital la pasé espectacular y tuve una noche maravillosa que disfruté mucho”.


“Quiero hacer una acotación especial y fue la oportunidad de compartir con los Muñequitos de Matanzas: eso fue majestuoso, y el público estuvo impresionante”.


Hay quienes dudan de tu música en vivo. ¿Cantas en vivo?


“En la Isla de la Juventud una señora dijo: La última vez que Haila vino todo lo que hizo fue música grabada”. Pero ella no sabía que esa confesión se la estaba haciendo a uno de mis músicos”.


“Negativo, yo hago músico popular bailable. Y es imposible hacer gozar al público con música grabada, porque no es el mismo sentimiento. Perdón: yo sí canto”.


“Hay cosa con las que se nacen, y otras te lo da el oficio. He aprendido mucho en estos 26 años de carrera. He interactuado con gente muy talentosa, de las que me nutro, y eso es importante para la carrera de un artista”.


Estos 26 años de trabajo han supuesto muchos sacrificios para Haila. “Me he perdido muchas cosas del crecimiento de mi hijo que no son rescatables. El tiempo se va y ya no lo puedes recuperar. Quizá me compense con otras, pero al final es incompensable también. Soy una persona que no para de trabajar para mantener una carrera sólida y para que mis músicos también se sientan activos”.


“Soy una mujer matraquillosa, majadera en ocasiones porque suelo ser recta, sabes por qué, porque cuando subo a un escenario no permito que las cosas no sean perfectas. No permito que las personas fallen conmigo porque no suelo hacerlo con los demás. Sé que a veces soy un poco dura con la gente que me quieren, pero es porque quiero que las cosas sean perfectas. Los seres humanos no lo somos, todos tenemos imperfecciones, pero a veces uno le puede pasar la mano por arriba y lograr que sean un poquito menos imperfectas”.


Dice Haila que las canciones Quien fue, Mala y Baila, fueron temas obligados a cantar en cada plaza donde estuvo.


“Estoy muy feliz por esta gira, y por la oportunidad que nos dio la UJC. Es bueno estar aliada a los jóvenes, porque ellos te llenan de alegría y de salud: Joven ha de ser quien lo quiera ser. Tengo 44 años y me siento eternamente joven”.

 

Visto 1267 veces

Medios

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar