sábado, 17 noviembre 2018, 03:30
Martes, 26 Junio 2018 05:47

No olvido, no impunidad, exigen familias de ecuatorianos asesinados

Escrito por  Prensa Latina
Valora este artículo
(0 votos)

Familiares de los comunicadores del diario El Comercio insisten en pedir: ''no olvido, no impunidad y no repetición'', al cumplirse tres meses del secuestro, resultante en sus asesinatos.



Familiares de los comunicadores del diario El Comercio, cuyos cuerpos fueron identificados en Colombia, insisten en pedir: ''no olvido, no impunidad y no repetición'', al cumplirse tres meses del secuestro, resultante en sus asesinatos.

El reconocimiento de los cadáveres del periodista Javier Ortega, el fotógrafo Paúl Rivas y el chofer Efraín Segarra, en el Instituto de Medicina Legal y Ciencias Forenses de Cali, constituye, para los allegados a las víctimas, solo un paso más, en todo un proceso que debe acabar con la captura y enjuiciamiento de los responsables del hecho.

"Este 25 de junio, cuando se cumplieron tres meses desde su viaje a San Lorenzo, se ha determinado que los cuerpos recuperados por las autoridades colombianas de una zona rural del departamento de Nariño, corresponden al equipo periodístico secuestrado el 26 de marzo", afirmaron en un comunicado emitido desde el país vecino, a donde viajaron para acompañar la verificación.

Tras reconocer que asumen con "profundo dolor y consternación el repudiable crimen", insistieron en que no puede ser naturalizado ese acto violento, perpetrado por el Frente Oliver Sinisterra, liderado por alias Guacho, disidente de la exguerrilla Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia-Ejército del Pueblo.

Bajo esa premisa, las familias, quienes esperan la repatriación de los restos de sus seres queridos en las próximas horas (27 de junio), recalcaron que la identificación es el inicio de un camino de búsqueda de la verdad.

Si antes pedían información de las acciones del gobierno ecuatoriano para localizar y rescatar a los comunicadores, ahora, con la certeza de que fueron asesinados, esperan el esclarecimiento de las circunstancias.

"Como representantes de Javier, Paúl y Efraín, estaremos atentos y vigilantes de esos procesos. Si bien uno de nuestros principales objetivos desde el pasado 13 de abril era el retorno de sus cuerpos al Ecuador para darles una despedida digna y a su altura, esto no constituye un cierre o el final de esta historia", recalcaron.

En varias ocasiones, los familiares han mostrado malestar ante la divulgación de datos sobre el caso en las redes sociales, que no les son informados por las autoridades encargadas.

No obstante, reconocen la labor realizada por ambas administraciones, que permitió hallar e identificar, finalmente, a los miembros del equipo de prensa del diario El Comercio, cuya muerte fue confirmada el pasado 13 de abril por el presidente de la república, Lenín Moreno.

El crimen, uno de los tantos actos violentos cometidos por Guacho y su grupo en la frontera norte, desde principios de este año, se convirtió en una causa que unió al pueblo ecuatoriano, en vigilias y actos públicos realizados desde la desaparición del equipo, tras llegar a la localidad de Mataje, el 25 de marzo, para hacer un reportaje sobre la situación en el área limítrofe.

Las redes sociales también se convirtieron en un bastión de lucha, de demanda por conocer la verdad, datos que aún hoy permanecen en la sombra, pero que deberán revelarse ante la solicitud a una sola voz.

Etiquetas como #NosFaltan3, #ExigimoslaVerdad y #SiemprenosFaltarán3 han sido tendencia en los últimos tres meses, en espera de respuesta a los reclamos.

Por su parte, el gobierno nacional ratifica, a través de todos los ministerios involucrados en el tema de seguridad y protección ciudadana, el compromiso de combatir el crimen organizado, responsable de la situación fronteriza, transparentar sus acciones y no parar hasta llevar a los responsables ante la justicia.

La meta mayor, lograr estabilidad en la zona común y garantizar la seguridad de sus poblaciones, ayudados por programas que promuevan el bienestar de los ciudadanos residentes allí.

El caso de Javier, Paúl y Efraín, recién comienza con la aparición y devolución de los cuerpos a sus familiares.

Mientras, otra situación permanece en penumbras y en espera de respuestas, el secuestro de Katty Velasco y Oscar Villacís, una pareja de ecuatorianos, secuestrada por el grupo de alias Guacho en abril último y de quienes nada se sabe, después de más de dos meses.

Visto 234 veces

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar