domingo, 19 agosto 2018, 05:10
Viernes, 03 Agosto 2018 06:06

Paquistán: Futuro Premier y su complejo programa

Escrito por  Arnaldo Musa/Especial para CubaSí
Valora este artículo
(1 Voto)
Imran Khan Imran Khan

Treinta y seis años después de haberse retratado en calzoncillos en una revista comercial y 28 de capitanear el equipo de cricket que ganó el campeonato mundial en 1992, Imran Khan será el primer ministro del país centroasiático.


Treinta y seis años después de haberse retratado en calzoncillos en una revista comercial y 28 de capitanear el equipo de cricket que ganó el campeonato mundial en 1992, Imran Khan, de 66 años, será el próximo primer ministro del país centroasiático, luego de unas elecciones que, a pesar del lento conteo de votos, las demandas del resto de los adversarios para repetirlas y una ola de atentados suicidas en diversos lugares de la nación, no impidieron constatar que la mayoría de la población lo aceptara plenamente.

Ello, sin embargo, solo brindó apenas la quinta parte de los 273 curules del Congreso a su partido Movimiento por la Justicia de Paquistán –Pakistan Tehreeki-i-Insaf (PTI), por lo cual tendrá que aliarse a otros partidos, con lo cual se puede entorpecer su proyectado programa de gobierno.

Aunque Khan como el PTI es calificado de centroderecha, lo cierto es que han alarmado algo a Occidente, principalmente a Estados Unidos, que en anteriores ocasiones, como represalia, ha suspendido programas de ayuda a millones de damnificados por catástrofes naturales.

Paquistán, una nación poseedora del arma nuclear, tiene un ejército que, en general, sus principales figuras son cercanas al futuro Premier, quien es poseedor de una vasta fortuna -por herencia familiar- graduado en la Universidad británica de Oxford y casado tres veces, además de ser considerado, a pesar de su edad, un eterno “playboy”.
 
Khan tiene un programa en el que la lucha contra la corrupción tiene un papel fundamental, y más cuando el anterior primer ministro, Nawaz Sharif, fue condenado a prisión, porque no pudo explicar la posesión de varias lujosas propiedades.

No creo que Sharif tenga la misma situación que Lula, quien sí fue condenado sin pruebas, para evitar que fuera presidente.

Si Imran Khan es consecuente con su programa, EE.UU. y sus aliados de las campañas agresivas en la región no las tendrán todas consigo. Veamos:

Como político, sus opiniones han sido cambiantes o vagas, lo cual no deja en claro cuál será su actuación tras llegar al poder. Sostiene que es un liberal, pero al mismo tiempo apela a valores conservadores islámicos y al sentimiento contra Occidente, particularmente en todo lo que se perciba como interferencia en los asuntos domésticos de Paquistán.

Hizo una exitosa campaña de oposición a los ataques de drones estadounidenses contra áreas tribales de Paquistán. Ha criticado la violencia de los talibanes, pero el año pasado su partido en la provincia de Khyber Pakhtunkhwa, dio tres millones de dólares a la escuela islámica Haqqania, cuyo líder es conocido como el “padre de los talibanes”.

El eje central de esta última campaña electoral ha sido la lucha contra la corrupción, repito, y la política dinástica en Paquistán. También ha prometido impulsar una nueva clase política “limpia”. Sin embargo, durante la campaña fue acusado de haberse aliado con militares que amenazaron a sus adversarios para despejarle el camino.

Imran Khan ha aprovechado una ola de desilusión en el viejo orden político de Paquistán, particularmente entre la clase media urbana y los votantes jóvenes, que están cansados de vivir en un país con una economía débil y suministros de agua y electricidad en crisis constante.

Khan, quien hace 22 años comenzó a hacer vida política, exclamó después de su triunfo: "Dios me ha dado una oportunidad de cumplir mi sueño”.

Visto 623 veces

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar