lunes, 24 junio 2019, 04:56
Domingo, 24 Junio 2018 09:40

Peloteros latinos, joyas para el Juego de las Estrellas en EE.UU.

Escrito por  Diony Sanabia (*)
Valora este artículo
(1 Voto)
José Altuve José Altuve

A menos de un mes para la edición 88 del Juego de las Estrellas de las Grandes Ligas de béisbol estadounidense, casi 30 peloteros latinoamericanos, sin contar a lanzadores, reciben el beneplácito popular para ese encuentro.


Nuevamente, son los aficionados de este deporte los principales encargados de elegir a los peloteros de su preferencia para el llamado clásico de verano durante un proceso que tiene en cuenta el rendimiento en el terreno y las simpatías personales.

Entre todos los jugadores del torneo, el segunda base venezolano José Altuve, del vigente campeón Astros de Houston y considerado entre los mejores toleteros de la actualidad, acapara la atención de los fanáticos con más de millón y medio de votos a su favor.

Dicho partido, el cual tendrá otra vez como rivales a sendos elencos de los dos circuitos del certamen, está pactado para el 17 de julio en el capitalino Nationals Park, una instalación que puede acoger a 41 mil 506 espectadores.

Tras la divulgación a inicios de esta semana del segundo boletín sobre el proceso de votaciones, que incluye a cinco hombres por cada posición excepto a los representantes del box, sobresale el dominio de los latinos en el cuadro del equipo de la Liga Americana.

Como el receptor preferido de los votantes se encuentra el venezolano Wilson Ramos (Rayos de Tampa Bay), e inmediatamente después aparece el dominicano Gary Sánchez (Yankees de Nueva York).

El cubano José Dariel Abreu (Medias Blancas de Chicago), Altuve, Manny Machado (Orioles de Baltimore) y el dominicano José Ramírez (Indios de Cleveland) marchan a la vanguardia de los inicialistas, camareros, torpederos y antesalistas, respectivamente.

Después se ubican, por el mismo orden, Mitch Moreland (Medias Rojas), el sensacional novato venezolano Gleyber Torres (Yankees), el puertorriqueño Carlos Correa (Astros) y el dominicano Miguel Andújar (Yankees).

Los jardineros están encabezados por Mookie Betts (Medias Rojas), Mike Trout (Angelinos de Los Ángeles) y Aaron Judge (Yankees), y sus escoltas más cercanos son Michael Brantley (Indios), George Springer (Astros) y Andrew Benintendi (Medias Rojas).

J.D. Martínez (Medias Rojas) lidera a los bateadores designados, y Giancarlo Stanton (Yankees) lo acecha más que los tres restantes candidatos en la relación de esa responsabilidad.

Por otra parte, el conjunto de la Liga Nacional tiene como cátcher más popular de la elección que cierra el 5 de julio a Buster Posey (Gigantes de San Francisco), y en segundo lugar marcha el venezolano Willson Contreras (Cachorros de Chicago).

En la defensa del primer, segundo y tercer cojín dominan Freddie Freeman (Bravos de Atlanta), Ozzie Albies (Bravos) y Nolan Arenado (Rockies de Colorado), y el campo corto con mayor número de sufragios es Brandon Crawford (Gigantes).

Detrás de los últimos mencionados se sitúan, de idéntica forma, Anthony Rizzo, el puertorriqueño Javier Báez, Kris Bryant (los tres de Cachorros) y Dansby Swanson (Bravos).

Para defender las praderas, los aficionados se inclinan primero por Nick Markakis (Bravos), Bryce Harper (Nacionales de Washington) y Matt Kemp (Dodgers de Los Ángeles), y seguidamente lo hacen a favor de Charlie Blackmon (Rockies), y los venezolanos Ronald Acuña Jr., y Ender Inciarte (ambos de Bravos).

El último año, 21 peloteros de América Latina y el Caribe, lanzadores entre ellos, estuvieron en el Juego de las Estrellas celebrado en el Marlins Park, de la ciudad de Miami, Florida.

Con el resultado de ese desafío, que favoreció 2-1 al conjunto de la Liga Americana, el enfrentamiento histórico muestra actualmente un abrazo a 43 éxitos por bando y dos empates.

Un jonrón del dominicano Robinson Canó, de Marineros de Seattle, ahora castigado con 80 partidos sin jugar por violar el programa antidopaje de la justa, decidió el choque en la parte alta del décimo episodio en contra del elenco de la Liga Nacional, cuya última sonrisa se produjo en 2012 con lechada de 8-0.

Según estadísticas oficiales, tal conexión, ante los envíos del perdedor Wade Davis (entonces de Cachorros y actualmente con Rockies), fue la primera en medio siglo para dar ventaja a un equipo en extrainnings.

La novena del circuito menos antiguo, a cuyo roster se integró a última hora Canó, ganador también de la condición de Jugador Más Valioso del encuentro, abrió el marcador en el quinto capítulo.

Después de dos outs en la pizarra, el curazoleño Jonathan Schoop (Orioles) disparó un doblete, y acto seguido fue impulsado por sencillo del dominicano Miguel Sanó (Mellizos de Minnesota).

La igualada no demoró mucho en ocurrir pues el puertorriqueño Yadier Molina (Cardenales de San Luis) sacó la esférica del parque en la sexta entrada frente al dominicano Ervin Santana, coequipero de Sanó. Craig Kimbrel (Medias Rojas) se anotó la victoria, y a Andrew Miller (Indios) correspondió el juego salvado después de retirar a tres bateadores, el último por la vía del ponche.

(*) Corresponsal de Prensa Latina en Estados Unidos

Visto 591 veces

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar