domingo, 21 octubre 2018, 11:12
Miércoles, 08 Agosto 2018 15:08

Que Barranquilla 2018 sea bloque de arrancada (I)

Escrito por  Víctor Joaquín Ortega / Especial para CubaSí
Valora este artículo
(1 Voto)

Cuba, Colombia y Venezuela estuvieron por debajo de sus vaticinios, mientras los aztecas quebraron los números adjudicados a ellos por los oponentes. Una cosa es el papel...



En varios medios expresé en vísperas del inicio de los XXIII Centrocaribes: “Ni pesimismo ni cantos triunfales... No debe asombrarnos la posibilidad de no mantener el primer puesto que poseemos desde Panamá 1970”. La caída ha ocurrido y recordó la escena de un corredor que se preocupa por el rival más cercano a su senda, y con facilidades mayores (Colombia por ser sede) y olvida a otro contrincante de más historia y potencia actual (México) que al final sube a lo más alto del podio. Cuba, Colombia y Venezuela estuvieron por debajo de sus vaticinios, mientras los aztecas quebraron los números adjudicados a ellos por los oponentes. Una cosa es el papel...

Escuché recién, por el Noticiero Nacional de la televisión, un buen comentario sobre el concluido certamen, realizado por un prometedor periodista quien tocó, con mesura y rigor, aspectos negativos que padece el sector acá, y la urgencia de vencerlos; en especial, las lesiones a la masividad. Sin embargo, señaló que no era el momento de la crítica sino de las sugerencias. Error: precisamente es el momento del análisis para encontrar los porqués del hecho y, por tanto, de la crítica constructiva, con argumentos consistentes, lejos de la autosuficiencia y de cualquier ansia por la notoriedad.

La sugerencia, al menos en este caso, da sentido de debilidad, y la debilidad obstaculiza el enfrentamiento a problemas de este tipo como se necesita. Esto es a camisa quitada como se plantea comúnmente; imagen válida, definitoria. Partamos del siguiente concepto: el verdadero dueño de la cultura física es nuestro pueblo, y la labor del Inder, el Comité Olímpico del país, entrenadores, funcionarios reporteros, árbitros, psicólogos, médicos, estadísticos..., la efectúan en representación de la Mayor de las Antillas en pleno. El lema devenido realidad: Deporte, derecho del pueblo, vibra de juventud a pesar de su veteranía. De no ser así, estaríamos perdidos.

Nuestro movimiento deportivo, el más puro del mundo, es perfectible como he reiterado, y lo dicho no puede quedar en la frase: aquel tiene luces y sombras. De no luchar contra ellas, cegados por la iluminación, lo oscuro avanzará. Cada vez más. No sucede solo en las lides del músculo: como enseñó José Martí, desagradecidos son quienes únicamente ven las manchas del sol. Ah tontos son los que las encubren, primero a ellos mismos y, sobre todo, no las combaten: se llegará a perder el sol.

HUBO ADVERTENCIAS

El más profundo analizador y, por supuesto, crítico del ámbito ha sido Fidel. Antes de llegar a lo relacionado con los Juegos Olímpicos escenificados en China, revisemos la secuencia con respecto a otras etapas. Refiriéndose a la actuación en la cita istmeña dijo: “Sus éxitos han constituido un triunfo de la técnica, un triunfo de la eficiencia, un triunfo de la educación y de la cultura que se desarrolla en nuestro país, y han constituido un triunfo del espíritu de nuestro pueblo...” (Acto de recibimiento a la delegación cubana a los Centroamericanos de Panamá. (18-3-1970).

Crecieron las victorias, más allá del medallero- no es la única medida del desarrollo de la cultura física - y, también, cierto halo chovinista, autosuficiente, autocomplaciente y vanidoso en no pocos. El Comandante en Jefe les cortó el paso en varias oportunidades:

“Las competencias son importantes, las medallas son importantes; hay una cosa más importante que eso: el deporte como actividad recreativa y cultural del pueblo” (22-10-1973).

“No dormirnos sobre los laureles es lo primero que tenemos que pensar a la hora de celebrar nuestras victorias...” (27-10-1975) Nos gusta ganar medallas de oro, pero más importante que las medallas de oro son el deporte y la educación física en sí... No hacemos deporte solo para producir campeones; los campeones dan la medida del avance técnico de nuestro deporte, hacemos deporte por el bienestar de la juventud y por el bienestar del pueblo...” (1-9-1976).

La gloria alejada de las almohadas: “No debemos dormirnos sobre los laureles, no debemos pensar que ya somos un fenómeno” (2-9-1977). En la inauguración de la Escuela de Iniciación Deportiva Mártires de Barbados (6-10- 1977 insiste en esas ideas:

“En obras como estas y entre las tareas que tenemos por delante, vivirán eternamente nuestros hermanos muertos”. Entre las tareas, la lucha contra el mal del medallismo. Instruye: "El fin número uno es promover con el deporte, el bienestar y la salud del pueblo, y el fin número dos, buscar campeones (...) Es importante que no nos equivoquemos, que por buscar campeones descuidemos la práctica del deporte(...)”.

Ante las flaquezas del renglón de la rapidez en la pista, establece, con magnífica síntesis: la conexión entre lo cuantitativos y la cualitativo: “Hay que poner a correr a todo los muchachos de este país y escoger a aquellos que tengan ciertos parámetros de velocidad".

Ahondará en intervenciones posteriores: “Tenemos que extender la práctica del deporte y el ejercicio físico a roda la población. Si utilizamos bien los recursos que tenemos y aplicamos la técnica y la ciencia, si aprovechamos bien esos recursos lograremos mejores resultados todavía (16-9-1987). Las perspectivas son realmente muy buenas pero son buenas sobre todo si estanos conscientes de las debilidades que todavía padecemos… Es necesario dar un salto de calidad en nuestra política deportiva, no conformarnos con los logros obtenidos, sino ir en busca de nuevas metas y de nuevos logros, porque sabemos que podemos alcanzarlos (6-11-1992).

AL CALOR DE NUESTRO IMPULSO

Cuba dio la clarinada al brindar robustez y rumbo, una visión democrática a la rama, la alimentación de la autoestima del Bravo a la Patagonia, estructura y organización superiores, notable uso de la ciencia. Llegó a influir hasta en gobiernos poco progresistas, obligados a apuntalar lo atlético. El de Estados Unidos se ocupó más del frente. El Comandante en Jefe lo había asegurado:

“Nuestros rivales deportivos, en primer lugar los yanquis, van a tratar de hacer un esfuerzo cada vez mayor porque ya sienten la competencia de Cuba... las burguesías gobernantes de muchos de estos países de América Latina, van a tratar de inventar algo para ver cómo mejoran en el deporte. Esto quiere decir que las competencias serán cada vez más reñidas (27-10-1975).

No obstante, vigorizó la solidaridad. Y llevó a cabo lo que adelantó en la bienvenida a nuestra representación de Santo Domingo (30-4-1974), en relación con otros pueblos, sobre todo con los de América Latina: “Algún día los ayudaremos también a formar deportistas, y algún día las competencias serán más parejas... Llegará el día en que a nosotros nos pidan también instructores”. Llegó y cumplimos con nuestro deber humano como en otras esferas: brindando no lo que nos sobra sino compartiendo lo que tenemos.

No me agradan ciertos pensamientos de algunos con respecto a esta ayuda que reflejan preocupación y aun tendencia a modificarla ligadas al revés de los más recientes Centrocaribes, con también la inadaptación a los nuevos tiempos: proliferan los contratos sin mediación estatal, no me refiero, claro está, a los desertores. Esencial: hay que tratar mejor material y espiritualmente a nuestros entrenadores. ¿A quiénes no...?

El más ferviente impulsor de dicho internacionalismo apuntó: “...entre 1992 y 1999, más de 5 000 técnicos y especialistas cubanos han prestado servicios y han ayudado al desarrollo del deporte en decenas y decenas de países llamados emergentes... Cuando nos ganan medalla en cualquier deporte, tenesmos que sentirnos satisfechos porque constituye una prueba de la dignidad, el honor, la seriedad y la honradez de nuestros especialistas deportivos...” (13-8-1999).

El gesto se manifiesta también en el laboratorio antidopaje y la Escuela Internacional de Educación Física. Al primero, erigido el 13-2-2001, se refirió cuando era proyecto sin quedarse en los beneficios para la sede pues "serviría de apoyo a los hermanos países del Caribe, de Centroamérica y Suramérica, que no tienen ni disponen de ningún laboratorio que permitas detectar tales sustancias y tienen que acudir a otros países muy desarrollados para pagar carísimo cualquier prueba...". En canto al auxilio docente dijo: “Más que un centro de estudios, este es un punto de apoyo al desarrollo de los países del Tercer Mundo y especialmente para los países de América Latina y el Caribe. Acto de apertura, (23-2-2001). Hoy, debido a las condiciones de la etapa, esos servicios se siguen prestando en la Universidad del Deporte.

BEIJING 2008 DUELE TODAVÍA

El derrumbe del campo socialista -su activa presencia resultó fundamental para el gran salto-, el bloqueo gringo incrementado, errores propios: lesiones a la masividad, medallismo, flojedad en la aplicación de la ciencia y la técnica y en la política de cuadros, laceraron y laceran, mucho más allá de lo cualitativo, a la misión esencial del ámbito: la forja de seres humanos mejores de cuerpo y de alma. Los golpes a la base y el alto rendimiento se reflejan en el medallero y en especialidades dominadas antes, ahora en bancarrota: la pelota y el voleibol para damas, en la primera fila del sufrimiento.

Visto 399 veces

Comentarios  

 
#1 Arturo 09-08-2018 09:55
Víctor, muy buenos artículos, pero de ellos se desprende claramente que por mucho que hagamos no podemos seguir pidiendo que siempre sigamos siendo el uno, porque si los demás también mejoran, también tienen derecho a coger medallas y para coger unos tienen que quitárselas a otros.
En otro artículos hablabas del amateurismo y el profesionalismo , bueno eso también es un cambio. A mi me gusta hablar del deporte profesional como la cultura (el profesionalismo y el mercantilismo en el deporte es otra cosa totalmente repudiable), este nuevo escenario del deporte tiene que dar lugar a nuevas estrategias y a nuevas metas que no siempre pueden ser el primer lugar y que lógicamente no pueden ser las mismas metas de antes.
Por otro lado esta el deporte como medio de salud y recreación, pero el otra cosa es el deporte de alto rendimiento, el deporte como espectáculo, el deporte practicado por profesionales
 

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar