lunes, 16 julio 2018, 02:31
Sábado, 16 Junio 2018 13:56

Rusia 2018: Argentina se abraza con el hielo islandés

Escrito por  Harold Iglesias Manresa/CubaSí
Valora este artículo
(1 Voto)

En el fútbol, intentar ir por la victoria no es suficiente, en ocasiones. No podemos decir que Argentina no la buscó ante el rocoso Islandia.

Pero sucede que chocó con el cerco de hielo defensivo planteado por sus rivales y no pudieron pasar de un abrazo a uno, con dudas en su accionar y algo de sinsabor en sus hinchas.

Los albicelestes salieron a la grama de Moscú con el listón de las expectativas por las nubes como uno de los grandes favoritos para dominar el grupo C, con Lionel Messi como bujía incuestionable de una plantilla experimentada, con siete hombres que incluso estuvieron en Sudáfrica 2010.

Enfrente, una nación con poco más de 300 mil habitantes, que desde la Eurocopa del 2016, cuando avanzaron hasta los cuartos de final, vienen siendo una de las revelaciones europeas. No descuellan por esa genialidad en los botines de sus efectivos, pero sí por una solidez enorme en su planteamiento, juego físico, hermética defensa, con complemento de buenos en el contraataque.

Con esas miradas sonó el silbatazo inicial, desde el cual Sampaoli se mostró sorpresivo al colocar de regulares a Maximiliano Mesa Nicolás Tagliafico. Messi, en su rol de genio creador, nuevamente se vio urgido de buscar balones muy arriba; la ausencia de conexión de las líneas albicelestes que se presumía en los análisis precompetencia, se confirmó sobre el césped.

Cayeron los primeros compases, con el ir y venir de ambos onces, una Islandia desprejuiciada ante el mayor aval de su oponente. De hecho, estuvieron a punto de abrir el marcador, luego de un error de la zaga argentina.

Sin embargo, fueron esos últimos los primeros en marcar, con un desmarque individual del Kun Agüero en el corazón del área definido magistralmente de zurda: cañonazo al 90 inalcanzable para el arquero islandés.

Los europeos fueron a por la igualada y la consiguieron. Un rechazo en el área, luego de un fogonazo de Sidgursson, fue aprovechado por Alfred Finnbogason para colocar el abrazo.

El marcador se mantendría congelado hasta el epílogo, pero algo más sucedería. Argentina buscaba irse arriba, consiguió ocho corners. Messi incluso pudo darles la sonrisa, pero cobró un penal muy al centro y el cancerbero islandés le paró el disparo. No fue agraciada la jornada para el crack argentino del Barcelona, quien se vio con un rascacielos de presión, careció de su habitual mirilla telescópica en los cobros a balón parado y, en definitiva, no pudo halar lo suficiente de su plantel.

La entrada de Ever Banega le cambió un poco la cara a la selección, pero no conseguían hallar la brecha al cerco islandés y su capacidad definidora se diluía, luego de rebasar los tres cuartos de cancha.

Corría el reloj, las dudas seguían haciendo sombra, e incluso los europeos casi se adelantan en el score que vio caer el telón con la paridad.

Factores X

1- La falta de cohesión y engranaje en las líneas argentinas, lo que hizo que una vez más Messi viera reducido su poder de fuego, al verse urgido de buscar los balones e iniciar jugadas demasiado arriba.

2- El rigor defensivo y de marcas de los islandeses, capaces de aprovechar sus ocasiones y de crear preocupación en contragolpes.

3- El arquero islandés con par de paradas, incluido el penal de Lio.

4- Messi sin su acostumbrada genialidad, quizás sumido en la excesiva presión que sobre él descansa.

Esta situación pone cuesta arriba la llave C, coloca a Croacia con grandes opciones de liderar la llave, en la cual no hay nada definido, pues Nigeria no es una panacea ni mucho menos.

Habrá que esperar a ver qué sucede en el duelo pactado por los croatas y nigerianos dentro de muy poco.

Visto 295 veces

A puro dolor, como el tema de Song By Four, deben haber vivido los hinchas de España y Portugal el partido entre ambas selecciones correspondiente al Mundial de Rusia, definido con empate a tres goles.

Es tiempo de iniciar el sueño para 32 naciones, de captar las incidencias de cada uno de los 64 duelos mundialistas, de tener los nervios al límite...

Comentarios  

 
#1 latinoV 18-06-2018 16:15
Quisiera equivocarme porque siempre mi equipo ha sido Argentina, pero de Messi no se pueden esperar sus acostombradas genialidades como lo hace con el Barca, porque sencillamente es mucho mas español que Argentino, en cambio CR7 se ve que es mas portugues que messi Argentino
 

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar