sábado, 21 julio 2018, 05:28
Viernes, 06 Julio 2018 05:50

Rusia 2018: ¿Hacia dónde irá el talento tras el Mundial? pregunta Don Dinero

Escrito por  Harold Iglesias Manresa/CubaSí
Valora este artículo
(1 Voto)
¿A dónde vas Kylian Mbappé? Hacia el mejor postor... ¿A dónde vas Kylian Mbappé? Hacia el mejor postor... sitio oficial de la FIFA

Pero detrás de rendimientos descollantes, estrellas emergentes, y jugadores que han estado por debajo de las expectativas, están las miradas de los scouts, agentes de clubes y por supuesto el empuje de Don Dinero.


El Mundial cae en un impasse, entre comillas, porque si bien cayeron los octavos de final, todos los cuerpos técnicos dibujan sus estrategias para ver de qué forma pueden mantenerse con vida en la carrera por contender hacia el título, reservado espacio para ocho países.

Pero detrás de rendimientos descollantes, estrellas emergentes, y jugadores que han estado por debajo de las varillas de las expectativas, están las miradas de los scouts, agentes de clubes y por supuesto el empuje de Don Dinero.

De hecho, el talento destilado por el ariete francés Mbappé y por otros jugadores noveles; la posible recalada de Cristiano Ronaldo en la Juventus de Turín (se especula sobre 100 millones al Real y 30 anuales para el jugador por las próximas cuatro campañas), la renovación millonaria del egipcio Salah por el Liverpool británico, o el club que se hará de los servicios del azteca Chucky Lozano… constituyen la comidilla tras bambalinas de muchos magnates del más universal, aún cuando las gambetas, los goles y las victorias, constituyen el epicentro deportivo del planeta por estos días.

El mexicano Hirving Chucky Lozano explotó con su talento en Rusia

De hecho, dando un pequeño salto hacia la vecindad del baloncesto, (es imposible no estar al tanto del “Rey” Lebron James), tenemos que este fichó con Los Ángeles Lakers por cuatro temporadas y un estimado de 154 millones de dólares.

De vuelta al balompié, tenemos que Neymar encabeza la lista con un valor de mercado de 244 millones de dólares, potenciados por sus 25 años de edad, además de sus 121 goles en 226 partidos jugados, además de un alto nivel de distribución, gambeta y creación de oportunidades, según refirió el ranking de CIES Football Observatory.

El segundo en ese listado, es el argentino Lionel Messi con valor de 196.7 millones. El rosarino ya cuenta con 30 años, algo que para la organización influye en que su capacidad ya llegó al máximo nivel, algo que es demostrado por sus 355 goles en 403 partidos con el Barcelona, con un alto puntaje en gambeta, creación de oportunidades y disparos a meta.

El top tres lo completa Harry Kane, del Tottenham Hotspur, con un valor de 192.5 millones de dólares, gracias a sus 24 años y 92 goles en 169 partidos. Su posición también viene marcada porque la Premier ha gastado muchos millones en fichajes y esto le da un plus al valor de los jugadores de dicha Liga, aunque en sus estadísticas destaque únicamente la de disparos a meta.

Cristiano Ronaldo aparece en un lejano lugar 12 dentro de este ranking. ¿La razón? Es el jugador de mayor edad del listado (33 años), además de 372 goles en 486 partidos, algo que supera por mucho al promedio de jugadores, además, de acuerdo al CIES, su puntaje es superior únicamente en el área de disparos a meta. La media de este top 15 es de 25.9 años.

El hecho de que 14 de los 15 primeros jugadores sean en posiciones de ataques tiene una explicación para esta instancia. “La mayoría de los futbolistas con los valores de transferencia más altos juegan en posiciones de ataque. Este perfil de jugador es, de hecho, tradicionalmente el que los clubes están dispuestos a pagar las tasas más altas. Este resultado llevaría a creer que los talentos ofensivos son más raros y, por tanto, más buscados.

Después de esta mirada profunda a las causales y los millones, no cabe duda de que la Copa se comporta como una vitrina, en la que talento, plata y clubes van de la mano, de ahí la urgencia de muchos por querer descollar o mostrar sus verdaderas potencialidades, especialmente si se trata de futbolistas jóvenes y que no se formaron en la cantera de ninguno de los grandes clubes del orbe, lo cual les garantizaría un contrato lucrativo y respaldo económico y de diversa índole desde edades tempranas.

Alcanzando incluso niveles insospechados de sumas, movimientos, estrategias, en franca ley del más fuerte, como si de capturar una presa en el Serengeti para mantenerte con vida se tratase.

Eso pudiera comportarse como un arma de doble filo para aquellos que abrumados por su primera presencia en la fiesta balompédica cuatrienal, con preocupaciones asociadas con el bienestar de los suyos, el esplendor de la sede, y otras variables de incidencia, lejos de deslumbrar con sus gambetas, esprintadas y obuses-disparos, se sumen en una especie de limbo.

Fatal para aquellos que se han erigido como verdaderos dueños en esta emergente industria lucrativa de nombre fútbol y deporte en sentido general, que pudieran disminuir sus ofertas o hasta declinar de un jugador X, o decantarse por otro no tan jugoso en los papeles previos.

La subasta no se circunscribe al más universal, aunque el Mundial es un catalizador indiscutible a la hora de focalizar el talento y apropiarse de él bajo el amparo de una chamarreta, grandes sumas de billete y un club que defender a "capa y espada", porque sabemos que la pertenencia en estas cuestiones de mercado y fichajes, queda relegada a planos bien secundarios.

Cristiano Ronaldo (33 años) ha visto disminuir su valor de mercado por causa de la edad.

Nunca antes como ahora habían valido tanto la juventud, velocidad y arte para regatear o defender de 22 hombres sobre la cancha. Mientras otros, los menos dichosos y en el orden de millones, coren detrás de un balón descalzos, con el deseo de no irse a la cama con el estómago vacío como principal anhelo.

Yo, como millones, seguiré disfrutando del Mundial de Rusia, sin más ninguna intención que el goce pleno con un buen espectáculo, torciendo por Brasil que es el once de mi predilección; y la necesidad de llevarles a ustedes las incidencias, desde mi modesta perspectiva.

Eso sin importar cuánto pueda haberle ofrecido el Real Madrid o Florentino Pérez a Mbappé; cuanto desembolsó el Liverpool por retener a Salah; si Cristiano, en curva descendente de rendimiento o no, recala en definitiva en la Bechia Signiora; o cualquier otra estratagema con trasfondo mercantil.

Visto 533 veces Modificado por última vez en Miércoles, 18 Julio 2018 05:29

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar