viernes, 19 octubre 2018, 02:35
Viernes, 18 Mayo 2018 04:50

La Petra von Kant cubana desata sus emociones en EE.UU.

Escrito por  PL
Valora este artículo
(1 Voto)

La Petra von Kant de Carlos Díaz desencadenó sus emociones bajo la mirada de la audiencia estadounidense interesada en el trabajo del director teatral durante el festival Artes de Cuba que continúa hoy.



El actor cubano Fernando Hechevarría volvió a encarnar el personaje creado por el alemán Rainer Werner Fassbinder con la misma maestría y desgarramiento de hace casi una década atrás, cuando la puesta en escena de Díaz y su grupo El Público se presentó por primera vez en La Habana.

Ahora, Las amargas lágrimas de Petra von Kant, esa pieza convertida en una de las más exitosas de la reconocida compañía teatral de la nación caribeña, confirmó sus grandes valores artísticos en el Teatro de la Familia del Centro John F. Kennedy para las Artes Escénicas de Washington DC.

En ese espacio, sede del festival dedicado a Cuba que se desarrolla del 8 de mayo al 3 de junio, ya El Público mostró su quehacer hace un año con Antigonón, un contingente épico.

Con este regreso a la capital norteamericana Díaz y su grupo volvieron a ganarse el favor de la audiencia de este país, que anoche, en la segunda y última presentación de la obra, se puso de pie para aplaudir la producción en general, y el excelente trabajo de los actores, en particular.

Tanto Hechevarría, con su poderosa interpretación de Petra, como Luis Manuel Álvarez en el papel de Karin; Yanier Palmero en el de Marlene; y Roberto Romero en el de Sidonie, cumplen con éxito el reto de desempeñar roles femeninos.

Completan el elenco Alicia Hechevarría y Clara García como Gabriele y Valeria, respectivamente, para redondear una historia que reflexiona sobre las relaciones íntimas, sociales y familiares, al tiempo que habla de dominaciones e hipocresías de forma transgresora.

Petra, una figura arrogante, propensa a maltratar a su ayudante Marlene, sucumbe a los encantos de la joven y gélida Karin e inicia con ella una relación basada en la manipulación, el interés y la posesión.

Esta es una obra muy bien escrita interpretada por un actor cubano de valía extraordinaria, un Fernando Hechevarría que mantiene en vilo a todo el mundo en la sala, unido a un grupo de actores jóvenes que también suben el listón, expresó Díaz a Prensa Latina sobre la acogida de la propuesta en Washington DC.

A su vez, el protagonista consideró que, al tratarse de un texto del gran Fassbinder (1945-1982), da todas las posibilidades 'imaginables e inimaginables' para la comunicación con cualquier audiencia.

Pero, además, creo que la manera en la que Carlos le aportó la cubanía, a partir incorporarle esos guiños que tenemos como nación y con los cuales podemos jugar, le da a la pieza una mayor connotación, 'y creo que ahí está el gran encanto cada vez que el público la ve', estimó el intérprete.

En tanto, Alicia Hechevarría resaltó el modo en que los espectadores estaban muy metidos dentro de la obra. 'Es lindo ver cómo los mismos códigos siguen funcionando donde quiera que vamos'.

Visto 303 veces

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar