jueves, 17 octubre 2019, 16:11
Lunes, 30 Julio 2018 09:28

Denuncian riesgos que enfrentan embarazadas en hospitales de EE.UU.

Escrito por  PL
Valora este artículo
(0 votos)

Miles de mujeres sufren lesiones o mueren durante el parto cada año en Estados Unidos porque los hospitales y los trabajadores médicos se saltan prácticas de seguridad, advierte hoy una investigación del diario USA Today.



La nación presenta una tasa de mortalidad materna de 26,4 por cada 100 mil nacidos vivos, la más alta entre los países desarrollados del mundo, y mientras en esos otros territorios la cifra se mantiene estable o disminuye, en Estados Unidos ha empeorado, indicó el medio.

De acuerdo con el periódico, doctores y enfermeras deben rastrear pérdidas de sangre para reconocer cualquier peligro de antemano y administrar medicamentes dentro de una hora después de detectar una presión arterial peligrosamente alta para evitar los accidentes cerebrovasculares.

Estos no son procedimientos complicados que requieren una tecnología costosa. Se encuentran entre las tareas básicas que los expertos recomiendan desde hace años porque pueden salvar la vida de las madres. Sin embargo, los hospitales en todo el país continúan ignorándolos, encontró USA Today.

Como resultado, a las mujeres se les deja sangrar hasta que sus órganos se cierran, su presión arterial alta no se trata hasta que sufren accidentes cerebrovasculares y mueren por coágulos de sangre prevenibles e infecciones no tratadas.


Según la investigación, la gran mayoría de las embarazadas en este país dan a luz sin incidentes, pero anualmente más de 50 mil resultan heridas de gravedad y alrededor de 700 fallecen.


Estimaciones indican que la mitad de estas muertes podrían prevenirse y la mitad de las lesiones se podrían reducir o eliminar con una mejor atención, apuntó el periódico.


Para realizar su estudio, el medio obtuvo más de 500 mil páginas de registros internos de calidad y examinó los casos unas 150 mujeres cuyos partos 'fueron terriblemente mal', además de que contactó con 75 hospitales para rastrear si siguen los procedimientos recomendados.


En docenas de centros sanitarios en Nueva York, Pensilvania y Carolina del Norte y del Sur, menos de la mitad de las pacientes de maternidad fueron tratadas con prontitud por presión arterial peligrosa que las puso en riesgo de sufrir un derrame cerebral.


La investigación citó varios casos, entre ellos el de YoLanda Mention, quien fue enviada a casa tras dar a luz en unos de los principales hospitales de Carolina del Sur a pesar de tener una presión arterial peligrosamente alta.


Cuando regresó a la sala de emergencias con una presión aún mayor y un dolor de cabeza insoportable, el personal la obligó a permanecer sentada durante horas, según una demanda presentada por su esposo. Ella tuvo un accidente cerebrovascular mientras esperaba, y luego murió.

Visto 567 veces

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar