lunes, 19 noviembre 2018, 04:23
Sábado, 23 Junio 2018 08:03

Protección al consumidor: ¿Resbalosa como la mantequilla?

Escrito por  Vladia Rubio /CubaSí
Valora este artículo
(5 votos)

Vender, comprar, consumir, acciones que para los cubanos implican una cuarta: aprender.Mi amiga me preguntó alarmada: ¿tú también compraste mantequilla ayer?


Y sí, la había comprado. Después de haberse perdido por un montón de tiempo, volvía a aparecer, dicen los chistosos que en saludo a los triunfos de Rusia en el Mundial –porque la susodicha venía de Ucrania, antigua república soviética.

La alarma y preocupación de mi amiga se sustentaba en que estaba vencida. Al menos, eso creyó ella luego de una rápida mirada al envase. En grandes número podía leerse allí: 14.04.2018. ¡Horror, estábamos a 22 de junio!

Incredulidad, preocupación, se alternaban en nuestro diálogo porque, además, habían sido muchísimos quienes compraron la dichosa mantequilla. La cola hablaba por sí sola.

Buscando la verdad fuimos donde reposaba la mantequilla, ignorante de nuestro sobresalto y resbalosa como siempre.

Con mucha atención y una lupa, porque el tamaño de las letricas era mínimo, casi imposible de descifrar hasta por los de mejor visión, descubrimos que la fecha grandota y rotulada en negro era... la de fabricación.

Qué bien. Se escucha suspiro de tranquilidad. ¿Pero dónde estaba entonces la fecha de caducidad?, ¿cuándo vencía? Varias de las personas que aguardaban en la cola habían comprado previsoramente varias barras para las vacaciones, cuando los muchachos están en casa y a toda hora andan “picando” algo.

Como si estuviéramos protagonizando un capítulo de CSI – ¿dónde andas querido Grissom?- volvimos sobre la conflictiva barrita y en ella, en el mismo bloque de texto minúsculo podía textualmente leerse:

“Las condiciones de almacenamiento y vida útil (con la humedad relativa no más de 80%), dependiendo de la temperatura: de menos 18 °C a menos 11 °C inclusive, no más 365 días; De menos 10 °C a menos 5 °C inclusivo, no más de 120 días; De menos 5 °C a 0 °C inclusivo, no más de 90 días; De menos 0 °C a 4 °C inclusivo, no más de 60 días.”

Solo en el caso que no se hubiera almacenado entre 0 °C y 4 °C es que podía estar vencido. Y claro está, debemos confiar en que haya permanecido bajo las temperaturas adecuadas desde su llegada, hace cuatro meses, a nuestra tropical isla.

En este punto estriba precisamente la primera inferencia que debe hacerse de este resbaloso caso: los consumidores cubanos no estamos acostumbrados, como tendencia, a leer las indicaciones contenidas en los productos alimentarios que adquirimos.

Como para una buena parte de los productos es mayor la demanda que la oferta, se arman largas colas y cuando por fin llegamos frente a los anaqueles o ante el dependiente que despacha, el acto reflejo es a “capturar” la deseada mercancía.

También uno piensa: si tanta gente está esperando y comprando no va a ser por algo vencido. Además, los cubanos somos consumidores confiados. Lo somos porque, en definitiva, en el caso de las tiendas estatales, el único suministrador es el Estado, y en él confiamos.

Otro gallo canta en latitudes diferentes donde a cada cadena o firma, a cada dueño lo que le interesa es vender a todo costa, y si tiene que desechar mercancías o rebajarles el precio es pérdida segura para sus bolsillos. En consecuencia, algún que otro caso de inmoralidades ha tenido lugar.

Aquí, es de esperar que conociendo las carencias, no se deje echar a perder ningún producto y muchísimo menos que se venda a la población algo caduco. De aproximarse la fecha de caducidad, lo indicado es rebajarle el precio e informarlo convenientemente de forma bien visible.

Desde el pasado 2 de junio entró en vigor la Resolución 54/18, del Ministerio de Comercio Interior (MINCIN), que regula la protección al consumidor. En la misma, queda comprendido entre los deberes de quien consume el “informarse sobre las características de los productos y servicios antes de efectuar el acto de compra”.

Por otra parte, entre las obligaciones generales de los proveedores de productos y servicios, se incluye “garantizar la información a los consumidores sobre las características y requisitos de los productos o servicios ofrecidos. Incluye las rebajas de precios y cualquier otra condición determinante, entre ellas la garantía de los productos o servicios, la fecha de producción y durabilidad de los productos perecederos; todo lo cual se consigna en el empaque, recipiente, envase, etiqueta del producto o en el anaquel del establecimiento comercial, según corresponda”.

A propósito de la aparición de este nuevo y necesario instrumento legal, el periódico Granma consignaba en fecha reciente que “La Resolución se debe a la dispersión legislativa con respecto al tema y a la tendencia creciente de las violaciones de los derechos de los consumidores; y su implementación constituye un paso previo a la futura Ley de Protección al Consumidor”.

Por suerte, en este caso de la mantequilla, la alarma parece haber sido infundada, y qué bueno, porque a pesar de los puntos en contra que suma al colesterol, es rica y aporta un montón de calorías, demasiadas.

Quizás hasta haya sido esa misma la mantequilla consumida por el equipo de Croacia al Mundial de Fútbol. De ser así, tantas calorías aportó a los jugadores que lograron esa imprevista goleada a Argentina.

Visto 1157 veces Modificado por última vez en Lunes, 25 Junio 2018 05:13

Comentarios  

 
#7 felix 27-06-2018 07:37
el otro problema es que no son capaces de mantener una marca de producto por mas de 1 mes, donde el consumidor se aferra a esa marca ya sea economica o por calidad y luego desaparece, nosotros los cubanos racionalizamos y queremos darle lo mejor a nuestros hijos y que el par de zapatos dure, el alimento tenga su valor de acorde al lugar que se compre y la calidad requerida, se le debe brindar al consumidor el producto que se merece y se sienta complacido con lo que ha adquirido. gracias
 
 
#6 felix 26-06-2018 14:53
la proteccion al consumidor empieza por la categorizacion de los establecimiento s comerciales donde todos los productos en cualquier cadena de tiendas tienen el mismo precio sin importar las condiciones estructurales del local, hoy hay mercados que estan destruidos, sin climatizacion, sin neveras de mantenimiento, con presencia de vectores, por lo que nunca un alimento va a durar lo establecido por el productor, la otra parte son los comerciales y el personal que sale a realizar las compras al exterior, somos un pais enteramente racionalizador y con 5 cuc queremos comprar un contenedor, pero esos compradores traen cada tipo de productos que llegan a su caducidad en tiendas solo y si acaso se venden 2.
 
 
#5 bayames 26-06-2018 07:41
hola, si de proteccion al consumidor se trata hasta cdo va a seguir pasando lo mismo, en todos los sentidos y lo mas doloroso en instituciones estatales, en la carniceria de cimex que esta en el paseo geral garcia de Bayamo, (La epoca) se REDONDEAN los precios de los productos que venden una vez que se pesan, por ej. muslos de pollo a granel, ya tienen preparados los paquetes, se llevan a la pesa y esta da segun el peso y precio por Kg el importe final, si la pesa te pone por ej. $5,36 ellos te cobran $5,40 dicen los trabajadores de alli que ellos no tienen manera de cobrar lo que indica el peso real de la pesa, y tienen la orientacion de redondear, incluso le voy a pagar con la tarjeta y tampoco, y si pagas en efectivo TAMPOCO, entonces, oiganme no es el hecho del centavo, es que ya de hecho tienen la orientacion segun los trabajadores de alli, de redondear por exceso yo le diria "ROBO ORIENTADO" HASTA CUANDO?
 
 
#4 felix 25-06-2018 14:55
desde la apertura economica en cuba y la despenalizacion del dolar se creo el registro nacional de alimentos y cosmeticos ubicado en el instituto de higiene de los alimentos y nutricion donde tanto el productor foraneo como el nuestro debe presentar las muestras de los productos a comercializar en el pais con todos los documentos correspondiente s y su presentacion general del producto al mercado con su etiquetado completo, para esto existen normas internacionales y cubanas, donde todo producto especificamente alimentos debe llevar su peso, composicion y fecha de fabricacion con durabilidad a partir de su fabricacion o fecha de vencimiento, para los paises de habla inglesa se coloca mes-dia-año, tambien se reciben en los almacenes mayorista el producto ya registrado en nuestro pais donde un funcionario de salud lo inspecciona y comprueba que cumpla con las normas establecidas para su consumo. en la red de tiendas el producto debe empezar a tener sus rebajas tres meses antes de su caducidad y se somete a tres rebajas, tambien se observan productos que sin llegar a su fecha de caducidad se deterioran y pierden sus caracteristicas , esto viene dado por la deficiente capacidad de almacenamiento de la inmensa mayoria de las tiendas, una vez vencido este producto no tiene valor comercial alguno y se consideran no aptos para consumo humano.
 
 
#3 olegario 25-06-2018 09:55
De una vez y por todas, en nuestro país el concepto de consumidor, cliente, usuario etc, ha desaparecido, somos sencillamente compradores de mala calidad, malos tratos, altos precios y de productos que en no pocas ocasiones ni se sabe que se compra, ejemplo las bolsas de yogurt y leche en polvo en nailon en blanco sin referencia alguna, y eso se tolera, se permite se justifica. Para que haya protección al consumidor, primero tiene que existir la conciencia de quien es el consumidor y no un recibidor de productos y malos servicios.
 
 
#2 DE JUAN 25-06-2018 07:28
?desprotección al consumidor no es consumir hoy mantequilla y luego buscarla durante uno o dos meses en la aplicación "DONDE HAY" y acudir a esas tiendas donde no hay realmente mantequilla o la tienda esta cerrada desde el 2015 como es el caso de la de Neptuno 753? ?!DONDE HAY MANTEQUILLA EN CUBA?!!!!!
 
 
#1 Juan 23-06-2018 18:22
He vivido en el exterior y viajado alguna que otra vez por ahi. Solo en establecimiento s de mala muerte un propietario se permitiria vender una mercancia vencida. Las demandas contra su bolsillo se lo impiden. Y rebajan muchisimo cuando algo empieza a tener cerca la caducidad. Seamos realistas,aca a veces no sucede asi. Buena llamada de atencion al consumidor nacional acerca de que lea las indicaciones de los envases pero contra eso ahora atenta la moda de impedir el acceso a las gondolas con una cadena plastica como sucede en la tienda de la gasolinera de 100 y 51 en Marianao
 

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar