jueves, 16 agosto 2018, 19:53
Viernes, 20 Julio 2018 00:39

Barranquilla: Carnaval y deportes enamorados de Centroamérica y el Caribe

Escrito por  Harold Iglesias Manresa/CubaSí
Valora este artículo
(2 votos)

“Recibimos, al igual que 50 millones de colombianos con corazones y brazos abiertos a todos los deportistas de los 37 países que confraternizarán en estos XXIII Juegos Centroamericanos y del Caribe. Gracias a Barranquilla por vestirse de hermosa sede, por tantas alegrías. Gracias a la ODECABE. Estamos comprometidos a celebrar los mejores Juegos de la historia. Los declaro oficialmente inaugurados”.




Esas fueron las palabras del presidente colombiano Juan Manuel Santos en la ceremonia de apertura de la cita centrocaribeña en el Estadio Metropolitano de la urbe colombiana, conocida también como la Puerta del Paraíso colombiano.


Y bajo tal espíritu transcurrieron casi tres horas de ceremonia, con una dosis intensa de tradiciones y coloridos, de mixtura y raíces culturales. Y es que el Caribe todo está bañado por esa multirracialidad, esa diversidad genética, esa amalgama genética, de pasión por el deporte, de hermandad.


Así desfilaron los 37 países participantes, con la risa como premisa, antes de encarar el rigor de las competiciones. Abrió México, por su condición de última sede en Veracruz, para entregarles a los colombianos el batón de organizadores.


Se enseñorearon los cubanos, elegantemente vestidos con guayaberas y sombreros típicos, con el azul y el blanco de nuestra bandera en tonalidades protagónicas.


Esa fue postal de apertura, que incluyó las palabras de confianza de Steven Stoute, titular de la ODECABE, agradeciendo a la región, que vio germinar los juegos multidisciplinarios más longevos, con albores precisamente en suelo azteca en 1926. Confiando en el juego limpio y la confraternización  sana como premisas, asegurando de antemano una cita de elevado nivel cualitativo.


Luces, singulares coreografías y atuendos, globos, obras de construcción de un futuro mejor y el temperamento alegre de los barranquilleros reflejado en cada manifestación.


Baqui incitaba al contagio, el tema oficial “Viniste a ganar” se apoderó de todos, competidores o no, el fondo marino magnetizó a todos, enrumbando a un futuro mejor, y el merengue y el ballenato hicieron mover los pies a no pocos, saltando de sus asientos y preparando el terreno para lo que sería el colofón: el retorno de Shakira a su tierra, a cantarle a los suyos y a Centroamérica y el Caribe todo 14 años después.


Antes, en medio de esa ola de folclor caribeño, irrumpió la antorcha con toda solemnidad portada por varios hijos ilustres de Colombia: el futbolista Carlos Bacca, la ciclista Mariana Pajón, el primer doble medallista olímpico colombiano en la disciplina de tiro deportivo, y el pelotero campeón de la Serie Mundial, todo un ídolo en Barranquilla, Edgar Rentería.


Así, a ritmo de merengue marca registrada Checo Acosta, o mejor aún, montados en bicicleta, pedaleando al compás de Shakira y Carlos Vives, con la música y el “gen Barranquilla” impregnado en todos 72 años después de que organizaran un certamen de esta índole, nos despedimos, o más bien tomamos un ligero descanso, porque puede que el primer título para Cuba salga precisamente de las bielas de Arlenis Sierra, quien tomará la largada en la contrarreloj individual femenina, prueba que si bien no es su fuerte pues la asumirá tras la lesión de Yudelmis Domínguez, bien pudiera depararnos a todos la primera gran alegría dorada.


Por ahora, el último pedalazo en la noche barranquillera, lo dio la estrella del pop colombiano.

Visto 326 veces

Medios

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar