domingo, 18 noviembre 2018, 15:20
Sábado, 18 Agosto 2018 16:05

Venezuela expectante ante el Plan de Recuperación Económica

Escrito por  Wiliam Urquijo Pascual/PL
Valora este artículo
(0 votos)


Cuando restan menos de 48 horas para la entrada en vigencia de la reconversión monetaria y, con ella, el resto de las medidas anunciadas por el Gobierno como parte del Plan de Recuperación Económica.

El complejo escenario socioeconómico marcado por fenómenos como la hiperinflación inducida, el alza indiscriminada de precios y la prevalencia de tasas cambiarias especulativas de divisas internacionales, ocasionó en los últimos tiempos una presión constante al nivel adquisitivo del pueblo y notables perjuicios a su nivel de vida.

Ante esa situación, acrecentada por las sanciones impuestas desde el exterior y las reiteradas agresiones de la ultraderecha opositora -incluido el intento de magnicidio del 4 de agosto-, el Gobierno bolivariano implementará a partir de la semana importantes cambios en la política económica del Estado.

Los anuncios más trascendentales del Ejecutivo giran en torno al plan de reconversión monetaria, el inminente cambio en los precios de los hidrocarburos internos, y el anclaje a la criptomoneda nacional, el Petro -sustentada en el valor del petróleo venezolano-, de la nueva moneda venezolana, los salarios y los precios de bienes y servicios.

En tal sentido, el presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, precisó la víspera que el nuevo cono monetario, el Bolívar Soberano estará anclado a la referida moneda digital, cuyo valor equivale a alrededor de 60 dólares, de acuerdo con la cotización actual de la cesta petrolera.

El mandatario precisó que cada unidad del criptoactivo venezolano equivaldrá a tres mil 600 bolívares soberanos, y constituirá la referencia para fijar el valor del trabajo y el precio de los bienes de consumos.

Asimismo, el jefe de Estado decidió fijar el salario mínimo en mil 800 unidades de la nueva divisa venezolana, caracterizada por la reducción de cinco cifras a la denominación anterior, para elevar el nivel adquisitivo de los trabajadores.

Para evitar un impacto inflacionario superior al existente en la nación sudamericana, el presidente de Venezuela afirmó que el Gobierno asumirá por 90 días el diferencial de la nómina salarial de toda la pequeña y mediana industria del país.

Recordó el mandatario que debido a las acciones de guerra económica y el establecimiento de tasas cambiarias paralelas y especulativas, el salario mínimo equivalente a 300 dólares descendió a solo uno.

Informó que un solo tipo de cambio de divisas, que actuará de manera fluctuante y anclado al Petro, será el nuevo sistema cambiario del país, con el fin de acabar con las tasas cambiarias paralelas y especulativas.

Asimismo, con el objetivo de avanzar hacia el llamado Déficit Fiscal Cero, se tomarán decisiones dirigidas a elevar la disciplina fiscal y eliminar la emisión de dinero no orgánico, sino sustentado en la producción del país.

El Ejecutivo bolivariano entregará la próxima semana a la Asamblea Nacional Constituye un conjunto de leyes para establecer un nuevo sistema tributario y fiscal relacionado con el programa de recuperación económica.

Dichas normativas buscan incrementar la recaudación y evitar el deterioro de la capacidad adquisitiva de los ingresos fiscales, a través del aumento del impuesto sobre el valor agregado hasta el 16 por ciento, así como el establecimiento de un régimen tributario especial para los 133 mil contribuyentes más ricos del país, entre otras medidas.

Respecto a inminente establecimiento de una política estatal de subsidio a los hidrocarburos internos, el jefe de Estado anunció la extensión hasta el 30 de agosto próximo del censo nacional de transporte.

El mandatario precisó que desde el 1 al 20 de septiembre las autoridades desarrollarán las jornadas informativas para la entrada en vigencia del nuevo sistema de cobro del combustible.

Maduro detalló que el proceso de subsidio directo a los venezolanos inscriptos en el registro vehicular y la implementación de los nuevos precios, de acuerdo al costo internacional de la gasolina y otros derivados del petróleo, se realizará de forma progresiva en cada estado del país.

Hasta la fecha se inscribieron en el censo nacional de transporte dos millones 424 mil 286 vehículos, iniciática encaminada a frenar el contrabando de combustible hacia Colombia y otros países del Caribe que cada año ocasiona pérdidas superiores a 10 mil millones de dólares, según estimaciones.

En opinión de las autoridades, el programa de recuperación económica apunta de manera directa a acabar con el sistema de dolarización de precios impuesto por sectores oligarcas, además de recuperar el salario y la capacidad de compra del venezolano.


Visto 1104 veces

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar