martes, 20 noviembre 2018, 09:15
Jueves, 23 Agosto 2018 04:03

Sedes poco idóneas

Escrito por  Lemay Padrón Oliveros/Especial para CubaSí
Valora este artículo
(4 votos)

Desde hace muchísimos años, para acoger un torneo internacional, las Federaciones de los deportes en cuestión realizan una especie de competencia entre las posibles candidatas.


Salvo muy contadas excepciones, casi siempre hay más de una urbe interesada en acoger el certamen que sea, de la disciplina que sea.

Por eso llama la atención que, en ocasiones, se escojan sitios que no son los más idóneos para recibir a competidores de muchos países. Cuando digo poco idóneos, es porque sus leyes imponen a los foráneos hacer algo en contra de sus costumbres, como fue el caso de Irán en la Copa del Mundo femenina de ajedrez, o porque impiden a algunos directamente competir allí.

El caso de los iraníes fue sui géneris, y no creo que se repita luego de las ausencias registradas en el certamen por la obligación de usar el hiyab (pañuelo) para todas las mujeres.

Sin embargo, el tema lo traigo sobre todo por Estados Unidos, que constantemente es escogido para organizar torneos y reuniones, y luego complica la entrada de personas provenientes de algunos países.

Todo viene a colación porque ahora Cuba estará solamente con tres representantes en el Campeonato Mundial de boxeo para juveniles que se disputa en Budapest, Hungría, porque sus púgiles no recibieron el visado correspondiente para asistir al clasificatorio continental celebrado en Colorado Springs en mayo pasado.

Por supuesto, al no participar, no pudieron obtener sus boletos, y estos tres están en suelo húngaro porque la Asociación Internacional de Boxeo (AIBA) los benefició con los llamados wild cards.

Es inconcebible que una nación sede sea incapaz de garantizar las condiciones mínimas para que todos los participantes lleguen allí. No es la primera vez ni mucho menos que ocurre esto en Estados Unidos. Por años Cuba ha sufrido eso, tanto en torneos como en foros deportivos, y el pasado año, cuando se celebró allí el Mundial de levantamiento de pesas, varios países de África y Medio Oriente se vieron afectados, al estar en una lista negra elaborada por la administración Trump.

Así quieren organizar una Copa del Mundo de fútbol que tendrá nada menos que 48 equipos concursantes, y seguro alguno será «incómodo» para el gobierno estadounidense. Podrían «pasarle el muerto» a Canadá y México, coorganizadores de la justa planetaria, pero si alguno de estos conjuntos sobrevive la fase de grupos, podría venir lo peor.

Por eso no puedo entender que se le siga otorgando a Estados Unidos la sede de eventos internacionales, y la comunidad deportiva debería vetarlos como sede, una práctica muy usada por el propio gobierno estadounidense. Me consta que las Federaciones de ese país son buenos organizadores, y que no tienen nada que ver con esas medidas, pero hasta tanto no se solucione esta situación, en Estados Unidos no debería celebrarse ni siquiera un torneo Norceca de quimbumbia.

Visto 378 veces

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar