domingo, 20 octubre 2019, 12:21
Jueves, 30 Agosto 2018 08:40

Canotaje cubano da una clarinada olímpica hacia Tokio-2020

Escrito por  Adrián Mengana Martínez (*)
Valora este artículo
(0 votos)

Torres y Jorge le regalaron a la mayor de las Antillas dos preseas de plata en la justa lusa para ubicar a la nación antillana en el puesto 13 de la tabla de medallas por países y en la cima por Latinoamérica.



Abrazado a la estelar dupla de Serguey Torres y Fernando Dayán Jorge, el canotaje cubano dio una temprana clarinada en el Campeonato Mundial de Montemor-o-Velho, Portugal, para soñar con regresar al medallero olímpico en los Juegos de Tokio-2020.


Torres y Jorge le regalaron a la mayor de las Antillas dos preseas de plata en la justa lusa para ubicar a la nación antillana en el puesto 13 de la tabla de medallas por países y en la cima por Latinoamérica. Primero, el binomio caribeño obtuvo el subcampeonato en la modalidad de la canoa biplaza (C2) a mil metros, al escoltar en el podio a los alemanes Yul Oeltze y Peter Krestschmer y por delante de los rusos Shamshurn y Pervukhim, ocupantes del tercer puesto.


Un día después, Jorge, de tan solo 19 años, conquistó el subcampeonato de la canoa monoplaza (C-1) a cinco mil metros, para secundar al alemán Sebastian Brendel, ganador de la presea de oro.


El entrenador de ambos canoístas, Yosniel Rodríguez, señaló que ese resultado es muy alentador porque después de la participación en los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro-2016, el propósito es mantenerse en la élite mundial con la intensión de garantizar una medalla en las próximas Olimpiadas.


Al recibir al estelar dúo, el presidente del Instituto Cubano de Deportes, Antonio Becali, los exhortó a mantener su trabajo con el mismo sacrificio y dedicación en un binomio que reúne juventud y experiencia de cara a la cita japonesa.


Con las dos preseas conseguidas en la urbe portuguesa, Cuba llegó a 18 en citas del orbe y aparece en el puesto 28 del medallero histórico en las 44 ediciones de las justas mundialistas, al sumar tres pergaminos de oro, ocho de plata y siete de bronce. Por América Latina solo Brasil (5-0-7) aventaja a la nación antillana.


El sendero de triunfos cubanos lo abrieron Ledys Frank Balceiro y Leobaldo Pereira con el subtítulo ganado en el C-2 a mil metros de la lid de Milán-2009. Tres años más tarde, llegó el momento cumbre para esa dupla en Campeonatos Mundiales al lograr dos coronas y un segundo lugar en Sevilla.


Balceiro y Pereira triunfaron en el C-2 a 200 y 500 metros, y finalizaron en la segunda plaza de la misma especialidad a mil metros, para darle a su país la mejor actuación hasta el momento en certámenes universales.


Los nombres de Balceiro y Pereira se hicieron familiares a los amantes del deporte en Cuba y pocas veces quedaron fuera del podio en juegos múltiples, Copas del Mundo o lides del orbe.


También, en Juegos Olímpicos ese dúo obtuvo dos preseas plateadas, una en Sídney-2000 y otra en Atenas-2004 en el C-2 a mil y 500 metros, respectivamente, y Balceiro el subtítulo del C-1 a mil metros en la capital griega.



En las lides precedentes de Londres-2012 y Río de Janeiro-2016, las mejores actuaciones recayeron en el dúo del C-2 a mil metros al finalizar en el sexto puesto.

Fuera del escenario olímpico, la dupla de Torres y Karel Aguilar mantendría a la mayor de las Antillas en el camino de las preseas en las justas universales al ganar dos subcampeonatos y dos terceros lugares en Zagreb-2005 y Duisburgo-2007.


Sin dudas, la gran figura de la isla en Campeonatos Mundiales es el veterano Torres, quien con varios compañeros acumula ocho preseas en ese tipo de certámenes, aunque nunca ha conseguido el anhelado cetro, amén de siete metales en las Copas del Mundo.

Torres es ídolo para los seguidores de la disciplina en el país, quienes igualmente tienen para ufanarse con otras estrellas como Jorge, multipremiado a nivel mundial en 2017, al punto de recibir junto a Torres una mención especial entre los Atletas del Año de la nación.

Otras prometedoras figuras son Maivihanet Borges, tercera entre menores de 23 años en el planeta, y José Ramón Pelier y Orestes José Gutiérrez Francisco, plateados en el C-2 entre juveniles, quienes tienen su base de preparación y descanso en la escuela José Smith Comas, ubicada en la presa La Coronela, al oeste de La Habana.


Ellos son un botón de muestra del buen trabajo que hay en las principales categorías del deporte de las paletadas en Cuba para retornar al sendero de las preseas en los Juegos Olímpicos en la capital japonesa.


El canotaje de la mayor de las Antillas cumplió este año con su principal compromiso los Juegos Centroamericanos y del Caribe de Barranquilla-2018, cita en la que ganaron seis medallas de oro, una de plata y dos de bronce en las nueve pruebas disputadas en el lago Calima, para relegar al segundo puesto a los mexicanos (3-5-1).


En la lid precedente de Veracruz-2014, los canoístas cubanos alcanzaron ocho metales dorados y cuadro de plata, bien superior al desempeño de México (3-4-4) y Colombia (1-1-2).

Además, en los Juegos Panamericanos de Toronto-2015 el país antillano reinó con seis títulos, dos subcampeonatos y dos terceros lugares, seguida de Canadá (4-4-2) y Brasil (2-3-4).


Los canoístas cubanos tendrá un nuevo compromiso en la justa continental de Dartmouth, Canadá, a disputarse del 13 al 16 de septiembre y clasificatoria para los Juegos Panamericanos de Lima-2018.


(*) Periodista de la redacción de Deportes de Prensa Latina.

Visto 842 veces

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar