domingo, 18 noviembre 2018, 20:12
Miércoles, 15 Agosto 2018 11:30

Javier Méndez: El León 17 sigue siendo azul

Escrito por  Martin Hacthoun Álvarez
Valora este artículo
(1 Voto)

Javier Méndez, otrora estelar jardinero central de Industriales y de los equipos Cuba, participa hoy en un programa de cooperación en Italia, pero sigue atado, a sus Azules de siempre.



Javier Méndez, otrora estelar jardinero central de Industriales y de los equipos Cuba, participa hoy en un programa de cooperación en Italia, pero sigue atado, cual fuera por un cordón umbilical, a sus Azules de siempre, al Latino y su público. En conversión telefónica con JIT, aceptó afablemente responder algunas preguntas para los lectores de este medio deportivo.


¿Qué haces hoy?


Funjo como jefe técnico en un proyecto de trabajo para el desarrollo de diferentes categorías en la Sociedad de Legnano Baseball, en Italia.


Una pregunta obligada: Tuviste un percance familiar que preocupó a seguidores del béisbol dentro y fuera de Cuba…  ¿Cómo está tu hija?


El año pasado, mi familia y yo pasamos un momento muy desagradable y particularmente difícil: a mi hija se le diagnosticó leucemia. Afortunadamente se le pudo realizar un trasplante de médula y poco a poco se recupera y vuelve a la normalidad.


No me cansare de repetir y agradecer las atenciones recibidas por todos los trabajadores y personal médico del hospital Hermanos Amejeiras, de La Habana, que de una forma u otra tuvieron que ver con la recuperación de mi hija.


Al director del centro, el Dr. Estévez, a los especialistas Carnout, Calixto y Kali, quienes la atendieron directamente y estuvieron cerca de ella. A todos, en sentido general, les estamos eternamente agradecidos por tanta entrega y generosidad.


¿Qué recuerdas con más aprecio y añoranza de tu paso por el béisbol en Cuba, por Industriales y el equipo Cuba?


Han pasado muchos años: jugué 22 series nacionales y son muchos los recuerdos vividos. Ahora, pensando rápidamente, recuerdo tres hechos con cariño: el primer equipo nacional que hice, un Cuba juvenil a un Mundial, en el cual estaban jugadores que después se convirtieron en grandes estrellas: Kindelán, Pacheco, Linares, Vargas, Jorge García, Arocha, Faustino, Pablo M. Abreu, Duvergel… Ganamos y fui incluido en el equipo Todos Estrellas del campeonato junto a Pacheco, Vargas y Ferreiro.


También recuerdo que con solo 17 años integré el segundo equipo de la capital, Metropolitanos; ese día no quería acostarme de la alegría, no podía conciliar el sueño.


O la vez que pasé de Metros para Industriales y ganamos el campeonato con el famoso jonrón de Agustín Marquetti frente a Rogelio García en 1986. Son momentos que perduran en la memoria.


Jugué 22 series nacionales y 18 con los Azules. Fui un jugador a quien le persiguieron las lesiones, me ocurrían con frecuencia. Eso me privó de estar en algunos equipos Cuba, aunque integré siete selecciones nacionales.

Son muchos los recuerdos vividos y estarías un buen rato escribiendo (ríe).

¿Alguna decepción?


No quiero recordar las veces que después de magníficos rendimientos me excluyeron del equipo Cuba. Tampoco me es agradable cuando pienso en la derrota en la olimpiada de Sídney 2000; ese fue el momento más desagradable de mi carrera deportiva; teníamos un excelente equipo, pero no se pudo ganar.


¿Dirigirías de nuevo a Industriales?


Siempre expresó mi disposición de dirigir Industriales. Como todos conocen tuve que dejar la tarea por la enfermedad de mi hija. Ahora que todo está volviendo a la normalidad, mucho antes de viajar para cumplir el actual contrato, ratifiqué mi voluntad a las autoridades provinciales, pero no tuve respuesta positiva a mis aspiraciones. Tuve que tomar una decisión.


¿Cuál es tu opinión sobre qué debe hacerse con los Leones de La Habana?


Diría que son varias las causas que han incidido en el pobre resultado de este equipo, el más ganador del béisbol cubano, en los últimos años.


La fundamental está en la cantidad de jugadores que han abandonado el país o la provincia por diferentes razones, no solo los establecidos, sino atletas que venían escalando con mucho talento. El relevo generacional que debiera gestarse se ha frenado.


Se sabe que cuando Industriales está discutiendo el campeonato la serie tiene otro sabor. Eso es indiscutible, aunque hay que mencionar que otras provincias han mejorado, en especial Granma, a la cual felicito por su serio trabajo.


Los aficionados exigen mucho al equipo y aquí está la disyuntiva: ¿Qué es mejor: optar por el “championismo” importando peloteros, para ganar un torneo y quedarnos sin jugadores en la provincia que puedan mantener un crecimiento en años posteriores, o trazar una estrategia de desarrollo sobre bases sólidas, de la que salgan peloteros para dar continuidad a lo que la afición desea?


Pienso que lo ideal es que vuelvan los Capiró, Anglada, Puente, Medina, Padilla, Vargas y Germán; o sea, que surjan nuevos ídolos de la capital que entusiasmen al público.


En nuestra provincia hay técnicos capaces con visión de futuro, quienes piensan en esto y en cómo trazar estrategias para desarrollar nuestros propios atletas y que nos representen en nuestras series nacionales.


También en trabajar sobre las deficiencias y amenazas que encaramos, así como apuntalar nuestras fortalezas y aprovechar las oportunidades que el entorno y escenario nos brinda; solo así se podrá lograr en un futuro no muy lejano que la capital vuelva a tener un campeón nacional.


¿Qué piensas de Rey Vicente al mando?


Darle mis felicitaciones a Rey Vicente Anglada por su elección como director de los Azules, y desearle muchos éxitos en la nueva tarea que le ha tocado.

Visto 807 veces

Comentarios  

 
#1 alfredo 15-08-2018 13:05
Javier es una gran persona, disciplinada, honesta, pero sobre todas las cosas padre de familia. Felicitaciones para ti y el deseo de que betty se siga recuperando
 

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar