sábado, 21 julio 2018, 13:20
Jueves, 21 Junio 2018 13:34

Rusia 2018: Perú, el adiós ingrato de los dioses del fútbol

Escrito por  Harold Iglesias Manresa/CubaSí
Valora este artículo
(1 Voto)
Mbappé define y el meta peruano refleja la resignación Mbappé define y el meta peruano refleja la resignación sitio oficial de la FIFA

Así lo percibieron la gran mayoría de los 32 789 espectadores asistentes, incluso los más febriles hinchas de Francia, así lo vieron en disímiles latitudes, pero los goles hacen a los vencedores y Kylian  Mbappé se encargó de encarrilar a los suyos a octavos de final al minuto 34 y de sacar a los sudamericanos de la carrera. Fugaz incursión peruana tras 36 años de ausencia.


Hemos hablado en más de una ocasión de merecimiento, de distancias acortadas entre favoritos y los menos contundentes. Hemos hablado de fortuna y la gracia de los dioses del fútbol. Hoy, lamentablemente hemos de hablar de la ingrata despedida y el cielo gris de Perú, que cedió 0-1 ante Francia con una imagen de mejor equipo sobre la grama del Central Stadium de Ekaterimburgo.

Así lo percibieron la gran mayoría de los 32 789 espectadores asistentes, incluso los más febriles hinchas de Francia, así lo vieron en disímiles latitudes, pero los goles hacen a los vencedores y Kylian  Mbappé se encargó de encarrilar a los suyos a octavos de final al minuto 34 y de sacar a los sudamericanos de la carrera. Fugaz incursión peruana tras 36 años de ausencia.

El partido:

Con toda la capacidad para encarar a los rivales, sea cual fuere su casta Perú salió al césped, con la misma irreverencia que ante Dinamarca, solo que igualmente carecieron de ese tino definidor que en teoría debió aportar Paolo Guerrero. Pero ni él, ni Farfán, ni Carrillo lo consiguieron.

Después de 15 actos sin conocer la derrota y 29 goles en 20 partidos de ruta clasificatoria, los peruanos encajan dos reveses costosísimos y no han saboreado el cántico de gol en Rusia.

Lo cierto es que Perú controló el balón, tuvo ocasiones de gol, y creó situaciones de peligro para al menos no irse con la daga del revés en su pecho. La más clara, de Guerrero en el 31, tras buena jugada de Christian Cueva, y que fue atajada por el meta francés Hugo Lloris, que se regaló puerta cero en su partido 100 bajo los tres palos de la selección gala. También recordarán con dolor el zapatazo de Pedro Aquino desde las afueras del área en el 50, que se estrelló en el ángulo izquierdo y caprichosamente dijo adiós rumbo a las tribunas.  

Lo buscaron, se conjugó Farfán con Guerrero tras la salida de Yotún, ganaron en circulación e ideas, pero pese al acorralamiento y las embestidas, la Galia se mantuvo incólume.

Del otro lado Deschamps alineó menos ofensivo, se vio algo más de química en la primera media hora de los franceses, amén de que ya enrumbados a octavos, uno de los grandes contendientes en materia de juego, sigue dejando algunos vacíos.

Sin el explote aún del líder Antoine Griezzman Mbappé asumió el rol de goleador y por si eso no bastara a sus 19 años y medio se convirtió en el más joven goleador de Francia en una fase final de una competición importante, honor que hasta ahora tenía el jugador de origen argentino David Trezeguet desde que con casi 21 años marcara un tanto a Arabia Saudí en el Mundial de 1998.

El jugador entró en un club restringido de anotadores con menos de 20 años, junto a nombres como Pelé, Tostao o Messi. La diana se produciría al 34, y sin tranquilidad, los europeos se aferraron al triunfo como Odiseo al mástil de su barco para eludir el canto de las ninfas.

Así, le France suma siete duelos sin perder en competición oficial contra naciones sudamericanas y 758 minutos sin recibir un tanto. El último se lo marcó el brasileño Careca en cuartos de final del Mundial de 1986.

Factores X:

1-    El talento individual de los franceses, capaces de armar una jugada en un parpadeo y de culminarla Mbappé.

2-    El trabajo serio y responsable de Pogba en la contención, capaz de neutralizar con sus recuperaciones, buena parte de las embestidas peruanas.

3-    La ausencia de tiro de gracia por parte de la artillería sudamericana, que en lo futbolístico lo hizo casi todo.

4-    La marca férre de Umtiti sobre Guerrero.

5-    La espalda vuelta de los Dioses del Fútbol, que por enésima ocasión se posan en los hombros de un elenco grande.

Francia sonríe, Perú llora, así de sencillo. El C, despeja alguna duda sobre sus posibles pasajeros a octavos.

Visto 381 veces

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar