miércoles, 19 septiembre 2018, 22:17
Viernes, 08 Junio 2018 00:34

MIRAR(NOS): Aprendamos de los animales (Parte II y final)

Escrito por  Liz Martínez Vivero/Especial para CubaSí
Valora este artículo
(6 votos)

A la sexualidad no encuentro una explicación razonable para que sigamos empeñándonos en las etiquetas.



Nosotros, llamados seres humanos, ponemos más complicaciones a las cosas simples. A la sexualidad, por ejemplo, no encuentro una explicación razonable para que sigamos empeñándonos en las etiquetas y en las críticas despiadadas a quien sea, al que haga algo diferente a lo nuestro.

Para que se me entienda bien: ¿cuándo en esta columna les he dicho que soy homosexual, hetero o bisexual? Ustedes asumen que soy hetero porque les he hablado de mi hijo, pero una cosa no lleva a la otra. Tampoco en los animales, como les venía explicando desde el pasado viernes.

Los bonobos, que son los primates más cercanos genéticamente a nosotros, desarrollan una sexualidad y unos códigos de conducta sobre la base del respeto, aunque no sepan que de respeto se trata. Y hago un alto en el camino, porque el respeto debiera ser justamente así, de una forma inconsciente, de una forma natural, que funcione a pesar de nosotros mismos, de nuestros soberanos intereses y de nuestras individualidades.

Sigo con los bonobos; bien, el caso es que en una misma comunidad pueden convivir bonobos homosexuales, bisexuales y heterosexuales sin conflictos aparentes, con individuos de mayor o menor edad, y es la única especie, además de la humana, que copula cara a cara.


Asimismo, algunas parejas pueden ser duraderas, pero otros cambian de pareja sexual frecuentemente; las parejas homosexuales suelen adoptar y criar a miembros huérfanos o colaborar en la crianza con los grupos matriarcales; las hembras se masturban entre sí por diversión; las disputas jerárquicas entre machos suelen acabar en diversas caricias eróticas.

Gracias a las técnicas más avanzadas de ADN, se han encontrado águilas, gansos, cisnes, gibones, castores y distintas especies de aves, hasta ahora consideradas monógamas, con padres distintos a los que las cuidaban desde el nacimiento. Por ejemplo, un estudio de 180 especies de pájaros cantores socialmente monógamos descubrió que solo el 10% era sexualmente monógamo.

Las relaciones poligámicas también son muy frecuentes, y se producen en todas sus combinaciones posibles, como la poliandria (una hembra se relaciona con dos o más machos) o la poliginandria (dos o más machos con dos o más hembras). La poliginia (un macho con dos o más hembras) es la poligamia más común entre vertebrados, y es, por ejemplo, el «estilo de vida» del ciervo, capaz de reunir a su alrededor un auténtico harén. No obstante, también hay espacio para la fidelidad absoluta: el albatros jamás vuelve a emparejarse si muere su pareja, al igual que la cigüeña blanca.

Hoy no le pido que asuma una u otra postura. Siéntase libre, como los animales, de correr por la pradera (entiéndase, vivir la vida).

Visto 704 veces Modificado por última vez en Sábado, 09 Junio 2018 05:39

Comentarios  

 
#8 Naomi 13-06-2018 09:54
Hay algo que aun no logro entender, la sexualidad es parte de nuestra intimidad, y muchos de los conflictos son por hacerla pública. No hablo de esconderse, solo que fuera de la familia y con límites, hay comentarios y actitudes que no son necesarias, tanto para homosexuales como heterosexuales. Si gran parte de la población aprendiese a respetarse, auto valorarse y poner cada cosa en su sitio, no buscarían la aceptación de su sexualidad como demostración de personalidad. Como mismo sucede con el racismo, la discriminación de género, etc. Piénsenlo
 
 
#7 mishastgo 12-06-2018 16:36
PERO QUE ES ESTO???... Ahora todos contra Daniel...??... ademas... que es este articulo?... con los problemones k tenemos de salario, de calidad de vida, economicos... de gente k no quiere ir a sembrar papa... de quienes no queremos ser panaderos y estamos diluyendonos en k si hacemos el sexo como los puercos o como los monos.. y el amor ...eso k hemos puesto hasta en las canciones donde queda?... que quedara del raciocinio nuestro... acaben de los k quieran tener sexo con quien quiera... incluso hasta con los marcianos k lo hagan... sean libres... coño pero dejen a los heterosexuales tranquilos.... le ronca el mango...
 
 
#6 Jorgito el curioso 12-06-2018 10:55
...yo a los bonobos los adoro.... me imagina a Gina.. -oye sara, eso de quitarle a paco los platanos no estuvo bien... Sara.. -la verdad q me pase Gina, disculpame, ahora mismo te masturbo... Gina. -Ok, Sara.. la verda ya me hacia falta un orgasmo, cuquita me ocupa mucho tiempo enseñandole como besar....... jajaja los adoro.. slds.
 
 
#5 carlos_habana 11-06-2018 14:15
POBRE DANIEL!
 
 
#4 Mimisma 11-06-2018 10:31
Daniel sigue usted tropezando con la misma piedra, !Hombre, nadie quiere imponerle nada, usted es un ser racional pero cada ves que opina demuestra lo contrario, le zumba el mango caramba!
 
 
#3 Mari 11-06-2018 09:11
Daniel, por favor, por personas como usted y su modo cuadratico de pensar es que la humanidad no deja de quedarse estancada en este mundo donde hay mas miseria humana producto de la discriminacion y la desigualdad. Reflexione y tenga una mente abierta... sldos.
 
 
#2 Ariel 11-06-2018 09:00
Creo que la especie humana deberia de aprender muchisimo de los animales, solo que ellos no entienden de moral ni de prejuicios, en el caso de los humanos lo que es realmente criticable es hacerle daño a los demas..El RESPETO al DERECHO ajeno es la PAZ... ningun ser escoje su estatura ni su color de piel ni su orientación sexual..que trabajo les cuesta a algunos entender algo tan simple...
 
 
#1 Daniel 08-06-2018 11:07
Sigo insistiendo, Liz, que es muy lamentable que nos motives a aprender de los animales y a correr por la pradera, pues aunque es una metáfora, eso es lo que el género humano está haciendo con mucha frecuencia, literalmente hablando. En lo personal, creo que los animales no pueden enseñarme cómo ser y vivir.
 

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar