martes, 18 diciembre 2018, 22:04
Lunes, 09 Julio 2018 07:31

Kanté, de recoger chatarra en los suburbios de París a pieza clave en Francia

Escrito por  marca.com
Valora este artículo
(0 votos)

Es el pulmón de 'Les Bleus' con 52 kilómetros recorridos y 52 balones recuperados.

 

En la Francia de Griezmann y Mbappé, el que manda es N'Golo Kanté. Al menos para Didier Deschamps. "Es un gigante, el mejor del mundo en su posición", dice para referirse al menudo mediocentro del Chelsea, de 1 metro y 68 centímetros de altura.


"Y debe tener 15 pulmones, de lo contrario, no entiendo cómo se puede correr tanto", añade Paul Pogba, su pareja en el centro del campo, de 1,91. "Pero el grande es él", añade entre risas y con el mismo cariño que le tienen todos sus compañeros.


Porque Kanté es un jugador especial, distinto, un futbolista que se sale de los estereotipos de las estrellas. No suele vestir ropa de marca y tampoco tiene una flota de automóviles. Le basta con su Mini Cooper, el coche por el que cambió la 'scooter' con la que iba a entrenar en sus inicios.


No olvida de dónde viene, ni dónde trabajó esa espectacular condición física de base. Con 7 años, Kanté caminaba y caminaba por los suburbios de París en busca de chatarra que reciclar para contribuir a la economía familiar. Kilómetros y kilómetros diarios que se multiplicaron cuando con 11 años su padre falleció.
Entonces había que caminar más porque hacía falta más dinero.


Cuando empezó a jugar al fútbol le rechazaron varios equipos por su estatura, así que su historia está llena de superaciones e imposibles. Quién pensaría entonces que años después se proclamaría campeón de la Premier con el Leicester, que hoy lideraría a Francia o que el PSG estaría dispuesto a pagar 132 millones de euros por su fichaje.


Probablemente, sólo Kanté estaba convencido de que convertiría en realidad todos sus sueños, los que se empezaron a forjar viendo a Francia ganar el Mundial en 1998. La Francia multirracial de Zidane, Henry, Thuram, Desailly... Los ídolos de su generación.


Listo para la batalla


Ante Bélgica, en el derbi del Mundial, Kanté volverá a jugar un papel fundamental en el equipo de Deschamps, que a buen seguro que está tomando nota de lo que hizo Roberto Martínez ante Brasil.


Ante la Canarinha, el entrenador español abrió a las bandas a Lukaku y a Hazard y adelantó la posición de De Bruyne para que se colocara por detrás de Fernandinho y Paulinho. Bélgica volvió loca a Brasil con ese movimiento táctico del que tendrá que estar muy atento Kanté si se repite.


El mediocentro es el pulmón de Francia en este Mundial con 52 kilómetros recorridos. Además ha recuperado 52 balones y tiene la virtud de perder muy pocos.


De los 308 pases que ha dado, 276 han sido buenos, confirmándose como un mediocentro que no sólo sabe correr y rebañar balones a los rivales, sino que además tiene buen pie.



 

Visto 813 veces

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar