viernes, 19 octubre 2018, 03:57
Jueves, 24 Mayo 2018 16:38

El vuelo de la vida

Escrito por  Katia Siberia*
Valora este artículo
(6 votos)

Parece caótico, sin sentido. Parece la muerte. Y también se me parece a la vida, tan llena de esos «de prontos» y cosas absurdas.



Cuando un avión despega, uno siente que el estómago está más cerca del corazón o que son la misma cosa, y hasta que no se vuele sin que el ascenso sea un abrupto contrapicado, ese susto, ese «de pronto», no pasa. Y luego pasa uno a olvidarse del estómago y a ocuparse del zumbido de los oídos, y llegan a desoírse finalmente todos los síntomas del ascenso… y del aterrizaje.

Da igual si subes o bajas en un Airbus o en un Boeing 737, como el que se elevara y cayera este viernes sobre La Habana sin que hubiese tiempo, apenas, para que sus pasajeros acomodaran los sobresaltos del despegue. Sin margen para ir de un susto a otro y entender si era porque ascendían o era porque descendían. Si de pronto iban a la tierra o al cielo. O a los dos lugares al mismo tiempo, como ya sabemos.

Parece caótico, sin sentido. Parece la muerte. Y también se me parece a la vida, tan llena de esos «de prontos» y cosas absurdas.

¿O cómo uno entiende que un joven sobreviva a una complicadísima operación del cerebro, que incluso haya tenido que viajar al extranjero con la anuencia del Sistema de Salud porque acá no podía intervenirse, que se haya salvado de esa dolencia rarísima, y que luego de un turno médico de rutina, de regreso a casa, se muera? Que se muera después de salvarse.

¿O que un médico se aleje durante años, que se pierda la vida de sus seres (a costa de ayudar a otros) y a cambio de cosas que envejecen y se gastan, y terminen todos perdiéndolo a él y él perdiendo todo?

¿Cómo se descifran las lógicas del destino que mata a un padre, luego de felicitar a su hijo que cumplía 12 años, cuando muy probablemente ese niño no quiera crecer nunca para no acordarse de que su aniversario de vida es también aniversario de muerte?

¿Qué se le dice al hijo de un ingeniero de vuelo que tantas veces veló por la seguridad en las alturas, luego de que su padre se elevara al cielo como pasajero normal en el único vuelo en el que podría relajarse, no estar al tanto de nada…? ¿Quién lo convence de que la muerte y la vida se tejen de probabilidades?

¿Qué podrían decir las cajas naranjas, que solo las llamas terminan nombrando negras, como para que las culpas encausen el dolor y los vivos entendamos cómo una cosa lleva a la otra y la vida a la muerte? Y viceversa, la muerte a la vida: porque los sobrevivientes, los que no conocíamos a esos muertos, debemos creer ahora con más fuerza en la intensidad de los días. Los familiares no. A estas alturas, no pueden comprender nada todavía.

¿Quién les traduce «el espíritu santo» a los huérfanos de los 10 matrimonios religiosos que tantas veces debieron haberle dicho a sus hijos que Dios era amor y misericordia? El mismo Dios que los desamparara después de una tragedia que haría decir al reverendo de esa orden: «eso no se explica con palabras». Pero los niños son preguntones y él lo sabe, y el Dios todopoderoso, más. ¿Entonces?

¿Quién convence a la avileña Trinchet, que perdió dos hermanas de un solo estallido, que ahora debe ser más fuerte de lo que ya debía serlo con su hijo padeciendo una horrible enfermedad? ¿Quién se atreve a decirle que la vida sonríe?

¿Cómo se lee una lista de fallecidos sin que el consuelo le alcance ni a aquellos que, al menos, tuvieron una despedida?

Cuando sabes que las despedidas en los aeropuertos son tan inservibles, pues el tiempo en los salones de espera casi siempre te deja con ganas de otra, y otra tampoco hubiese bastado, porque la gente nunca entiende que un adiós puede ser el último hasta que es.

Hay tanto de absurdo en ese vuelo, tanto de muerte… y de vida.

*Tomado del blog personal de la periodista: https://laletradesiberia.wordpress.com

Visto 1535 veces Modificado por última vez en Miércoles, 30 Mayo 2018 15:05

Comentarios  

 
#16 manuel 31-05-2018 09:40
En el año 1988 realice mi primer viaje en Avión. Fue a Bulgaria. en esa etapa se realizaba las Competencias de los ejércitos Amigos. Posterior viaje en varias oportunidades a varios países. era ya con relación a Mi trabajo y la Función que desempeñaba. el ultimo viaje lo realice. en el 2006. jamás en los años que monte avión me podía parar del asiento. ni iba al baño. era con una tención constante. ni miraba para abajo. Pienso que al pararme o al caminar por el pasillo me caigo o el avión se va de lado. se que todo esto es psicológico y psíquico. pero jamás he superado esto. he perdido oportunidades buenas de trabajo. y por no montar avión las he rechazado. He estado en el mar de todo he echo en el mar. hasta de noche. sin embargo no soporto estar en el aire. Mi hermano es Capitán de Barco lleva 30 y pico de Años Navegando. le Tiene temor a montar elevadores. tiene que ser acompañado. si es solo no monta. Ya ustedes ven ahí de todo en esta vida.
 
 
#15 Jade 29-05-2018 16:37
No creo que se deba estar culpando a Dios por esto, algunos dicen cuando alguien mata o asesina a mansalva que: "Tenía al Diablo en el cuerpo" ¿será sólo una expresión? Dios tiene un gran enemigo, es ese de la expresión y es tan omnipresente y omnisciente como él, no lo creen? mire que he visto cosas en este mundo, una de ellas fue una película basada en hechos reales donde trabajaba creo que Anthony Hockin es así? el que hace de Anibal, es sobre una familia que vivía en el campo y una niña era poseida por unos demonios, siempre recuerdo unos gatos que se van alineando y cada uno dice realmente que es hijo del rey de los infiernos, pobre muchachita, yo no lo dudo, es una película muy interesante, deberían repetirla, hay cada comentarios que merecen verla para que saquen conclusiones.
 
 
#14 Aries 73 29-05-2018 16:00
Buenas tardes, gran pesame para los familiares de las victimas del accidente aereo ocurrido en la habana. por dios no quisiera estar en el pellejo de los familiares de las victimas por que debe de ser un dolor muy muy grande.
 
 
#13 Etcétera 28-05-2018 17:27
#12 Yanet No sé si practicas la religión cristiana o la católica. Ojalá que sí. En estos días se ha cuestionado cantidad a raíz de este suceso la verdad sobre Dios. Con respecto a lo que Ud. dice yo quiero responder que al entendimiento de la lógica Dios SÍ es culpable de esto, porque "él" (¿por qué no ella?) es omnipotente y omnisciente según sus creencias, y además porque "él" es el creador del Universo, lo que implica que es creador de todo dentro del Universo, ya sea material u ocasional...
 
 
#12 Yanet 28-05-2018 11:47
El dolor es muy grande, pero no debemos juzgar a Dios ni cuestionarlo. Dios es amor, paz y misericordia, él no construyó el avión, ni lo inspeccionó ni tuvo la culpa de que circulara un avión que quizás no tenía las condiciones. No lo culpemos a él.
 
 
#11 carlosvaradero 28-05-2018 09:11
Es desgarrador todo lo sucedido, son cosas que no deberían suceder, al menos no de esta forma, es como arrebatarle la vida a gente tan joven y con tanto por hacer por los seres queridos que dejó, padres, hijos, hermanos, esposas.
No hay palabras de consuelo, no existen, en cambio otros mencionan a dios y tratan inútilmente de buscar paz y consuelo para ese dolor.... si acaso dios existiera, permitiría que cosas tan horrendas como estas pasaran?... si Dios existiera como las permite?
Ustedes ya dirán...
 
 
#10 Teresa 27-05-2018 13:02
DIOS TODO ES AMOR, AMA A TU PRÓJIMO COMO A TI MISMO, EN ESE MANDAMIENTO ESTÁ ENCERRADO LOS OTROS 9
 
 
#9 Teresa 27-05-2018 12:47
KATIA, QUÉ LINDO ESTÁ ESE ESCRITO, ME VOLVIÓ A HACER LLORAR, CADA VEZ QUE ME ACUERDO O LEO ALGO DEL FATÍDICO ACCIDENTE, QUÉ AZAROZA ES ESTA VIDA, QUÉ LLENA DE PROBABILIDADES, QUÉ DESTINO, ESAS SON COSAS BIEN FUERTES DE LA VIDA, NADIE SABE DÓNDE VA A ENCONTRAR LA MUERTE.
 
 
#8 Loly 26-05-2018 22:02
Annaly pienso igual que tu, me he mantenido tambien siempre atenta a cuanta noticia nos ofrece la televisión, he llorado desde la primera noticia sintiendo la perdida, sintiendo el dolor de cada familia, de esos niños pequeños que perdieron la vida, de todos esos jovenes en la flor de la juventud, no logro apartar de mi mente el rostro de la joven doctora y de su bebita Alexia de 15 meses, es duro muy duro lo sucedido. Esperemos que Maylén la otra sobreviviente logre vivir.
 
 
#7 # CRITO NO SUNE 26-05-2018 10:23
Creo que Dios nos llama al amor, a creer en el por que el es el padre, y no a desobedecer. A Dios no se juzga , se le obedece y se cree en el, pienso como cristiana que en la vida siempre Dios tiene un propósito, y no con tanta muerte y dolor tan profundo para familiares , amigos, y pueblo en general. Hay que sentarse a pensar a profundidad como cristiano, lo importante de la fe. Y los que no son creyentes es hora de buscar de dios. Ir a la Biblia y buscar de Dios, que en el hay consuelo, hay paz, hay AMOR… 1 Pedro 4:7-10 Más el fin de todas las cosas se acerca; sed pues prudentes y de espíritu sobrio para la oración. …sed fervientes en vuestro amor los unos por los otros… Sed hospitalarios los unos para con los otros, sin murmuraciones. Según cada uno ha recibido un don especial, úselo sirviéndoos los unos a los otros como buenos administradores de la multiforme gracia de Dios.
 

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar