martes, 12 noviembre 2019, 21:59
Lunes, 30 Julio 2018 22:20

Mijaín López derrota al peso en grecorromana de Barranquilla-2018

Escrito por  PL
Valora este artículo
(1 Voto)

Tras gastar 19 segundos de su existencia en conquistar el cetro de los Juegos Centrocaribes de Barranquilla-2018, el atleta de mayor palmarés en la cita, el luchador cubano Mijaín López, señaló al peso como su principal opositor.

Ese fue el tiempo que necesitó el campeón olímpico de los 130 kilos en Beiging-2008, Londres-2012 y Río-2016 para liquidar al dominicano Leo Denis Quintana, en la arrancada de una carrera que él espera culminar con su cuarto premio dorado bajo los cinco aros.

Tokio-2020 es la única meta que espera por el campeón de campeones.

La presión más grande que tenía era hacer el peso, dijo el campeón al bajar sin sudarse del tapiz y mientras repartía saludos, cargaba a un niño, posaba para fotos y sonría a la vida que le ha dado tanto.

López que no había vuelto a combatir en su peso luego del fiestón de la Ciudad Maravillosa, confesó que la última palabra de la balanza llegó a preocuparle.


En un aparte con Prensa Latina antes de comenzar la escaramuza final, su entrenador, Raúl Trujillo, dijo que el superclase detuvo la báscula esta mañana en menos de 129 kilogramos.


El titán cubano aseguró, además, que esta era su despedida de los Juegos Centroamericanos y del Caribe, en los que solo pudo coronarse en Veracruz y Barranquilla, pues en Cartagena-2006 no hubo quórum en la división máxima y Cuba no asistió a las convocatorias de San Salvador-2002 y Mayagüez-2010.


Mijaín confirmó que no participará en el venidero Campeonato del Mundo, en octubre en Hungría, pero que sí se integrará para antes de esa fecha a su club en la Bundesliga alemana.

Darle oportunidad a nuevos talentos de la lucha grecorromana en la gran cuenca caribeña de competir por última vez con él en unos Centrocaribes, figuró entre el arsenal de sus motivaciones cuando puso un pie en Curramba la Bella.


Sobre el tapiz sus rivales no le sacaron puntos, si acaso una sonrisa, pero un comentario del reportero convoca humedades en los ojos del super campeón: la muy reciente partida del hombre que lo llevó a otra galaxia deportiva, su preparador Pedro Val.


Me siento triste porque físicamente él no está aquí, pero siempre va a estar en cada medalla que gane la lucha greco cubana, expresó mientras trataba de disimular el paso del dorso de su mano grande por la región donde la luz nos traduce la vida.

Visto 1054 veces

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar