lunes, 17 diciembre 2018, 11:50
Sábado, 04 Agosto 2018 04:23

Barranquilla 2018: Las pautas de la actuación cubana

Escrito por  Harold Iglesias Manresa/CubaSí
Valora este artículo
(1 Voto)
Ese es el espíritu de todos los deportistas cubanos siempre Ese es el espíritu de todos los deportistas cubanos siempre Abel Rojas Barallobre, enviado especial

Es cierto que cedimos la hegemonía regional que ostentábamos desde Panamá 1970 ante México y eso para muchos es una estocada al orgullo e identidad de la nación en lo sensorial.

Es cierto que cedimos la hegemonía regional que ostentábamos desde Panamá 1970 ante México (132-118-91) por (102-72-68) nuestra armada, y eso para muchos es una estocada al orgullo e identidad de la nación en lo sensorial.

Cuba puedo decir desde mi perspectiva, rindió una buena actuación en los XXIII Juegos Centroamericanos y del Caribe de Barranquilla. Es cierto que cedimos la hegemonía regional que ostentábamos desde Panamá 1970 ante México (132-118-91) por (102-72-68) nuestra armada, y eso para muchos significaría una debacle, a la vez que una estocada al orgullo e identidad de la nación en lo sensorial.

Pero no, hay que analizar todo el entramado que presentaron estos Juegos en su justa medida, desde el calendario diseñado para generales presión a los atletas antillanos y no verlos despuntar hasta las últimas cuatro jornadas, pasando por las 92 pruebas en las cuales dejamos de inscribirnos de antemano, como también fluctuaciones en los rendimientos de varias disciplinas, y el desarrollo de las demás naciones, especialmente aquellas catalogadas como principales contendientes, (los aztecas, Colombia y Venezuela).

Cayó el telón de una justa con el protagonismo de los deportes de combate, tradicionales horcones de nuestro movimiento, a tono con el espíritu de lucha del cubano, sea cual sea el nivel y escenario.

Esas disciplinas atesoraron 41 cetros, encabezados por la lucha (13-2-3), el boxeo (6-1-0 de siete opciones), el judo (8-3-6), la esgrima con su endemoniada efectividad de touchés (7-0-4), el taekwondo (6-1-2), y el karate (1-2-4).

Detrás de estas poderosas de siempre recalaron el tiro deportivo (12-10-5), el atletismo (10-8-9), el ciclismo (5-4-2), la gimnasia artística (6-7-2), el canotaje (6-1-2), el remo (5-5-1), el levantamiento de pesas (3-10-4), Bádminton (2-5-2), tenis de mesa (2-1-5) y la natación (0-3-3) que si bien no alcanzó ningún oro, merece todo el reconocimiento por el performance de sus exponentes.

Esa fue justamente una de las disciplinas en las cuales los aztecas arrollaron (15-18-10), como también en el clavados (6-4-3), la gimnasia rítmica (7-5-0), el taekwondo (8-7-5), el propio tiro (13-8-6), y el tiro con arco (6-3-3), por solo mencionar algunas.  

Una vez reflejados los números toca profundizar. Entre los deportes individuales que estuvieron por debajo de lo previsto, encontramos al campo y pista, el propio judo, fundamentalmente el femenino, el remo, y el levantamiento de pesas, por solo mencionar los más notables.

Sucede que en más de una ocasión durante los Juegos me pregunté, sin afán de justificar nada, si esta cita no tenía un matiz de rendimiento con la huella de Cuba en buena parte de los países en concurso.

En más de medio centenar se contaron los entrenadores de la Mayor de las Antillas que de una forma u otra brindaron sus saberes con presencia o vínculo directo en la llamada Puerta de Oro de Colombia, en aras de elevar cualitativamente el nivel de la actividad del músculo del área centro-caribeña.

Si a eso le sumamos cuestiones asociadas a financiamiento, infraestructura y escenarios de confrontación para los deportistas inscritos, los cubanos largaron con desventaja.

Con las disciplinas colectivas, independientemente de que solo computen una vez sus preseas, sucedió algo parecido.

La pelota zozobró, al igual que el voleibol de sala y el baloncesto entre las damas. En cambio balonmano y baloncesto masculino, los elencos de hockey, el polo acuático femenil, y el softbol para hombres sacaron la cara y nos brindaron alegrías, en ocasiones inesperadas según los vaticinios.  

No se trata de ser justificativos en lo absoluto, sí de reflejar todos los factores de incidencia para movernos sobre niveles de objetividad más acertados y no generar falsas expectativas en la fiel afición, amantes de la actividad del músculo y hasta conocedores.

Cuando usted los coloca a todos en una balanza, yo me atrevería a seguir afirmando que el deportista cubano es de los mejores del mundo.

Más que un análisis, estas líneas incitan a una reflexión colectiva, pues a la vuelta de un año tocarán a nuestras puertas los Panamericanos de Lima, y no me gustaría que, al igual que en Toronto 2015, las predicciones distaran de la realidad sobre los distintos terrenos de juego.

Visto 1143 veces

Comentarios  

 
#6 Arturo 06-08-2018 07:45
Todas esas condiciones eran sabidas, nada nuevas y muchos alertamos de no ponernos metas triunfalista, que la actuación de nuestros muchachos para logra la más mínima presea debía ser considerada una heroicidad en las condiciones actuales. Pero alguien se empeño en no escuchar y dar gritos de Golea en ves de de David, eso no es digno de nosotros.
 
 
#5 Teresa 05-08-2018 09:44
Recuerden que para los Panamericanos va EEUU y Canadá, Brasil con sus medallas seguras en los dos sexos en el volleyball.
 
 
#4 Amaurys 04-08-2018 16:16
Bueno bueno el primero en crearnos falsas espectativas es Becalli que desde ya nos dice que mantendremos el 2do lugar en los panamericanos del proximo año, algo que veo díficil en extremo. Recordar que pronosticó que ganaríamos los centroamericano s luego de un estudio científico con los pro y los contra que ud periodista menciona en este artículo. Con todo y eso valorado pronosticó que ganariamos y no fue asi.
 
 
#3 jesus 04-08-2018 13:15
hay que analizar el deporte cubano de manera integral hay que criticar lo que se esta haciendo mal, lo mal que van nuestros espectaculos deportivos empezando por el beisbol, lo atrazado que estamos en infraestructura nuestros estados parecen dinosaurios al lado de los estadios modernos no de paises del primer mundo sino de los paises que nos rodean, estamos años luz en temas salariales y de estimulos a todo el personal deportivo y de apoyo, de eso hay que hablar
 
 
#2 pABg0nZ 04-08-2018 12:49
Eso es precisamente lo que la prensa cubana, motivada aún no sé por qué razones siempre logra: la creación de expectativas que en la realidad a veces se pueden realizar, la mayoría de las veces, no. No importa en qué escenario compitan los atletas cubanos, antes del evento siempre hay pronósticos, que más que arriesgados son irreales. Pongamos como ejemplo el atletimso, los cubanos rara vez logran acercarse o mejorar las marcas logradas en Cuba con las que se registran. ¿Por qué razones? El público interesado solo puede especular. Eso significa que nuestros atletas alcanzan su pico de rendimiento fuera de la fecha principal. Sean cuales sean las razones, cierto es que hay que esperar a la competencia para saberlo, entonces no se pueden hacer pronósticoa muy aventureros. Otro aspecto que tomo a manera de ejemplo porque ya lo vivimos recientemente en el campeonato junior de atletismo es que integraron la delegación solamente aquellos atletas que según marcasprecom precompetencia estaban entre los ocho primeros de su disciplina. Entonces si ese pronóstico falla, el error es negativo porque los atletas con posibilidades no cumplen. Si se hubiese conformado la delegación también con atletas con peores marcas precompetencia, quizás esos hubiese logrado el equilibrio porque contra las sorpresas negativas, estarían las positivas exactamente de aquellos que no se esperaba que ganaran.
Ahora en Barranquilla noté la ausencia de corredores cubanos de 3000m con obstáculos de ambos sexos. No creo que en Cuba no haya atletas en esa disciplina. Quizás esos hubiesen sacado la cara por algunos que no estaban en la forma deportiva esperada, pero según pronósticos debieron subir a lo ´más alto del podio.
Otra critica a l aprensa es que los atletas de élite desaparecen de las listas y nadie los vuelve a mencionar, lo que da paso a las especulaciones. Creo que nadie espera que la prensa esté publicando chismes ni escándalos de los atletas cubanos, pero si se retiran, si abandonan el equipo me parece que el público interesado tiene el derecho a conocer de ello. A manera de ejemplo de Sahily Diago y de Marisleisys Duarthe no se conoce si están lesionadas gravemente o simplemente ya no pertenecen a la preselección.
 
 
#1 Alejandro Fernandez 04-08-2018 07:22
Como dijo nuestro Fidel:"Para el honor medalla de oro".!Viva Cuba!
 

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar