domingo, 23 septiembre 2018, 13:45
Martes, 04 Septiembre 2018 02:47

Adiós a Ginóbili, cierra la generación dorada de los Spurs

Escrito por  Lemay Padrón Oliveros, Especial para CubaSí
Valora este artículo
(6 votos)
Emanuel Ginóbili Emanuel Ginóbili

Era cuestión de tiempo y, a decir verdad, la esperé hace cuatro años, cuando conquistó su último anillo de campeón en la NBA.

No obstante, es ahora, con 41 años, que el polivalente baloncestista argentino Emanuel Ginóbili decide cerrar oficialmente de su exitosa carrera profesional, que lo deja como uno de los mejores sextos hombres de la historia del baloncesto.

Antes de la llegada de Ginóbili a la NBA, el venezolano Carl Herrera era el único jugador latinoamericano que había podido ganar títulos (dos con los Houston Rockets en 1995 y 1996), pero Manu se fue por encima, además porque fue mucho más protagonista en cada triunfo de San Antonio Spurs.

Gino fue siempre la alternativa perfecta para las Espuelas, actuando a veces como organizador, otras como alero, haciendo daño con sus triples, interceptando balones y hasta capturando rebotes.

El oriundo de Bahía Blanca se convirtió también en el primer jugador en la historia de las finales de la NBA que logra 15 o más tantos y 10 o más asistencias saliendo de la banca.

Elegido en 1999 en segunda ronda del draft por los Spurs con el puesto 57, Ginóbili ganó su primer anillo en su temporada de novato (2003), y repitió ya siendo figura estelar en 2005 y 2007.

Además, Manu abrió la puerta a muchos jugadores latinoamericanos, como sus compañeros en los equipos medallistas en Juegos Olímpicos y Campeonatos Mundiales como Andrés Nocioni, Fabricio Oberto, Luis Scola, Carlos Delfino, Walter Herrmann y  Pablo Prigioni, los brasileños Leandro Barbosa, Nené Hilario, Anderson Varejao y Tiago Splitter, los dominicanos Al Horford, Charlie Villanueva y Francisco García, los puertorriqueños José Juan Barea y Carlos Arroyo, los mexicanos Eduardo Nájera y Gustavo Ayón, y los venezolanos Oscar Torres y Greivis Vázquez, por mencionar a los más sobresalientes.

Pero el zurdo de Bahía Blanca pasará a la historia también por haber integrado el mejor y más duradero trío de la historia de la NBA, junto al pívot Tim Duncan y el base francés Tony Parker, con quienes posee la marca de más juegos y victorias conseguidas en postemporadas.

Duncan dijo adiós hace dos campañas, Parker hace unos días, y ahora se va Manu, para poner fin a la mejor época de la franquicia texana, que además impuso un sello en la manera de jugar de manera colectiva de la mano del artífice de los triunfos y el arquitecto del trío; el técnico Gregg Popovich.

Por lo que se ve en el futuro cercano, pasará un buen tiempo para ver si los Spurs logran alguna vez recuperar esa aura ganadora.

Visto 472 veces

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar