viernes, 20 julio 2018, 00:25
Miércoles, 20 Junio 2018 05:12

Flamenco rosado resucita en cayos de Cuba

Escrito por  PL
Valora este artículo
(2 votos)
El flamenco rosado, una de las aves más grande del mundo, recuperó su espacio en Cayo Coco, luego de que su hábitat fuera afectado por los fuertes vientos del huracán Irma en septiembre del pasado año.

Hoy en la zona sur del islote se avistan animales de diferentes tamaños, unos que retornaron a su hábitat y otros que nacieron allí, pues las condiciones actuales del lugar favorecen su desarrollo.

Las lluvias ocurridas en la región en la última etapa, beneficiaron los aguachales de esa área, y ahora existe un buen ambiente para su subsistencia, descanso y ciclo reproductivo, el cual comprende entre los meses de abril a junio.

Perteneciente al Gran Humedal Norte de Ciego de Avila, la reserva ecológica Centro -Oeste de Cayo Coco constituye el hábitat permanente de una de las mayores colonias de flamenco rosado de Cuba, entre los principales símbolos del destino turístico Jardines del Rey, en el litoral norte de la provincia Ciego de Avila.

Por tal motivo especialistas medioambientales realizan acciones de conservación y monitoreos constantes en esa área, encaminados a salvaguardar el medio para la evolución de la carismática ave.

Conocidos científicamente como Phoenicopterus ruber, estos animales son omnívoros y se alimentan de insectos, crustáceos, moluscos y otros invertebrados marinos, y también, de semillas y algas de las aguas poco profundas.

Distinguidos igualmente como el pájaro de fuego, el Ave Fénix mitológico considerado por los egipcios, tienen el hogar en lagunas costeras del litoral norte de Cuba.

Los flamencos son aves muy llamativas por su encendido plumaje color rosa, largas patas, cuerpo relativamente corto y pico curvo, cualidades que encanta a los turistas que transitan por el pedraplén (carretera sobre el mar) hasta el balneario Jardines del Rey.

Es precisamente en horas del atardecer cuando los enormes pájaros tienden a reunirse en manadas o trasladarse en grupos volando sobre la superficie del agua de un lado al otro de la vía.

Un espectáculo similar impresionó hace unos cuantos años atrás al famoso escritor norteamericano Ernest Hemingway, cuando en su yate Pilar recorrió las costas de la Isla Grande.

'El contraste entre el negro y el rosado de su plumaje, con cuellos largos, batían sus alas rosadas y negras, picos negros y blancos curvados', así describió en su libro Islas en el Golfo.

'Su tamaño y el que sean tan feas en detalle y a la vez tan perseverantemente bellas, deben ser aves viejas, de los tiempos remotos', escribió.

Jardines del Rey, distante a unos 500 kilómetros de La Habana, es uno de los principales destinos de sol y playa de Cuba.

Visto 363 veces

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar