miércoles, 26 junio 2019, 02:10
Martes, 28 Agosto 2018 17:26

Campo y pista: Cuando el telón del 2018 cae… miradas (I)

Escrito por  Harold Iglesias Manresa/CubaSí
Valora este artículo
(3 votos)
Juan Miguel Echevarriá fue una de las sensaciones del atletismo universal en este 2018 Juan Miguel Echevarriá fue una de las sensaciones del atletismo universal en este 2018 Reuters

De cualquier manera el panorama se pinta por sí solo para analizar los rendimientos de los exponentes cubanos en una campaña en la cual los objetivos fundamentales apuntaban hacia los Juegos Centroamericanos y del Caribe de Barranquilla.


Los mítines del epílogo de la Liga del Diamante en Zurich y Bruselas, además de la Copa de Naciones de atletismo con asiento en Ostrava, República Checa, a partir del próximo 8 de septiembre, despiertan sobremanera el interés de los amantes del deporte Rey. Cuba no estará ajena a ambas realidades, aunque confieso que en eta ocasión las opciones de acariciar alguna guinda de esos pasteles las veo bien reducidas.

De cualquier manera el panorama se pinta por sí solo para analizar los rendimientos de los exponentes cubanos en una campaña en la cual los objetivos fundamentales apuntaban hacia los Juegos Centroamericanos y del Caribe de Barranquilla.

Con el peso del fantasma de las mejores marcas en escenarios competitivos sin prominencia, Cuba inscribió en suelo cafetero a 53 efectivos y en definitiva culminó con una decena de títulos, ocho platas y nueve bronces.

Muy por debajo del botín de Veracruz 2014, (23-15-8), amén del aumento del nivel cualitativo, dado por la presencia de figuras de relieve y la celebración de la cita en temporada estival, en lugar del 14 al 30 de noviembre.

Otro termómetro importante, especialmente para los menores de 20 años, algunos de los cuales deberán tener protagonismo a la vuelta de Tokio 2020. Allí, con una docena de efectivos, el botín fue de un cetro, un subcampeonato y tres terceros escaños.

Adentrándonos en materia tenemos que sin cuestionamiento alguno el saltador de longitud Juan Miguel Echevarría acaparó todos los cintillos, aun cuando no pudo clavar los pinchos en Barranquilla producto de una lesión. Líder de la temporada con 8.68 metros y dueño de una marca de 8.83 con pírrico viento favorable de 2.1m/s en Estocolmo.

El camagüeyano deslumbra por sus prodigiosas condiciones físicas, potencia a la hora de atacar la tabla, y temple competitivo, demostrado con creces, fundamentalmente en el certamen del orbe sobre pista cubierta, en el cual se impuso de forma irreverente (8.46) sobre el sudafricano y sempiterno rival esta campaña, Luvo Manyonga (8.44 en Birmingham y 8.58 al aire libre).

Con el emular a Iván Pedroso como quimera, el discípulo de Daniel Osorio enrumba como serio candidato a obtener vellocinos en las competiciones de mayor pedigrí que restan en el ciclo.

De los otros exponentes de la Mayor de las Antillas en esa especialidad Maykel Vidal (8.12), y Lester Lescay (8.07) son los otros con marcas superiores a los ocho metros.

No menos poderío en la historia ostenta nuestro triple salto. En la temporada que transcurre Cuba ha inscrito varios nombres con solidez y prestigio. El portento juvenil Jordan Díaz y Cristian Nápoles acaparan la atención, toda vez que Pedro Pablo Pichardo (17.95), líder anual, compite bajo la bandera de Portugal.

De vuelta a Díaz, estableció plusmarca en el certamen del orbe entre juveniles con 17.15, además de estirarse hasta 17.41, la quinta mejor cota, y recalar segundo en Barranquilla gracias a 17.29, precisamente al acecho de Nápoles (17.34).

Ellos dos no son los únicos dueños de saltos notorios. Lázaro Martínez (17.28) y Henry Rosique (17.02) igualmente han superado la barrera de 17 metros, como también el nacionalizado azerí y formado en la escuela cubana, Alexis Copello (17.24).

Hablábamos de resultados destacables. Entre esos podemos mencionar los 65.27 metros del discóbolo Jorge Fernández, que si bien recalan en el puesto 25 del escalafón, le merecieron la plata en Barranquilla y constituyeron su registro cimero de temporada.

Es el único que ciertamente podemos salvar en el área de lanzamientos, porque los martilleros Reinier Mejías (74.75) y Roberto Janet (74.02) dejaron bastante que desear.

De vuelta a la pista hay dos nombres que quisiera resaltar: el del cuatrocentista Yoandys Lescay (45.38 segundos), y el del sprinter de 200 Reynier Mena (20.26). El primero marcó el mejor crono que pudieron hacer sus piernas en 2018 independientemente de recalar en la plaza 66 del listado del orbe, en tanto Mena estampó marca personal en las semis centrocaribeñas, que a nivel global significó el registro número 40.

Casi cuando las piernas se me agotan y las líneas pesan hay tiempo para darnos un salto hasta las vallas y cerrar con el decatlón. En la primera de esas especialidades descuellan dos nombres: Roger Iribarne (13.48 s, y puesto 45 en 110c/v), además de bronce en Barranquilla (13.58); y en los 400 c/v Leandro Zamora (49.10 pero sin acceder a la final centrocaribeña y discretísimos 50.50 allí. De cualquier manera Zamora fue miembro del relevo 4x400 que se alzó con la corona en suelo colombiano.

Tampoco se trata de un registro impresionante el de Leonel Suárez (8 026 puntos) en el decatlón. Su realce pasa más bien por el hecho de haber conseguido imponerse en el entorno regional luego de dos temporadas asediado por las lesiones. Su cómputo lo situó en la posición 31 de un ranking regenteado por el sólido canadiense Damien Warner (8 795).

Así más o menos se comportaron las principales cartas varoniles en este 2018, y corremos las cortinas batón en mano, pues el 4x100 con sus 39.03 se colocó en el lugar 48 de relación regenteada por Gran Bretaña (37.61); en tanto el 4x400, dueño de 3:03.87 minutos ancló en la posición 27, distante de los 2:59.00 cúspides de la temporada.

Pinchos, tiempos y marcas. Campo y pista cubano que no pisa del todo firme. En el ámbito doméstico el recambio de las pistas del Estadio Panamericanos obligaron a establecer el cuartel general en Camagüey, a la vez que reducir un tanto las confrontaciones internas.
Aún restan escenas competitivas, pero solo el triplista Cristan Nápoles será miembro del elenco Américas en la Copa de Naciones, lo mismo que sus coequiperas Yaimé Pérez (disco) y Yarisley Silva (pértiga). Esta última presumiblemente no competirá pues declinó por molestias de presentarse en la definición de la Liga del Diamante de Zurich.

Espere pronto nuestra radiografía justamente a las féminas.

Visto 648 veces

Comentarios  

 
#3 pABg0nZ 31-08-2018 07:32
A Javier, ese es a menudo el problema de los atletas que descollan muy jóvenes, que se olvidan de por qué han llegado hasta ahí, y en el deporte no es por tener una cara linda ni un cuerpo atlético sino por haber trabajado sin descanso. Un comentario similar lo hubo en su tiempo sobre Yordanis García que de cadete y junior estaba entre los mejores del mundo y por el físico parecía predestinado a ser por mucho tiempo el mejor de Cuba. Después vimos que no pasó de ser un decatlonista más bien mediocre.
A mi juicio es tarea del entrenador apoyar y guiar al atleta y no solo cuando se acerca una competencia
"importante" para el INDER como los Centroamericano s. en el caso de Juan Miguel quizás a causa de la decepción por la lesión y no poder entrenar se ha ocupado de otras cosas para matar el aburrimiento. Pero aquí es donde está el error, el atleta de élite tiene que vivir para el deporte. La diversión que no tiene que ser con borracheras, se puede también con 30 años. Claro que alguien con talento necesita menos esfuerzo que otros, pero al final lo que cuentan son los resultados y si el talento no se cuida y se desarrolla, van a ganar los menos talentosos, pero que se esfuerzan más. Pienso que es uno de los problemas del deporte cubano que los atletas jóvenes que son muy buenos en edades inferiores durante el paso a la categoría de mayores no son guiados quizás por un cuerpo de psicólogos. Los que no tengan el carácter o a lo mejor una familia que les de respaldo necesitan de ayuda de la FCA, no hay otra alternativa.
Pero en el INDER están para otras Cosas, con gritar consignas y Hacer pronósticos ya están cumpliendo, piensan ellos. Por esa razón me enoja sobremanera esa mentira de que quieren que los atletas cubanos contratados en el exerior tengan una supervisión cubana para evitar su explotación, bla, bla bla
En el caso de Melissa, la voleibolista, las lesiones fueron producidas por su exceso de trabajo a muy temprana edad y no fueron clubes extranjeros los que la explotaron. Lo peor fue el desenlace del problema con la sanción por haberse ido a casa de su familia a terminar la reconvalecencia
 
 
#2 firoma 29-08-2018 12:39
Nada Harold que el panorama es desolador,jamás estuvo el atletismo cubano tan lejos en los rankin de las temporadas,solo juan miguel,las discóbolas y tal vez Yarisley pueden aspirar a algo y en el horizonte no se ve nada prometedor.
 
 
#1 Javier Nd 29-08-2018 06:19
Ojala que Juan Miguel Oiga los consejos de su familia y se cuide y no abuse de su juventud, es de la Guernica en camaguey y lo hemos visto con no muy buenas amistades que lo que hacen es llevarlo por mal camino, digo esto pues me duele que no vea su futuro por el camino que va, de borrechera en borrechera y trasnochando, es una pena si alguno de los amigos foristas son allegados y le pueden llegar por favor aconsejenlo que es una lastima que se pierda un atleta como ese Gracias
 

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar